Letra L

Letra L

Letra K Letra M Menú de autores / Authors menu Atrás / Back Inicio / Homepage Info Enlaces / Links Los 14 poemas del mes / Poems selection Buscar / Search Autores siglo XXI Canciones / Songs Traducciones / Translations Novedades / New Herramientas / Tools Correo / Email Tienda / Shopping
MENÚ POR TÍTULO Y PRIMER VERSO

LA ACTITUD

La adolescente viste de seda blanca

LA AGONÍA DE PETRONIO

LA ALBORADA

La aldea en donde pasé mi infancia no llegaba a crecer y a convertirse en ciudad

LA ALIANZA

LA ALUCINADA

LA AMADA

LA AMENAZA DE LA FLOR

La amistad silenciosa de la luna

LA ANTIGUA CANCIÓN

LA ANTORCHA

LA APARICIÓN [Julián del Casal]

LA APARICIÓN [Amado Nervo]

La aparición del pájaro que vuela

LA ARAÑA

La Araña gris de tiempo y de distancia

LA ARBOLEDA

LA ARCILLA DE KHAYYAM

La armonía es un río transitable

LA ASCENSIÓN Y LA ASUNCIÓN

La aurora asomaba

La Aurora de azahares coronada

La aurora de Nueva York tiene

LA AUSENCIA

LA AUSENCIA DEL OLVIDO

LA AUSENTE

La avalancha de los muertos

LA AVARICIA

La avispa exclamó

LA BALADA DEL TRANSEÚNTE

La banda de música le chasquea el lomo

La bandera

La barca se alejaba

La beldad más superior

LA BELLA DEL BOSQUE DURMIENTE

LA BIZARRA CAPITAL DE MI ESTADO...

La blanda primavera

LA BOCA

La borrasca nos había separado del rumbo, arrojándonos fuera del litoral

LA BRUMA

La bruma es el ensueño del agua, que se esfuma

La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde

LA BRUMOSA CASA

LA BUHARDILLA DE THOMAS

LA BUSCA

LA CÁBALA

LA CABEZA DE RAWÍ

LA CAÍDA [Olga Orozco]

LA CAÍDA [Octavio Paz]

LA CAJITA DE OLINALÁ

LA CALAVERA

LA CALIGRAFÍA DEL AMOR

LA CALLE

La calle en sombra. Ocultan los altos caserones

La calle es un río humano

La calle pasa con olor a desierto, entre un friso de negros sentados sobre el cordón de la vereda

La calva prematura

LA CALUMNIA

La Calva

La campana está llena de viento

¡La campiña!

La cana y alta cumbre

LA CANCIÓN DE FLOR DE MAYO

LA CANCIÓN DE LA MORFINA

LA CANCIÓN DE LA NOCHE EN EL MAR

LA CANCIÓN DEL BONGÓ

LA CANCIÓN DEL CROUPIER DEL MISSISSIPI

LA CANCIÓN DEL HASTÍO

LA CANCIÓN DESESPERADA

La canción que me pediste

La canción que oyó en sueños el viejo

LA CAÑONESA

LA CARA Y EL VIENTO

LA CARENCIA

LA CARICIA PERDIDA

La Carmen está bailando

La carta en el camino

LA CARTOMANCIA

LA CARTUJA

LA CASA [Gabriela Mistral]

LA CASA [Olga Orozco]

LA CASA DE LA MIRADA

La casa de un Grande

La casa en la mañana con la verdad revuelta

La casa tan querida

LA CASADA INFIEL

La castellana recorre el bosque

La causa de las palabras, que para nada sirven

LA CAUTIVA

LA CAZADORA

La cebolla es escarcha

LA CENA MISERABLE

La chacona a las sonajas

LA CIERVA

LA CIERVA BLANCA

LA CIFRA

La cifra propongo; y ya

La cifra. Romance

LA CIGARRA

LA CIGARRA Y LA HORMIGA

LA CITA

LA CIUDAD

LA CIUDAD DE LAS PUERTAS DE HIERRO

LA CIUDAD DE LOS ESPEJISMOS

La ciudad imita en cartón, una ciudad de pórfido

La claridad del día ya no es más

La cobra toda ojos

LA COGIDA Y LA MUERTE

La cojita está embarazada

LA CÓLERA DEL INFANTE

La cólera que quiebra al hombre en niños

LA CONCHA

LA CONDENA

¿La conoces, musa mía?

LA CONVERSIÓN DE PABLO

LA COPA DE LAS HADAS

LA COPA FINAL

LA COPA NEGRA

La corrompida niebla me seduce

LA CORTE

La cosa

La crítica, tan crítica, tan lista, me ha indicado

LA CUÁDRUPLE FORMA DE LA NADA

LA CUENTA-MUNDO

LA CUESTACIÓN

LA CUITA

La dama singular y gentil se disponía a comunicarme esa tarde la confidencia prometida una y otra vez

La danza

LA DANZA INMÓVIL

LA DE A MIL

La dejé marcharse sola...

