Letra S

Letra S

Letra R Letra T Menú de autores / Authors menu Atrás / Back Inicio / Homepage Info Enlaces / Links Los 14 poemas del mes / Poems selection Buscar / Search Autores siglo XXI Canciones / Songs Traducciones / Translations Novedades / New Herramientas / Tools Correo / Email Tienda / Shopping
MENÚ POR TÍTULO Y PRIMER VERSO

Sabe esperar, aguarda que la marea fluya

Sabe, si alguna vez tus labios rojos

Sabed, vecinas

Sabemos que el alma como principio de la vida

SABER SIN ESTUDIAR

Sabes que no soy amigo de juramentos ni promesas

SABIDURÍA

Sabrás que no te amo y que te amo

Sacra planta de Alcides, cuya rama

Sacro pastor de pueblos, que en florida

Sacros, altos, dorados capiteles

Sacudimiento extraño

Saeta que voladora

Sáficos

Sáficos adónicos a Venus

Sal tú, bebiendo campos y ciudades

SALAMANDRA

SALARIO MÍNIMO

SALAS DE LOS INFANTES (PREGÓN DEL AMANECER)

Sale la estrella de Venus

Salen los niños alegres

Sales en tu caballo con la aurora

¡Salgan y lleguen en buen hora

Salgo del Betis a la ondosa orilla

Salí, señor don Pedro, esta mañana

Salía de mi celda, en anocheciendo, a juntar limosnas para el enterramiento

Salió el niño de Venus más querido

SALMO PLUVIAL

SALMO I

SALMO II

SALMO IV

SALMO VI

SALMO VII

SALMO IX

SALMO X

SALMO XIV

SALMO XVI

SALMO XVII

SALMO XVIII

SALMO XIX

SALMO XXI

SALMO XXII

SALMO XXIII

SALMO XXVI

SALOMÉ

Salta la palabra

¡Salud a tío Coyote,

Salud, ¡oh Baco! Tu Poder insólito

Salud, oh sol glorioso

Saludando cortésmente a la buena Mamá Juno

Saludemos las sombras épicas

SALUTACIÓN ANGÉLICA

SALVACIÓN DEL PELIGRO

SALVACIÓN EN LA PALABRA (El poema)

SALVADOR DÍAZ MIRÓN

SALVAS

Samain diría el aire es quieto y de una contenida tristeza

SAN GABRIEL (SEVILLA)

SAN GOAR

SAN JUAN BAUTISTA

San Lorenzo le dijo: —«Si en Cristo tú creyeres

San Miguel de la Tumba es un grand monesterio

SAN MIGUEL (GRANADA)

SAN RAFAEL (CÓRDOBA)

SAN RAFAEL (SIERRA DE GUADARRAMA)

SANGRE JOVEN

Santa Escolástica

Santa florecita, celestial renuevo

SANTA MARÍA

Santa María, estrella do día

Santo silencio profeso

SANTORAL [César Vallejo]

SANTORAL [José Antonio Ramos Sucre]

SATCHMO LIROFORO

[SÁTIRA PRIMERA] A ARNESTO

SATISFACCIONES DE CELOS

SAUCE

Se acabó el extraño, con quien, tarde

Se acarician. Se bastan

Se agita la urbe, se alza

SE ALEGRA EL MAR

Se aleja el barco. Luz de madrugada

Se alza una nube de polvo

Se asomó a aquellas aguas

Se bebe el desayuno... Húmeda tierra

Se calla la luz

¡Se celebra el adulterio de María con la Paloma Sacra!

