Letra Q

Letra Q

Letra P Letra R Menú de autores / Authors menu Atrás / Back Inicio / Homepage Info Enlaces / Links Los 14 poemas del mes / Poems selection Buscar / Search Autores siglo XXI Canciones / Songs Traducciones / Translations Novedades / New Herramientas / Tools Correo / Email Tienda / Shopping
MENÚ POR TÍTULO Y PRIMER VERSO

Q.E.P.D.

¿Qué acecho de dolor el alma vino

¿Que adónde voy con esas caras tristes

¡Qué adorable manía de decir

QUE AL SON DE NUNO JÚDICE

¡Qué alegre, en primavera

Qué alegre y fresca la mañanita!

¡Qué alegría este tirar

Qué alegría, vivir

¿Qué aprovecha, señor, andar buscando

¡Qué ardor hierve en mis venas!

¿Qué barco viene allá?

¡Qué bien bailan las serranas!

¡QUÉ BIEN ESTÁN LOS MUERTOS!

"QUÉ BIEN LO HEMOS PASADO CARIÑO MÍO"

¡Qué bien me parecéis, jarcias y entenas

QUÉ BIEN SÉ LO QUE QUIERO

Qué bien sé lo que quiero: sólo un trozo —con rocas

¡Qué bien sé yo la fonte que mana y corre

¡Qué bonita es la princesa!

¡Qué bonitos

¿Qué busco, ciego yo, con tan mortales

¿Qué ceguedaz me trujo a tantos daños?

¿Que como crin hirsuta de espantado

QUE COMO SU AMOR NO FUE SÓLO DE LAS PARTES EXTERIORES, QUE SON MORTALES, ANSÍ TAMBIÉN NO LO SERÁ SU AMOR

¡Qué confiada duermes

QUE CONSUELA A UN CELOSO EPILOGANDO LA SERIE DE LOS AMORES

¡Qué cosa tan singular!

¡Qué costumbre tan salvaje

¡Qué cuerpos leves, sutiles

Que dé la viuda un gemido

¡Qué de pesos inmensos

¡Qué descansada vida

QUE DESENGAÑOS SON LA VERDADERA RIQUEZA

¡Qué despiadados son

¡Qué difícil es unir

Qué distinto el amor es junto al mar

¡Qué dulce es una cama regalada!

QUE EL AMOR NO ADMITE CUERDAS REFLEXIONES (A la manera de Santa Fe)

Que el clavel y la rosa,

Que el hombre no sea indigno del Ángel

Que el verso sea como una llave

Que el viejo que con destreza

¿Qué elocuencia, desvalida

¿Qué era, decidme, la nación que un día

¿Qué es aquello que reluce

¿Qué es el destino?

¿Qué es esto, amante corazón rendido?

¿Qué es esto? ¡Prodigio! Mis manos florecen

—¿Qué es poesía?, dices, mientras clavas

Qué es un antipoeta:

¡Qué esfuerzo!

Que esta noche me duerma bajo un manto de olvido

Qué estará haciendo esta hora mi andina y dulce Rita de junco y capulí

Que este celeste pan del firmamento

Qué extraño es de repente todo esto

¿Qué firme arquitectura se levanta

¿Qué fue lo de vivir con tal empeño

¿Qué fuego de tiniebla, qué círculo de trueno

¿Qué hará con la memoria

¿Qué harás? ¿En qué momento

¿Qué haré, que por quereros

¿Qué hemos de hacer nosotros los negros

Qué hermosa eres, libertad. No hay nada

¡Qué hermosa muestra eres, cielo azul del día

¡Qué hermoso es ver el día

qué hicieron de aquel día lleno de tigres suaves

¡Qué hueco tan robado

¿Qué imagen de la muerte rigurosa

¡QUÉ IMPORTA!

¿Qué importa que ligera

¡Qué importa que no sepas cómo te sigo amando

¿Qué importa que tu puñal

Que la finalidad

¿Qué la sostiene, entreabierta

QUE LA VIDA ES SIEMPRE BREVE Y FUGITIVA. CONCLUYE EL DISCURSO CON UNA SENTENCIA ESTOICA

¿Que las poleas ya no se contentan con devorar millares y millares de dedos meñiques?

¡QUÉ LÁSTIMA!

Qué lástima, muchacha

¡Qué lejos, azul, el cielo

qué lindos tus ojos

¿Qué linfa esbelta, de los altos hielos

¡Que llegue a tanto ya la maldad mía!