La desaparición de este lucero

LA DESCONFIANZA [José María Heredia]

La desconfianza [Vicente García de la Huerta]

La desconfianza [Nicasio Álvarez de Cienfuegos]

La desgracia del forzado

La despedida

La desventura me quitó el regalo

LA DICHA

LA DIFÍCIL

La doncella se asoma a ver el campo, a interrogar una lontananza trémula

LA DONCELLA VERDE

La dulce boca que a gustar convida

LA DUQUESA JOB (1884)

LA EDAD DE ORO

La edad del Cristo azul se me acongoja

La edad nos cubre como la llovizna

La encina, que conserva más un rayo

LA ENTREGA

La envidia de la virtud

LA ESCUELA EL SEPULCRO. A LA SEÑORA MARQUESA DE FUERTEHIJAR, CON MOTIVO DE LA MUERTE DE SU AMIGA LA SEÑORA MARQUESA DE LAS MERCEDES

LA ESCUELITA

La esfera terrestre del amor

LA ESPADA

La España de charanga y pandereta

La esperanza ya ausente de un rostro libre

LA ESPÍA

LA ESTATUA

La estéril gran señora desespera

LA ESTRELLA DE LA TARDE

LA ESTROFA QUE DANZA

LA EXCLAMACIÓN

LA EXTRANJERA

LA FAMA

LA FERIA DE LOS PÁJAROS

La fiebre atrae el canto de un pájaro andrógino

LA FIESTA

LA FLAUTA DEL PASTOR

La flor del zurguén

La flor del Zurguén

La flor temprana

La forma de querer tú

La forma del vacío

LA FRUTA CORROMPIDA

La fuente trueca su cantata

LA FUENTE VAQUERA (BALADA)

La fuerza que infestando las ajenas

LA FUGA

LA FUGA INÚTIL [Dulce María Loynaz]

La fuga inútil [Juan Meléndez Valdés]

La Función de Vacas

LA FUSIÓN

LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

LA GALLINA SENTADA EN LO ALTO

La garza vuela sobre el agua inmóvil

La gaviota sobre el pinar

LA GENTE DICE

LA GITANILLA

La golondrina conoce el calendario, divide el año por el consejo de una sabiduría innata

La gota de agua. Fábula por Sadi

La gota de rocío que en el cáliz

La gran Babilonia, que uvo cercado

La gran lluvia del sur cae sobre Isla Negra

LA GRAN SOIRÉE DE LA ELEGANCIA. LA DANZA DE LOS MESES Y DE LAS HORAS GALANTERÍAS ETERNAS

LA GRAN TRISTEZA

LA GUERRA

La guitarra [Federico García Lorca]

LA GUITARRA [Federico García Lorca]

La Habana

La habría el Arcipreste amado a la bicicleta

La hermosa ha regresado de muy lejos

La hermosa hablaba de la incertidumbre de su porvenir

La hermosa vela y defiende mi vida desde un templo orbicular, rotonda de siete columnas

LA HIGUERA

LA HIJA DE VALDEMAR

LA HIJA PRÓDIGA

LA HISTORIA

La hoguera pone al campo de la tarde

LA HORA [Juan Ramón Jiménez]

LA HORA [Juana de Ibarbourou]

La hora cárdena... La tarde

La hora se vacía

La hora todavía

LA HORMIGA

La horrible sima con espanto mira

LA HUELLA

La imagen de las torres se dibujaba en el mar

La imagen del rey, por ley

LA IMAGEN RESPETADA POR EL INCENDIO - Milagros de Nuestra Señora (Versos 1265 a 1316)

La inconstancia. Oda

LA INDUSTRIA DEL CORAZÓN

La infancia

La infancia: el tema de unos juegos florales

La infinita

La inoculación de las viruelas

LA INQUIETUD DEL ROSAL

LA INSPIRACIÓN

LA ISLA DE LAS MADRÉPORAS

LA JAULA

La joven madre perdió a su hijo

LA JUVENTUD DEL RAPSODA

LA LÁGRIMA...

La lágrima fue dicha

LA LANGOSTA

La langosta se come los trigos

La larga postración lo ha acostumbrado

LA LECHERA

La lejanía

LA LEY DE LA VIDA

LA LLAMA

LA LLAMA, EL HABLA

La llamamos la Calva, creemos asistir

La llave del toril, por ser más diestro

La lluvia

La lluvia, el cielo gris

LA LLUVIA EN REGENT´S PARK

LA LLUVIA LENTA

LA LOBA

LA LOLA

LA LUNA [Jaime Sabines]

LA LUNA [Jorge Luis Borges]

La luna, arrebatada por las nubes impetuosas

LA LUNA ASOMA

La luna, como la esfera luminosa del reloj de un edificio público

La luna era ese párpado cerrado

La luna está muerta, muerta;

La luna ignora que es tranquila y clara

La luna pudo detenerse al fin por la curva blanquísima de los caballos

La luna se me murió

La luna se puede tomar a cucharadas

La luna vino a la fragua

La luna y el niño juegan

LA LUNA Y LA ROSA

La luz devasta las alturas

La luz hermosa del fuego

¿La luz más refulgente?