Se colmulga también en templos de la sordidez

Se creía dueño del mundo

Se desgrana un cristal fino

SE DESHOJABAN LAS ROSAS

Se despiden mil veces y mil veces ciñen el viento

Se dice, se rumora, afirman en los salones, en las fiestas

Se diría que está aún en la balaustra del balcón

Se diría que las calles fluyen dulcemente en la noche

Se distraen las penas en los cuartos de hoteles

Se equivocó la paloma

Se erizaron de chimeneas

Se fue en el viento

Se ha asomado una cigüeña a lo alto del campanario

Se ha casado el buen Antonio

Se ha retirado el campo

Se hizo tarde

Se iba quedando callada

Se le vio, caminando entre fusiles

Se llamaba María todo el tiempo de sus 17 años

Se lo ha llevado el viento, esa mano de olvido

Se me quedó en lo hondo

Se me va de los dedos la caricia sin causa

Se mira en el espejo que ya no le refleja

Se miran, se presienten, se desean

Se necesita sólo tu corazón

Se oyeron

Se pedía a grandes voces

Se perdió el laberinto. Se perdieron

Se perdió en las vagas

Se podrá discutir mi erudición ornitológica y la eficacia de mis aperturas de ajedrez

Sé que hay una persona

Sé que no me creerán como a espejo sin fondo

SE QUERÍAN

Se respira una brisa de tarjeta postal

se sienta a la mesa y escribe

SE SUICIDÓ LA ESTATUA DEL DICTADOR

Se tejerán frescas coronas

SÉ TODOS LOS CUENTOS

Se va de ti mi cuerpo gota a gota

¿Se va la poesía de las cosas

Se ven desde las barandas

Sea bien matizada la librea

Sea causa de iras, reinen tormentas y vientos negros

SEBASTIÁN ACEVEDO

Sed de amores tenía, y dejaste

Sedientas las arenas, en la playa

Segadores, a las mieses

Segadores, afuera, afuera

Segunda intención

Segunda Poesía Vertical. Número 16

Segunda Poesía Vertical. Número 20

Segunda Poesía Vertical. Número 34

Segunda Poesía Vertical. Número 39

Segunda Poesía Vertical. Número 51

Segunda Poesía Vertical. Número 52

Segunda Poesía Vertical. Número 61

Segunda Poesía Vertical. Número 67

Segunda Poesía Vertical. Número 69

Segunda Poesía Vertical. Número 73

Segunda Poesía Vertical. Número 77

Segundas plumas son, oh lector, cuantas

SEGUNDO POEMA DE LA ESPERA

SEIS MESES...

¡Seis meses ya de muerta! Y en vano he pretendido

Sella el tronco sangriento, no le oprime

SEMANA SANTA, O LAMENTACIONES DE DON FRANCISCO DE QUEVEDO VILLEGAS A LA MUERTE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