¿Qué lleva el señor Esgueva?

¿Qué lloras? Lo comprendo.

Que los años por ti vuelen tan leves

Que los ruidos te perforen los dientes, como una lima de dentista

¿QUÉ MÁS ME DA?

¿Qué me copiaste en ti

¿Qué me da, que me azoto con la línea

¿Qué me das? ¿Chipre?

¿Qué me queda por dar, dada mi vida?

Que me traspasen dardos: no habré de defenderme

¿Que me vas a doler, muerte?

Que mi dedito lo cogió una almeja

¡Qué miedo el azul del cielo!

¡Qué milagrosa es la Naturaleza!

¡Qué música del tacto

Que nada me invada de fuera,

Qué no daría yo por la memoria

¿Que no hay alma? ¡Insensatos!

Que no me quiera Fabio al verse amado

¡Que no quiero verla!

Qué nos buscas, oh mar, con tus volúmenes

¿Qué o quién me guiaba? No buscaba a nadie, buscaba todo y a todos

¿Qué otra cosa es verdad sino pobreza

Que otras veces amé negar no puedo

Que otros se jacten de las páginas que han escrito

¿QUÉ PÁJAROS?

¡Qué perezosos pies, qué entretenidos

Que pida a un galán Minguilla

¡Qué piropo! Escalda y pincha

Que por mayo era, por mayo,

¿Que por qué así? No es muy dulce

¡Qué prueba de la existencia

QUE PUEDO MORIR UNA MUERTE DE LUJOS

¿Qué putas puedo hacer con mi rodilla

¿Qué quiere decir glauco?

¡Qué radiosa es tu faz blanca y tranquila

¡Qué revuelo!

QUÉ RUIDO TAN TRISTE

Qué ruido tan triste el que hacen dos cuerpos cuando se aman

¿QUÉ SABES DE LA NOCHE, CENTINELA?

¿Qué santo o qué gloriosa

¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios

Que se cierre esa puerta

¿Qué se negó de la falaz Armida

¡Que se nos va la Pascua, mozas

QUE SEA PARA BIEN

Qué señor de las noches, qué guerreros, qué ausentes

¿QUÉ SERÁ LO QUE ESPERO?

¿Qué signo haces, oh Cisne, con tu encorvado cuello

¡Qué sola estabas por dentro!

¡Qué son diez años para la vida de una estrella!

Que sopló el viento y se llevó las nubes

¡Qué sorpresa tu cuerpo, qué inefable vehemencia!

Que te acoja la muerte

¿Qué te pide el poeta?

¿QUÉ TENDRÁ?

¿Qué tendrá la hija

¡Que tenga yo, Señor, atrevimiento

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?

Qué tienes, qué tenemos

¡Qué tranquilidad violeta

Qué trasparente amor

¡Qué tristes almas en pena

¡Qué tristes son las horas! Cual rebaño

¡Qué tristeza este pasar

¿Qué tristeza profunda, qué vacío

Que tus ojos radien sobre mi destino

Que un corazón lastimado

Que un sabio de mal humor

¿Qué vale cuanto vee

¿Qué veo en esta mesa: tigres, Borges, tijeras, mariposas

Que vos me permitáis sólo pretendo

¡Que vuestro himno soberbio vibre

Que ya tu juventud está marchita

Que yo estoy en la tierra

Queda curvo el firmamento

QUEDAMENTE...

QUEDAR

QUÉDATE CALLADO...

Quédate callado y solo

QUÉDATE QUIETO

Quedé solo con mi hijo cuando la plaga mortífera hubo devastado la capital del reino venido a menos

Quedeme a calentar la tinta en que me ahogo

QUEDESHÍM QUEDESHÓTH

Quedó abrazada al muro, amante, la glicina

Quedó la noche vacía

QUEJA

QUEJARSE EN LAS PENAS DE AMOR DEBE SER PERMITIDO Y NO PROFANA EL SECRETO

QUÉJASE DE LA SUERTE: INSINÚA SU AVERSIÓN A LOS VICIOS, Y JUSTIFICA SU DIVERTIMIENTO A LAS MUSAS

Quejosas, Dorotea, están las flores

Quemadura del segundo

Querido manso mío, que venistes

Querido Vinyoli, en esta tarde

¿Quién canta en las orillas del papel?