La luz que de tus pies sube a tu cabellera

La luz sostiene –ingrávidos, reales-

La luz vaga... opaco el día

LA MADRE TRISTE

La Maestra era pura. «Los suaves hortelanos», decía

LA MAESTRA RURAL

LA MALA SUERTE

LA MALDAD NACE DE LA SUPRESIÓN HIPÓCRITA DEL GOZO

LA MANCA

LA MANCHA DE PÚRPURA

La Mancha y sus mujeres... Argamasilla, Infantes

LA MANO

La mano de Virgilio se demora

La mano del piadoso nos quita siempre honor

La mano se extiende

La mañana se pasea en la playa empolvada de sol

La mar en medio y tierras he dejado

La Marinera de Lima

LA MARIPOSA [Marilina Rébora]

La mariposa [Juan Meléndez Valdés]

La mariposa [Juan Iriarte]

La más bella niña

La más mujer del mundo

La mecedora de la abuela

La media puesta de sol

La melancolía. Letrilla

LA MEMORIA

LA MEMORIA EN LAS MANOS

La memoria sorprende en la blancura

LA MERCED DE LA BRUMA

La mesa, hijo, está tendida

LA MESNADA

LA MEZCLA

LA MIRADA DEL PERRO

La mirada interior se despliega y un mundo de vértigo y llama nace bajo la frente del que sueña

LA MISA DEL AMOR

La misma calidad que el sol de tu país

La mixtura del aire en la pieza oscura

La mocedad del año, la ambiciosa

LA MONEDA DE HIERRO

LA MONJA GITANA

La Morena que yo adoro

La moza gallega

La muchacha del balcón

La muchacha dorada

La muchacha ebria

La muerta

La muerta resucita cuando a tu amor me asomo

La muerte [Federico García Lorca]

LA MUERTE [Vicente Aleixandre]

¡La muerte! Allí se agota todo esfuerzo

La muerte bajo el agua

LA MUERTE BELLA

La muerte de Hizán

LA MUERTE DE LA LUNA

La Muerte de rodillas mana

La muerte debe ser vencida

LA MUERTE DEL HÉROE

La muerte es el reposo

La muerte es otro hilo de la trama

La muerte es sólo un reposo

La muerte es una madre nuestra antigua

La muerte nada quiere con los tristes

La muerte que alguien espera

LA MUJER MANCHEGA

LA MUJER Y LA CASA

LA MURALLA

LA MUSA

LA MÚSICA

La música del clavecín, alivio de un alma impaciente, vuela a perderse en el infinito

La musiquilla de las pobres esferas

La nave tenía el nombre de una flor y de un hada

LA NIEVE

La nieve de Nortumbria ha conocido

La Niña a quien dijo el Ángel

La niña de madera no llegó caminando

LA NIÑA DEL RETRATO

LA NOCHE [Juan Ramón Jiménez]

LA NOCHE [Gabriela Mistral]

LA NOCHE [Nicomedes Santa Cruz]

LA NOCHE [José Antonio Ramos Sucre]

LA NOCHE ANTES DEL VIAJE

La noche borra noches en tu rostro

LA NOCHE CÍCLICA

LA NOCHE DE LOS RUISEÑORES AFRICANOS

La noche de Montiel

La noche de ojos de caballo que tiemblan en la noche

La noche, deseosa, apenumbrada

La noche disimulaba el litoral bajo, inundado

La noche en la isla

La noche en que estaba tendida

La noche es una copa de mal. Un silbo agudo

La noche morada sueña

La noche nace en espejos de luto

La noche no quiere venir

La noche se abre

La noche viene a esperarse en mí

La noche y el día

LA NORIA

La nostalgia del sol en los terrados

La nube

LA NUBECITA

La oda tropical a cuatro voces

La ofrenda

¿La ola no tiene forma?

LA OPINIÓN

LA ORACIÓN DE LA MAESTRA

LA ORACIÓN DEL ATEO

La orden del cielo exemplo te sea

LA ORILLA DEL MAR

LA OTRA

LA OTRA COPA DEL BRINDIS

LA PAJITA

La palabra

LA PALABRA DICHA

La palabra es un pétalo

La palabra que decimos

La palabra se levanta

La palabra y la idea... Hay un abismo

La palma que está en el patio

LA PALOMA [Rafael Alberti]

LA PALOMA [Juan Meléndez Valdés]

LA PALOMA [José Coronel Urtecho]

¡La pampa! Inmolad un corcel

LA PARTIDA [José García Nieto]

LA PARTIDA [Blanca Andreu]

La partida [Juan Meléndez Valdés]

La partida. Cantata

La pasión con que te adoro es la espléndida pureza

LA PAZ DEL SENDERO

La paz, la abispa, el taco, las vertientes

LA PENITENCIA DEL MAGO

LA PEREGRINA DE LA SELVA PROFÉTICA

La perla

LA PERLA DE LA MORA

La persona

La perspectiva miente

LA PESADILLA

La piedra es una frente donde los sueños gimen

LA PIEZA OSCURA

LA PLAGA

La plaza es diminuta

LA PLAZA SAN MARTÍN

La plaza sola (gris el aire

La plaza, un jardín fresco; los tablados

La plaza y los naranjos encendidos

LA PLENITUD

La pobreza

LA POESÍA [Octavio Paz]

LA POESÍA [José Ángel Valente]

La poesía es luz de primavera

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE MERCURIO

LA POESÍA MORIRÁ

LA POESÍA TERMINÓ CONMIGO

La posguerra por ejemplo en Grecia

La pregunta

LA PRESENCIA

La presencia de Dios

LA PRESENCIA DEL NÁUFRAGO

LA PRIMAVERA

LA PRIMAVERA (Tonadilla pastoril)

La primavera besaba

La primera tristeza ha llegado. Tus ojos

La primera vez

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?