SEMÁNTICA PRÁCTICA

SEMBRANDO

SEMBRAR

SEMENTERA

SEMILLAS PARA UN HIMNO

SEMILLAS PARA UN HIMNO

Semper

Sencilla y grata vida de la aldea

SENCILLEZ

Sentado al borde de una silla desfondada

Sentado en el columpio

Sentado en esta peña

Sentado Endimión al pie de Atlante

SENTADO SOBRE LOS MUERTOS

SENTADOS FRENTE AL FUEGO

Sentí que se desgajaba

Sentía bajo mis pies la molicie del musgo de color de herrumbre

SENTIMIENTOS DE AUSENCIA, A IMITACIÓN DE GARCILASO

Sentimientos tiernos contra los desdenes de Lisi

Sentir de una pasión viva ardiente

Sentirse solo en medio de la vida

SEÑAL

Señol jues, pasi usté más alanti

Señor, a cuyos días son los siglos

Señor Arcadio, hoy es la fiesta

Señor, deja que diga la gloria de tu raza

Señor, Dios mío: no vayas

Señor, entre la sombra voy sin tino

Señor! Estabas tras los cristales

Señor don Juan, pues con la fiebre apenas

Señor, matadme, si queréis

Señor, me cansa la vida

Señor, mi queja es ésta

Señor, piedad de mí porque no puedo

—Señor, ¿por qué si el mal y el bien adunas

Señor, quiero ser yo, y sólo con lo mío

Señor recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe

Señor, siempre te veo con los ojos de niña

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe

Señor, Tú regaste los campos de flores

Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería

Señor: yo sé que en la mañana pura

Señor, yo te amo

Señora, Amor es violento

Señora doña puente segoviana

Señora: llego a Ti

Señora mía, si de vos ausente

Señora mía, si yo de vos ausente

Señoras y señores

Señores Corteggiantes, ¿quién sus días

¡Señores! Hoy es la primera vez que me doy cuenta de la presencia de la vida

SEÑUELO

SEPARACIÓN

septiembre, 2

septiembre, 27

septiembre, 30

Septiembre es esta muerte inacentuada

Séptima Poesía Vertical. Número 1

Séptima Poesía Vertical. Número 5

Séptima Poesía Vertical. Número 7

Séptima Poesía Vertical. Número 9

Séptima Poesía Vertical. Número 16

Séptima Poesía Vertical. Número 38

Séptima Poesía Vertical. Número 39

Séptima Poesía Vertical. Número 42

Séptima Poesía Vertical. Número 43

Séptima Poesía Vertical. Número 54

Séptima Poesía Vertical. Número 64

Séptima Poesía Vertical. Número 92

Séptima Poesía Vertical. Número 94

Séptima Poesía Vertical. Número 106

Séptima Poesía Vertical. Número 112

SEPULCRO DE JASÓN, EL ARGONAUTA. HABLA EN ÉL UN PEDAZO DE LA ENTENA DE SU NAVE, EN CUYA FIGURA SE SUPONE ESTÁ PROSOPOPEYA

SEQUÍA

SER CONTIGO, SEÑOR...

Ser en la vida romero

Ser pudiera tu pira levantada

SER UNA CASTA PEQUEÑEZ...

Será preciso navegar los ojos a los idiotas

¿Será que siempre la ambición sangrienta

¿Será, será que, osada

¿Será tu corazón un harpa al viento

¿Será verdad que, cuando toca el sueño

Serán videntes demasiado nadie

¿Serás, amor

SERENATA [Federico García Lorca]

SERENATA [Carlos Edmundo de Ory]

SERMÓN ESTOICO DE CENSURA MORAL

SERMÓN SOBRE LA MUERTE

Serpea el sol en tu mano fresca

Serrana celestial de esta montaña

Serrana hermosa, que de nieve helada

SERRANILLA V

Servía en Orán al Rey

SERVIDUMBRE DE PASO

Setenta balcones hay en esta casa

SETENTA BALCONES Y NINGUNA FLOR

SETIEMBRE

SEVEN P.M.

SEVILLA

Sevilla es una torre

¿Sevilla?... ¿Granada?... La noche de luna

SEVILLANAS DEL SIGLO XVIII

SEVILLANO

Sexta Poesía Vertical. Número 1

Sexta Poesía Vertical. Número 4

Sexta Poesía Vertical. Número 5

Sexta Poesía Vertical. Número 7

Sexta Poesía Vertical. Número 8

Sexta Poesía Vertical. Número 9

Sexta Poesía Vertical. Número 12

Sexta Poesía Vertical. Número 13

Sexta Poesía Vertical. Número 15

Sexta Poesía Vertical. Número 19

Sexta Poesía Vertical. Número 20

Sexta Poesía Vertical. Número 25

Sexta Poesía Vertical. Número 26

Sexta Poesía Vertical. Número 27

Sexta Poesía Vertical. Número 33

Sexta Poesía Vertical. Número 40

Sexta Poesía Vertical. Número 52

Sexta Poesía Vertical. Número 61

Sexta Poesía Vertical. Número 79

Sexta Poesía Vertical. Número 88

Sexta Poesía Vertical. Número 92

Sexta Poesía Vertical. Número 101

Sexta Poesía Vertical. Número 102

Si a una parte miraran solamente

Si a uno

Si a vuestra voluntad yo soy de cera [Garcilaso de la Vega]

Si a vuestra voluntad yo soy de cera [Baltasar del Alcázar]