Quién clama las once no son doce!

¿Quién dejará, del verde prado umbroso

Quien dice que la ausencia causa olvido

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed

¿Quién dijo que se agotan la curva el oro el deseo

¿Quién eres, di, sombra errante

¿Quién es aquel Caballero

¿QUIÉN ES AQUEL PAJARILLO?

¿Quién es aquél que baja

¿Quién es candil de la calle

¿Quién es esa sirena de la voz tan doliente

¿Quién es? —No sé: a veces cruza

Quién esconde palabras, quién escatima honra

Quién ha encendido fósforo!

¿Quién habló de que un día hubiera de perderte?

Quién hace tanta bulla, y ni deja

Quién hubiera creído que se hallaba

¡Quién hubiera tal ventura

Quién iba a prever que el amor

¿Quién me llama, quién me enciende los ojos de leopardos

¿Quién menoscaba mis bienes?

¿Quién no le rinde culto a tu hermosura

¿Quién no tiene su vestido azul?

Quién nos hubiera dicho que en domingo

¿QUIÉN OYE?

¿Quién puede soportar cuatro velas

¡QUIÉN SABE!

¡QUIÉN SABE POR QUÉ!

Quien sabe se va a ti. No le ocultes

Quien se acicala y repule

Quien supiere, señores, de un pasante

Quien te dice que ausencia causa olvido

Quien viere el sumptuoso

¡Quién volviese a tener, para que nos cubriera

Quiénes se amaron como nosotros? Busquemos

Quiere el Amor Feliz —el que se posa

Quiere y no quiere su color mi pecho

¿Quieres, Cándida saber

¿Quieres oír un sueño?...

¿Quieres que de ese néctar delicioso

¿Quieres que hablemos? Está bien empieza:

Quiero, a la sombra de un ala

Quiero abreviarvos, señores, la mi predicación

Quiero acordarme de una ciudad deshecha junto a sus dos ríos sedientos

Quiero bajar al pozo

Quiero dar un vecino a la Sibila

Quiero desaparecer y no morir

Quiero escribir, pero me sale espuma

Quiero escribir, y el llanto no me deja

Quiero expresar mi angustia en versos que abolida

Quiero morir

Quiero morir cuando decline el día

Quiero nombrar tu cuerpo, tu oscuridad, tu lumbre

QUIERO PINTAR LA LUNA

Quiero que sepas

QUIERO QUEDARME

Quiero saber de quién es mi pasado

Quiero seguir a ti, flor de las flores

QUIERO... SUEÑO

Quiero tu sangre joven, que es querer

Quiero una casa edificar

Quietas, dormidas están

Quieto

QUIMERAS

QUINCE MONEDAS

Quinientos años más joven

Quinta Poesía Vertical. Número 4

Quinta Poesía Vertical. Número 7

Quinta Poesía Vertical. Número 11

Quinta Poesía Vertical. Número 16

Quinta Poesía Vertical. Número 18

Quinta Poesía Vertical. Número 21

Quinta Poesía Vertical. Número 27

Quinta Poesía Vertical. Número 33

Quinta Poesía Vertical. Número 35

Quinta Poesía Vertical. Número 38

Quinta Poesía Vertical. Número 45

Quinta Poesía Vertical. Número 51

Quinta Poesía Vertical. Número 54

Quinta Poesía Vertical. Número 55

Quinta Poesía Vertical. Número 56

QUINTILLAS

Quise hospedarme solo en la casa de portada plateresca

Quisiera esta tarde divina de octubre

Quisiera estar de acuerdo con la ley de la vida

QUISIERA ESTAR SOLO EN EL SUR

Quisiera, hermosa mía

Quisiera hoy ser feliz de buena gana

Quisiera que mi vida

Quisiera que tú me entendieras a mí sin palabras

Quisiera saber, madre, de San Marcos y el león

Quisiera un canto

Quiso cantar, cantar

Quiso mostrarte la clemencia santa

Quítame el pan, si quieres

Quitar codicia, no añadir dinero

¡Quítenme aquesta puente que me mata

Quizá mis lentos ojos no verán más el sur

Quizá nos quedemos fijados en un pensamiento, pensándolo para siempre

Quizás, cuando me muera

Quizás estando sola, de noche, en tu aposento

Quizás olvidaremos, pues siempre hay que olvidar

Quizás te diga un día que dejé de quererte