LA PROCESIÓN

La pródiga

LA PRUEBA [Jorge Luis Borges]

LA PRUEBA [Antonio Colinas]

La publicación de estos dos poemas es el testimonio de una frustración

LA PUERTA

La puerta está abierta

La puerta, franca

La punta del hombre

La que duerme ahí, la sagrada

LA QUE HABLA

La radiografía acusa animal rítmico, longevo

LA RAMA

La rama robada

LA RAMA ROTA

LA RATA

LA RAZA DE BRONCE

La realidad, sí, la realidad

LA REALIDAD Y EL DESEO

LA REDENCIÓN DE FAUSTO

La reina

La reina Til desnuda una risa de fragua

LA RENUNCIA

LA RESIPISENCIA DE FAUSTO

La resolución. Oda

LA RESPUESTA DE LA TIERRA

LA REVELACIÓN INTERNA

La rosa

La rosa colorada

La rosa de Citeres

LA ROSA DEL JARDINERO

La rosa muerta mira

LA ROSA NIÑA

La rosa temblorosa

LA RUEDA DEL HAMBRIENTO

LA SAETA

LA SALTAPARED

LA SALVA

LA SANGRE AL RÍO

LA SANGRE DERRAMADA

LA SANTIDAD DE LA MUERTE

LA SED INSACIABLE

La selva, gran verdad con tanto engaño

La selva había crecido sobre las ruinas de una ciudad innominada

LA SELVA Y EL MAR

LA SEÑAL FUNESTA

La Señora Silenciosa

La señorita

LA SERENATA DE SCHUBERT

LA SIN PRUEBAS

LA SOLA

LA SOLEÁ

La soledad, en que hemos abierto los ojos

La sombra

LA SOMBRA

La sombra de mi alma

LA SOMBRA DEL ALA

La sombra del nogal es peligrosa

La sombra es un fruto madurado a destiempo

La sombra es un pedazo que se aleja

La sonámbula sufría de la perfidia de un amante

LA SUAVE PATRIA

LA SUSPIRANTE

LA TABERNA

LA TARARA

La Tarara, sí

La tarde

La tarde abandonada gime deshecha en lluvia

La tarde bajaba por esa calle junto al puerto

La tarde caía

La tarde cocinera se detiene

La tarde era triste

La tarde está muriendo

La tarde paga en oro divino las faenas

La tarde se escurecía

La tarde todavía

La tarde va a morir; en los caminos

LA TEJEDORA

La tempestad invade la noche

LA TEMPESTAD Y LA CALMA

LA TEMPLANZA, ADORNO PARA LA GARGANTA MÁS PRECIOSO QUE LAS PERLAS DE MAYOR VALOR

LA TIERRA [Gabriela Mistral]

«LA TIERRA» [Blas de Otero]

La tierra [Pablo Neruda]

LA TIERRA DE ALVARGONZÁLEZ

La tierra, el polvo, el humo, en fin, la nada

—La tierra en donde vi la luz primera

La tierra verde se ha entregado

LA TIERRA Y LA MUJER

La tigre de Bengala

La tinta verde crea jardines, selvas, prados

LA TONADA DE LA SIERVA ENEMIGA

LA TÓNICA TIBIEZA

—La torre, madre, más alta

LA TORRE MÁS ALTA

La tortolilla

La tortuga de oro camina por la alfombra

La trampa de estar solo

LA TRASFIGURACIÓN

LA TRIBULACIÓN DEL NOVICIO

LA ÚLTIMA LUZ

LA ÚLTIMA ODALISCA

LA ÚNICA ROSA

“La única tristeza”—insinúa Clotilde—

La vecindad del mar queda abolida

La vejez en los pueblos

La vejez (tal es el nombre que los otros le dan)

La veneciana altiva de tez nevada, escucha las barcarolas desde la azotea de su mansión bizantina

LA VENGANZA DE MUDARRA

LA VENGANZA DEL DIOS

La venta de Cidones está en la carretera

La ventaja de los hombres planos

LA VENTANA [José Asunción Silva]

La ventana [José Ángel Valente]

LA VENTANA [Vicente Aleixandre]

LA VERDAD

La verdad es que

La verdad quiere cetro. El verso mío

LA VEZ

LA VÍBORA

La victoria

La vida como la poesía

LA VIDA DEL MALDITO

La vida dibuja un árbol

La vida empieza en lágrimas y caca

La vida es poesía

La vida es sueño [Vicente Huidobro]

LA VIDA ES SUEÑO - JORNADA I - ESCENA I

LA VIDA ES SUEÑO - JORNADA I - ESCENA II

LA VIDA ES SUEÑO - JORNADA III - ESCENA XIX

La vida es tan sencilla que se explica por sí misma

La vida, esta vida

La vida hoy tiene ritmo

LA VIDA HUMANA

La vida mágica se vive entera

LA VIDA MORTECINA

LA VIDA NADA MÁS

La vida nos acorta la vista

La vida paga sus cuentas con tu sangre

La vida pasa; la vida rueda...