Si acaso el ángel desplegara

Si al festín de los dioses llegas tarde

Si al mecer las azules campanillas

Si alguien

Si alguna vez tu pecho se detiene

Si amada quieres ser, Lícoris, ama

Si amarga el dedo sed para mi labio

Si Amor entre las plumas de su nido

Si atraviesas las estaciones

Sí, cada uno y todos sobre la tierra iguales

Si canto soy un cantueso

Si como afirma Borges todos los hombres

Si como dicen es cierto

Si conociéramos el punto

Si cuando fue

Sí. Cuando quiera yo

Si culpa el concebir, nacer tormento

Si de la aurora diamantina

Si de nuestros agravios en un libro

Si de pronto no existes

Si de un delito proprio es precio en Lido

si dulcemente por tu cabeza pasaban las olas

Si el aire se dijera un día

Si el cielo está sin luces

Si el engaste

Si el hombre tuviera tiempo de sobras

Si el sueño fuera (como dicen) una

Si en el mundo fue tan bella

Si en tus jardines, cuando yo muera

Si en tus recuerdos ves algún día

Si entré, si vi, si hablé, señora mía

Si era toda en tu verso la armonía del mundo

Si eres campana ¿dónde está el badajo?

¿Si es él, Amor? ¡Qué trémula la mano

¡Sí! es necesidad, por eso tan real

Si es que me quieres matar

Si escuchas ¡oh adorada soñadora!

Sí, esta tarde no es imajen

Si fuera de mi amor verdad el fuego

Si fuere que después, al postrer día

Si Garcilaso volviera,

Si gobernar provincias y legiones

Si ha de ser condición de mi dicha el olvido

Si has perdido tu nombre

Sí, hay un fondo

Si he perdido la vida, el tiempo, todo

Si hija de mi Amor mi Muerte fuese

Si hubiera de morir

Si hubiera sospechado lo que se oye después de muerto, no me suicido

Si junto a ti las horas se apresuran

Sí, la noche sostenida en las grandes hojas espesas

Sí, la pura amistad, que en dulce nudo

Sí: la realidad propone siempre sueños

¡Si la vida es amor, bendita sea!

Si lloviera esta noche, retiraríame

Sí, más verdad

Si me dieran a elegir, yo elegiría

Si me hubieran los miedos sucedido

¡Si me llamaras, sí

Si medito en tu eterna grandeza

Si mi vida no es mía, sino tuya

Si mi voz muriera en tierra

Si mis ásperos metros yo te envío

SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR

Si mis párpados, Lisi, labios fueran

Si muero

Si muero sobrevíveme con tanta fuerza pura

Si nacieras Mi Niño

Si negare alguno que Santa María

Si no duerme su cara con Filena

Si no fuera por la rosa

Si no fuera porque tus ojos tienen color de luna

Si no os hubiera mirado

Si no te supe yo comprender

Si no temo perder lo que poseo

Si ociosa no, asistió Naturaleza

¡Si os encerrara yo en mis estrofas

Si para recobrar lo recobrado

Si para refrenar este deseo

Si por la noble senda del dios Marte

Si pretendes por despojos

Si pudiera abrir mi gruesa flor

¡SI PUDIERA SER HOY!...

Si pudiera vivir nuevamente mi vida

Si quejas y lamentos pueden tanto

Si quiere Amor que siga sus antojos

Si quieren que de este mundo

Sí, sí, dijo el niño, sí

Sí, sí, es verdad, es la única verdad

Si solamente me tocaras el corazón

SI SOLTERA AGONIZAS...

Si te alegra, Señor, el ruido ronco

—Si te amara... qué sería?

Si te dicen que voy envejeciendo

Si te toman pensativa los desastres de las hojas

¡Sí, todo con exceso

Si tras el negro muro de granito

Si tu alma pura es un broche

Si tú eres la yegua de ámbar

Si tú estás en

Si tu madre quiere un rey

Si tú me dices «¡ven!», lo dejo todo...

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa

Si tú me olvidas

Sí, tu niñez ya fábula de fuentes

Si tu pie se desvía de nuevo

¡Si tú supieras que ese

Si tus miradas

Si tuviera un caballo en vez de una metáfora

Si tuviésemos la fuerza suficiente

Si una espina me hiere, me aparto de la espina

Si uno encuentra de pronto que lleva entre las manos

Si uno no es igual a su despertar

Si vais por la carretera del arrabal

Si ves un monte de espumas

Si vieras, amiga

Si vives enamorado

Si ya el griego orador la edad presente

Si ya la vista, de llorar cansada

Sí, yo amaba lo azul con ardimiento

Si yo fuera un poeta

Si yo fuese Dios

Si yo fuese un niño

Sí, yo he escrito estos Abrojos

Si yo jamás hubiera salido de mi villa

Si yo nací campesino

Si yo te odiara, mi odio te daría

SIBARITA

SIEMBRA

Siempre [Pablo Neruda]

SIEMPRE... [Ricardo Jaimes Freyre]

Siempre desde abajo pudimos mirarle

Siempre desgraciado fui

Siempre, después, qué contento

SIEMPRE EL ADIÓS

Siempre es conmovedor el ocaso

Siempre estará la noche, mujer, para mirarte cara a cara

Siempre fugitiva y siempre

Siempre habrá nieve altanera

Siempre la claridad viene del cielo

Siempre, Melchor, fue bienaventurada

¡Siempre solo!

Siempre te encuentro, oigo tu voz

Siempre yo penetrándote

Siendo mozo Alvargonzález

Siendo yo niño tierno

Siente unas lástimas

Siento a Dios que camina

Siento, asomado a la ventana, la imagen asidua de la patria

Siento el dolor menguarme poco a poco

Siento llegar el día como un rumor de animales

Siento mi corazón en la dulzura

Siento que algo solemne va a llegar a mi vida

Siento tu cuerpo entero junto al mío

Siento y me crezco y me recrezco oyendo

SIESTA DE LA TORMENTA

Siete años ha que sirvo, hecho un guillote

Siete soles forman

SIGLO DE ORO

SIGNIFICA EL MAL QUE ENTRA A LA ALMA POR LOS OJOS, CON LA FÁBULA DE ACTEÓN

SIGNIFÍCASE LA PROPIA BREVEDAD DE LA VIDA, SIN PENSAR, Y CON PADECER, SALTEADA DE LA MUERTE

Sigo

Sigo, silencio, tu estrellado manto

Sigue con dulce lira

Siguiendo el hilo tenue

Siguió el festejo a la tarde

SILENCIO

Silencio. Aquí se ha hecho ya de noche

Silencio de cal y mirto

Silencio de la noche, doloroso silencio

¡Silencio, los lebreles

Silencio. Sólo queda

Silencio, en tu sepulcro deposito

Silvio a una blanca corderilla suya

Silvio resiste difícilmente el ingenio de Beatriz. Las burlas irritan al galán presumido

SIMÓN CARBAJAL

SIMONETTA VESPUCCI

SIN ADIÓS

Sin armas. Ni las dulces

Sin arrimo y con arrimo

Sin aumentar su poder

Sin dientes, pero con dientes

Sin fe y sin amor

Sin haberlo advertido jamás, exceso por turismo

Sin lástima y sin ira el tiempo mella

SIN LEYES

SIN LIHN

SIN RUMBO

Sin saber que es domingo, ruidoso día de fiesta

Sin título [Belén Reyes]

SIN TÍTULO [Delmira Agustini]