La vida que murmura. La vida abierta

LA VIDA SENCILLA

LA VIGILIA DE ELPHISTONE

LA VIOLENCIA AQUÍ

La violencia de las horas

La virgen de la espada al cinto visita el remanso profundo para ver la imagen de su galán

La virgen duerme el sueño invariable en su ataúd de vidrio

LA VIRTUOSA JULIETA RECAMIÉRE DIVISA AL POETA

LA VISITA

LA VISITA DEL ÁNGEL

LA VÍSPERA

LA VÍSPERA DEL PRÓDIGO

LA VISTA, EL TACTO

La voluntad de Dios por grillos tienes

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 102 a 126)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 201 a 236)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 285 a 309)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 388 a 424)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 494 a 521)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 567 a 610)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 611 a 654)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 702 a 739)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 792 a 830)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1108 a 1138)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1237 a 1265)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1266 a 1289)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1290 a 1316)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1385 a 1406)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1449 a 1470)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1728 a 1764)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1855 a 1883)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 1946 a 1981)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2018 a 2046)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2089 a 2123)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2124 a 2149)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2191 a 2219)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2220 a 2272)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2389 a 2409)

LA VOZ A TI DEBIDA (Versos 2431 a 2462)

LA VOZ CRUEL

LA VOZ DE LAS COSAS

LA VOZ DEL ESPEJO

LA VUELTA DE LOS CAMPOS

LA VUELTA DESEADA

LA ZARZA DE LOS MÉDANOS

LA ZORRA Y LAS UVAS

Laberintos, retruécanos, emblemas

Ladera

Ladrones de corte

LAGO MAYOR

Lágrimas alquiladas del Contento

LÁGRIMAS Y FLORES

LAILYE

Lailye ¿cuándo vuelves a México y me buscas

LAMENTACIÓN AMOROSA Y POSTRERO SENTIMIENTO DE AMANTE

LAMENTACIÓN DE LA MUERTE

LAMÉNTASE MANZANARES DE TENER TAN GRAN PUENTE

Lamento por la tórtola de Butch Butchanam

Lamento por los pies de Carmichael O'Shaughnessy

Lamento que entre tumbas se consume

LÁMPARA

Lámparas de cristal

LANDRE COMA [A] LANDRÚ

Lánguidamente su licor

LARGA ES LA AUSENCIA

Largas tardes campestres

Largo es el arte; la vida en cambio corta

Largo se le hace el día a quien no ama

Las abejas de las flores

Las aguas pasan bajo el puente

LAS ALAMEDAS

LAS ALAS

LAS ALMAS

LAS ARMAS DEL VERANO

Las armas tomó aprisa el esforzado

Las ascuas de un crepúsculo morado

Las Aves que, rompiendo el seno a Eolo

Las barcas de dos en dos

Las blandas quejas de mi dulce lira

Las campanadas escapan del pecho del reloj de péndulo

Las campanas

Las campanas, el sol, el cielo claro

Las campanas en flor no se han hecho para los senos de oficina

Las canciones que oyó la niña

LAS CANÉFORAS

LAS CARICIAS

LAS CAUSAS

LAS CAUSAS DE LA RUINA DEL IMPERIO ROMANO

Las células amenazan el pensamiento

Las chicas de Flores, tienen los ojos dulces, como las almendras azucaradas

Las cosas nos imitan

Las cosas que mueren jamás resucitan

Las cosas viejas, tristes, desteñidas

Las cuatro esferas doradas

LAS DESTERRADAS

LAS DOCE EN EL RELOJ

LAS DOS ALEGRÍAS

Las dulces mensajeras de la tristeza son

LAS ENCINAS

Las flores del romero

Las floridas espaldas ya en la nieve

LAS FUENTES DEL NILO

Las fuerzas, Peregrino celebrado

LAS GARZAS

LAS HADAS

Las hadas, las bellas hadas

LAS HERMOSAS

LAS HORAS

Las horas no han pasado, todavía

Las horas, su intangible pesadumbre

Las huestes de don Rodrigo

LAS ILUSIONES

Las imágenes, una que las centra

Las leyes con que juzgas, ¡oh Batino!

LAS LLAVES DEL SUBSUELO

LAS LUCES

Las madres las hicieron miles de Blancanieves

LAS MANOS [Miguel Hernández]

LAS MANOS [Vicente Aleixandre]

LAS MANOS CIEGAS

Las manos de mi cariño

Las memorias se venden bien, pero su precio oscila

Las miradas son árboles que se deshojan

Las montañas se deshacen

LAS MORILLAS DE JAÉN (Canción popular del siglo XV)

LAS MOSCAS

Las muchachas

LAS MUERTES

Las mujeres fugitivas se prosternan a los pies del rey y se expresan en voces entrecortadas

Las mujeres vampiro son menos peligrosas que las mujeres con un sexo prehensil

LAS NOCHES DEL HOGAR

Las notas del pistón describen trayectorias de cohete

Las novias pasadas son copas vacías

Las nubes y los árboles se funden

Las ondas tienen vaga armonía

LAS ONDINAS

Las oyes cómo piden realidades

Las pajas del pesebre

LAS PALABRAS

Las palabras emigran

Las personas mayores

Las pesadas

LAS PIEDRAS

Las piquetas de los gallos

LAS PUERTAS

Las que a otros negó piedras Oriente

Las raíces de la referencia

Las ramas del ciprés

Las ropas desceñidas

Las Rosas

Las rosas que, ya marchitas

LAS RUINAS

LAS SEIS CUERDAS

Las seis de la mañana

Las selvas conmoviera

Las selvas hizo navegar, y el viento

LAS SUBLIMES

LAS SUPLICANTES

Las tablas del bajel despedazadas

Las tierras, las tierras, las tierras de España

Las traslúcidas manos del judío

Las tres aves del mar, tres rayos, tres tijeras

LAS TRES HERMANAS

LAS TRES HOJAS

LAS UVAS DEL TIEMPO

LAS VALENTONAS, Y DESTREZA. BAILE

Las ventanas se han estremecido

Las vertientes las órbitas han perdido la tierra los espejos los brazos los muertos las amarras

Las vidas

LAS VOCES DEL AGUA

LAS VOCES SILENCIOSAS

LAS VOCES TRISTES

Las zagalas me dicen

Laso, el instante que llamamos vida

LAUDA

Lavó luego sus pies; los limpió con su paño

Le comenté

Le he encontrado en el sendero

LE TROU NOIR

Leandro y Hero

LECCIÓN BÍBLICA

LECCIÓN DECIMOQUINTA

LECCIÓN PRIMERA

Lechuza de piedra

LECONTE DE LISLE

LECTORES

LEDA

Leemos de un clérigo que era tiestherido

Leer, leer, leer, vivir la vida

Leí los rudimentos de la Aurora

Leía y meditaba. Era la hora

Lejana vibración de esquilas mustias

LEJANÍA

Lejos, bastante lejos

Lejos brilla el Jordán de azules ondas

LEJOS DE CÓRDOBA, IBN HAZM PREVÉ SU MUERTE

Lejos de la ciudad, lejos del foro

Lejos de ti

Lejos de ti, mujer encantadora

Lejos de tu jardín quema la tarde

Lenguaje

Lento, amargo animal

Lento en el alba un joven que han gastado

Lento salón en cono, te cerraron, te cerré

Leonardo da Vinci gustaba de pintar figuras gaseosas, umbrátiles

LES JEUX SONT FAITS

Les tocó en suerte una época extraña

Lesbia, tú que a las bonitas

LETANÍA DE NUESTRO SEÑOR DON QUIJOTE

LETANÍA DEL CIEGO QUE VE

LETANÍAS DE LA TIERRA MUERTA

LETRA

LETRILLA DE LA VIRGEN MARÍA ESPERANDO LA NAVIDAD

LETANÍA DEL CIEGO

LETRILLA LÍRICA

LETRILLA LÍRICA

LETRILLA SATÍRICA

LETRILLA SATÍRICA

LETRILLA SATÍRICA

LETRILLA SATÍRICA

LETRILLA SATÍRICA. Chitón

LETRILLA SATÍRICA Con su pan se lo coma

LETRILLA SATÍRICA. La pobreza. El dinero

LETRILLA SATÍRICA. Mas no ha de salir de aquí

LETRILLA SATÍRICA: PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

LETRILLA SATÍRICA. Todas ponemos

LETRILLA SATÍRICA. Y no lo digo por mal

Letrillas pueriles de Dalmiro

LETRILLAS SATÍRICAS IMITANDO EL ESTILO DE GÓNGORA Y QUEVEDO

LETRILLAS II

Levanta tu edificio. Planta un árbol

Levántate conmigo

Levantóse Gerineldo

LEY IMPLACABLE

LEYENDO A SILVA

Leyendo un claro día

Libre ya del amor que aturde y ciega

LIBROS

Libros, urnas de ideas

LIED

LIED DE LA NOCHE

LIED MARINO

…LIEVENS

Ligera fue tu voz, mas tu palabra dura

Ligeras cruzan las edades, hay quien las cuenta en días

Lihn sangra demasiado todavía para hablar

Lilio siempre real nascí en Medina

LIMBO

Límite infinito

LÍMITES [Jorge Luis Borges]

LÍMITES [Jorge Luis Borges]

Límites [Juan Gelman]