SIN VOZ, DESNUDA

SÍNDROME

SINFONÍA COLOR DE FRESA CON LECHE

SINFONÍA PEQUEÑA

Sintiéndose acabar con el estío

Sipi

Sírvame la ópera Madame Butterfly

SITUACIÓN

SNORRI STURLUSON

Sobre dos urnas de cristal labradas

SOBRE EL ANHELO CON QUE CADA UNO TRABAJA PARA LOGRAR SU OBJETO

Sobre el cielo negro

Sobre el himno del combate

Sobre el mojado camino

Sobre el monte pelado

Sobre el muro de Zamora

SOBRE EL PODER DEL TIEMPO

Sobre la eterna piedra del mundo tan compacto

Sobre la falda tenía

Sobre la limpia arena, en el tartesio llano

Sobre la negra tumba recostado

Sobre la nieve se oye resbalar la noche

Sobre la tierra

Sobre la tierra amarga

Sobre las aguas

Sobre las mesas, botellas decapitadas de “champagne” con corbatas blancas

Sobre los inciertos placeres de la vida

SOBRE MI HOMBRO

SOBRE NAVEGANTES SOLITARIOS

SOBRE SER LA POESÍA UN ESTUDIO FRÍVOLO, Y CONVENIRME APLICARME A OTROS MÁS SERIOS

SOBRE TU FRENTE

Sobre tu nave —un plinto verde de algas marinas

Sobre unas altas rocas

Sobresale en el concurso de los fieles ingenuos por la severa majestad

SOL DE INVIERNO [Antonio Machado]

SOL DE INVIERNO [José Coronel Urtecho]

SOL DE MONTERREY

Sol espledente de primavera

Sol espléndido y radiante

SOL Y ROSA

Sola en ti, Lesbia, vemos ha perdido

SOLAMENTE

Solamente por oír

Solamente un dar me agrada

SOLDADO, APRENDE A TIRAR

SOLEDAD PRIMERA

SOLEDAD SEGUNDA

Soledad, soledad siempre soñada

SOLEDADES [Luis de Góngora y Argote]

SOLEDADES [Ricardo E. Molinari]

Solía escribir con su dedo grande en el aire:

SOLIDARIDAD

Soliloquio

SOLILOQUIO DEL INDIVIDUO

SOLILOQUIO I

Solitario recinto de la abadía

Solitario, triste y mudo

Sólo al dejar de ser, Amor es fuerte!

Sólo bajó del tren

SOLO DE PIANO

Solo de ti, lleno de ti

Solo de ti, lleno de ti

SOLO EL AMOR

Solo en el mundo con mi media oreja

Sólo en ti, Lesbia, vemos que ha perdido

Sólo eres tú

Sólo la muerte, la tímida muerte, la muerte que pronuncio

Sólo la nieve sabe

Sólo lo hiciste un momento

Sólo mi frente y el cielo

¡Sólo por una vez que todo vuelva

Sólo quien ama vuela. Pero ¿quién ama tanto

Sólo quien se entrega recibe

Sólo sé que estoy en mí

SÓLO TÚ

Sólo tu corazón caliente

Sólo tú y yo sabemos lo que ignora la gente

SÓLO UN NOMBRE PODRÍA LLEVAR LA DEDICATORIA

Sólo una cosa no hay. Es el olvido

Sólo veo al inmolado de Concepción que hizo humo

SOLO YO

Solos tú y yo, e irremediablemente

SOLVEIG

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI DE LOS HUEVOS DE PALOMA

SOMARIS

SOMARIS

SOMBRA [Santiago Montobbio]

Sombra [Antonio Plaza]

SOMBRA [Vicente Huidobro]

Sombra hecha de luz

Sombra, trémula sombra de las voces

Sombracanes

Sombras del día blanco

SOMBRERO, ABRIGO, GUANTES

Somos el río que invocaste, Heráclito

Somos el tiempo. Somos la famosa

Somos hombres, Señor, y lo viviente

Somoza desveliza

Son de abril las aguas mil

SON DE NEGROS EN CUBA

¿Son de Tolú, o son de Puertorrico

Son las gaviotas, amor

Son los corazones de algunas criaturas

SON LOS RÍOS

Son los trasfondos otros de la in extremis médium

Son tus labios un rubí

Sonaba el reloj la una

Sonámbula y picante

SONATA

SONATINA

SONETO [Juan Boscán]

SONETO [José de Espronceda]

SONETO [Rubén Darío]

SONETO [Luis Rosales]

SONETO [Manuel Acuña]

SONETO [Eugenio Florit]

SONETO [Francisco de Quevedo y Villegas]

Soneto [Juan Gelman]

SONETO [Amado Nervo]