Limpieza de Madrid debida a Carlos III

Linda Regia! Tus venas son fermentos

LÍNEAS

LIRIO

Lirio divino, lirio de las Anunciaciones

Lirismo de invierno, rumor de crespones

Lisis, por duplicado ardiente Sirio

Llamar al pan el pan y que aparezca

Llamar amor a lo que tú y yo hacemos

Llamé una vez a la visión

Llamó a mi corazón, un claro día

LLAMO AL TORO DE ESPAÑA

LLANTO DE LAS VIRTUDES Y COPLAS POR LA MUERTE DE DON GUIDO

LLANTO, PRESUNCIÓN, CULTO Y TRISTEZA AMOROSA

Llega el invierno. Espléndido dictado

LLEGA EN CADA TORMENTA

Llegad, hijos de la astral Francia

LLEGADA DE LOS MESES Y DE LAS HORAS

Llegar, ver y entregarme ha sido junto

Llegará un día en que la raza humana

Llegaron mis amigos de colegio

Llegas, amor, cuando la vida ya nada me ofrecía

Llegas, silenciosa, secreta, armada

Llegué a confundirme con ella

Llegué a este Monte fuerte, coronado

Llegué a la pobre cabaña

Llegué a Valladolid; registré luego

Llegué, señora tía, a la Mamora

Llegó a los pies de Cristo Magdalena

Llegó con tres heridas

Llegó la noche y no encontré un asilo

Llegó la rosa, amigos

Llegó la sangre al río

Llegose a mí con el semblante adusto

Llena de signos y de árboles

Lleno de mí, sitiado en mi epidermis

Llenos de lágrimas tristes

Llevaba en la cabeza

Llévame nubecita a lo alto contigo

Llevó tras sí los pámpanos otubre

Lloraba en mis brazos vestida de negro

Lloraba la niña

Llorad, corazón

Llorar a lágrima viva. Llorar a chorros. Llorar la digestión. Llorar el sueño

¿LLORAR? ¿POR QUÉ?

Lloverás en el tiempo de lluvia

Llueve en el mar

Llueven calladas aguas en vellones

LLUVIA [Miguel Florián]

Lluvia [Juan Gelman]

LLUVIA [César Vallejo]

Lluvia de azahares

LLUVIA EN MAYO

Lluvia eterna

Lo ausente no está ausente

Lo descubrí hace años en Ibiza: no eres

LO DICHO, DICHO

LO DIJO EL POLICÍA

Lo enterramos todo

LO FATAL

LO FUGAZ

Lo ha alcanzado una bala en la ribera

Lo han despojado del diverso mundo

Lo he meditado mucho, Señor, aunque no espero

LO INACABABLE

LO INEFABLE

LO MÁS INMATERIAL

Lo mataron en Granada

Lo no moroso al toque

Lo palpable lo mórbido

LO PERDIDO

Lo pueden hacer muchos

LO QUE DEJÉ POR TI

lo que duele es aquí

Lo que el salvaje que con torpe mano

Lo que el tiempo se lleve

Lo que eres

LO QUE HICIERA PARIS SI VIERA A JUANA

Lo que importa

Lo que me gusta del cuadro es que el muerto

Lo que me quita en fuego, me da en nieve

Lo que pasa

Lo que pasa con el gran lárico es que nació muerto de sed

Lo que pasa volando permanece

Lo que queráis, señor

Lo que siento en mi sangre como un reloj de arena

Lo que yo no quiero

LO QUE YO TE DARÍA

Lo queramos o no

Lo quiero con la sangre, con el hueso

Lo supieron los arduos alumnos de Pitágoras

Lo terreno, por ti

Loca justicia, muchos alguaciles

Lodo vil que se hace nube

LOMO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS

LOS AIRES

Los alimentos corporales

LOS AMANTES [Baldomero Fernández Moreno]

LOS AMANTES [Gonzalo Rojas]

LOS AMANTES [Carlos Edmundo de Ory]

LOS AMOROSOS

LOS ÁNGELES MUERTOS

LOS ANILLOS FATIGADOS

LOS ANIMALES CON PESTE

Los aradores

Los árboles callados vieron pasar a Lillie

Los árboles conservan

Los árboles, de columna desnuda, esparcen hacia arriba una armazón vigorosa

Los árboles filtran un ruido de ciudad

Los árboles negros

Los arqueros oscuros

LOS ARRIEROS

Los astros son ronda de niños

Los atacantes del amor

LOS BESOS

Los blancos lilios que de ciento en ciento

LOS BORGES

Los brujos del yermo se escondían a pasar los meses de la nieve en los senos del monte

LOS CABALLOS

Los caballos negros son

LOS CAMELLOS

LOS CAMINOS DEL AMOR

Los campesinos se retraían de señalar el curso del tiempo

Los campos de la patria son una lección retórica

Los cielos son iguales

Los circos trashumantes

LOS CISNES

Los colores vanos del alba me indicaban la hora de asistir al oficio de difuntos

LOS CUATRO MULEROS

LOS CUERVOS

LOS DADOS ETERNOS

Los dedos de la nieve

Los dedos de los muertos me dibujan

LOS DESGRACIADOS

Los destructores siempre van delante

Los días de Noé bien recelara

Los días se parecen a los pájaros

LOS DÍAS SIN SOL

LOS DÍAS VAN TAN RÁPIDOS

LOS DÍAS Y LOS PÁJAROS

Los dineros del Sacristán

Los dioses son estatuas de humo y viento

Los dispositivos de los barcos para la navegación solitaria funcionan con

Los dolientes, portando ramos de ciprés, hollaban el camino de los sepulcros

LOS DOS CONEJOS

LOS DOS MARCELOS

Los elfos

Los enanos forjaban tridentes para las divinidades marinas

LOS ENCUENTROS DE UN CARACOL AVENTURERO

LOS ENIGMAS

Los esclavos

LOS ESPINOS

Los espinos llenan, desde el pórtico en ruinas, la hondonada

LOS FANTASMAS DEL DESEO

LOS FORMALES Y EL FRÍO

LOS GAFOS

LOS GORRIONES

Los grupos de palomas

Los hay que mueren de silencio

Los he visto en el cine

LOS HERALDOS NEGROS

LOS HEREJES

LOS HÉROES

LOS HÉROES NIÑOS DE CHAPULTEPEC

LOS HIJOS DE LA TIERRA

Los hombres con gran plazer

Los hombres en este país son como sus madrugadas

Los hombres que murieron se aparecen

Los huérfanos se han formado en las pradera libres

Los huevos de paloma son como los cohetes

Los ídolos de cobre sobre el río

Los inquietos versos de piedra

Los invisibles átomos del aire

LOS JARDINES

Los juegos de agua brillan a la luz de la luna

LOS JUGADORES

Los juncos se movían

Los labios impacientes de la noche te sanan mientras abren

Los labios y las manos del viento

Los labradores se detuvieron a escuchar el ruido

LOS LAZOS DE LA QUIMERA

Los libertinos disparaban en una risa abundante al lanzar con el pie

LOS LOCOS

LOS MADEROS DE SAN JUAN

Los malcasados

Los marineros son las alas del amor

Los más oscuros estremecimientos a mí

Los mendigos pelean por España

Los mineros salieron de la mina

Los montes que el pie se lavan

Los moradores de aquel pueblo extrañaban la facilidad

LOS MOTIVOS DEL LOBO

Los mozos de Monleón

LOS MOZOS DE MONLEÓN (Ledesma, Cancionero salmantino)

LOS MUERTOS

Los muertos están cada día más indóciles.

Los muertos mandan. ¡Sí, tú mandas, vida mía!

Los muertos pocas veces libertad

«Los muertos van de prisa»

los náufragos detrás de la sombra

Los negros, trabajando

LOS NIÑOS MÁRTIRES DE CHAPULTEPEC

Los nómades, reducidos a la indigencia, habían fijado su tienda de campaña

LOS NOMBRES

LOS NUEVE MONSTRUOS

Los ojos andan de día en día

Los ojos se me fueron

Los ojos tristes, de llorar cansados

LOS OLIVOS

LOS PAÍSES NOCTURNOS

Los pájaros que en sus nidos

LOS PARIAS

LOS PASOS LEJANOS

LOS PELEGRINITOS

Los pinos aparecen humildes al pie del palacio que alzaron con exaltación de aves

LOS POBRES DE DIOS

Los poemas esconden

Los ponientes y las generaciones.

Los que a través de sus lágrimas

Los que auscultasteis el corazón de la noche

Los que ciego me ven de haber llorado

los que hicieron a dios con

LOS QUE NO DANZAN

Los que tenéis en tanto

Los ranchos dorados cercados de cardos

Los rayos le cuenta al Sol

Los rayos que a tu padre son cabello

Los recelos

Los recuerdos de mi niñez

Los recuerdos saltan desde los ojos

LOS REYES DE LA BARAJA

Los robles

Los rostros que has ido abandonando

Los salvajes miran una mueca en el rostro de la luna

LOS SANTOS...

Los segadores

LOS SONETOS DE LA MUERTE

LOS SONETOS DE ZAPOTLÁN

Los sucesivos soles del verano

LOS SUEÑOS

LOS SUEÑOS MALOS

Los sueños rotos por la realidad

Los suspiros son aire y van al aire

LOS TRABAJOS Y LAS NOCHES

LOS TRABAJOS Y LOS DÍAS

Los tristes

LOS ÚLTIMOS VERANOS

Los unos altísimos

Los valentones convinieron el duelo después de provocarse mutuamente

Los verdaderos placeres

LOS VIEJOS

LOS ZAPATICOS DE ROSA

LUBRICA NOX

LUCEROS

Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte

LUCÍA

Lucinda, yo me siento arder, y sigo

Luciré para Tilia, en la tragedia

LUGAR RUPESTRE

LUIS CERNUDA

Lumen, lumen. Me llega cuando nacen

LUMÍA

¡Luna! ¡Corona de una testa inmensa

LUNA GRANDE

LUNAS DE SANGRE

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas

LUNES

Lunes era, lunes

LUSTRAL

LUTO POÉTICO

LUX PERPETUA

LUZ [Antonio Machado]

Luz [Enrique Villagrasa González]

Luz...

LUZ DE LA NOCHE

LUZ DE LUNA

Luz del alma, luz divina

Luz fosfórica entreabre claras brechas