SONETO [Carlos Pellicer]

SONETO A CRISTO CRUCIFICADO

SONETO A GRETA GARBO

Soneto a mi esposa

SONETO AMOROSO

SONETO AMOROSO

SONETO AMOROSO

SONETO AMOROSO

SONETO DE LA DULCE QUEJA

SONETO DE LA MUJER GORDA

SONETO DEL AMOR VICTORIOSO

SONETO DEL VINO

SONETO en el que hablando con Dios desvive su secreto valimiento

SONETO GONGORINO EN QUE EL POETA MANDA A SU AMOR UNA PALOMA

SONETO PARA INVITAR A MARÍA A VOLVER DE SAN FRANCISCO DEL RÍO

SONETO PARANOICO

Soneto Pompadour

[SONETO PRIMERO] A CLORI

SONETO RONDEL

SONETO SOBRE LA LIBERTAD HUMANA

SONETO SOBRE LA RED DE AMOR

SONETO I [Pablo Neruda]

SONETO I [Garcilaso de la Vega]

SONETO II [Pablo Neruda]

SONETO II [Garcilaso de la Vega]

SONETO III [Pablo Neruda]

SONETO III [Garcilaso de la Vega]

SONETO III [Francisco de Medrano]

SONETO IV [Pablo Neruda]

SONETO IV [Garcilaso de la Vega]

SONETO V [Pablo Neruda]

SONETO V [Garcilaso de la Vega]

SONETO VI [Pablo Neruda]

SONETO VI [Garcilaso de la Vega]

SONETO VII [Pablo Neruda]

SONETO VII [Garcilaso de la Vega]

SONETO VIII [Pablo Neruda]

SONETO VIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO IX [Pablo Neruda]

SONETO IX [Garcilaso de la Vega]

SONETO X [Pablo Neruda]

SONETO X [Garcilaso de la Vega]

SONETO XI [Pablo Neruda]

SONETO XI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XII [Pablo Neruda]

SONETO XII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XIII [Pablo Neruda]

SONETO XIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XIV [Pablo Neruda]

SONETO XIV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XV [Pablo Neruda]

SONETO XV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XVI [Pablo Neruda]

SONETO XVI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XVII [Pablo Neruda]

SONETO XVII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XVII [Francisco de Figueroa]

SONETO XVIII [Pablo Neruda]

SONETO XVIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XIX [Pablo Neruda]

SONETO XIX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XX [Pablo Neruda]

SONETO XX [Francisco de la Torre]

SONETO XX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXI [Pablo Neruda]

SONETO XXI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXII [Pablo Neruda]

SONETO XXII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIII [Pablo Neruda]

SONETO XXIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIV [Pablo Neruda]

SONETO XXIV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXV [Pablo Neruda]

SONETO XXV [Francisco de la Torre]

SONETO XXV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXVI [Pablo Neruda]

SONETO XXVI [Francisco de Medrano]

SONETO XXVI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXVII [Pablo Neruda]

SONETO XXVII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXVIII [Pablo Neruda]

SONETO XXVIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIX [Pablo Neruda]

SONETO XXIX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIX [Juan Boscán]

SONETO XXX [Pablo Neruda]

SONETO XXX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXI [Pablo Neruda]

SONETO XXXI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXII [Pablo Neruda]

SONETO XXXII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXIII [Pablo Neruda]

SONETO XXXIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXIV [Pablo Neruda]

SONETO XXXIV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXV [Pablo Neruda]

SONETO XXXV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXVI [Pablo Neruda]

SONETO XXXVI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXVII [Pablo Neruda]

SONETO XXXVII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXVIII [Pablo Neruda]

SONETO XXXVIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXIX [Pablo Neruda]

SONETO XL [Pablo Neruda]

SONETO XLI [Pablo Neruda]

SONETO XLII [Pablo Neruda]

SONETO XLIII [Pablo Neruda]

SONETO XLIV [Pablo Neruda]

SONETO XLV [Pablo Neruda]

SONETO XLVI [Pablo Neruda]

SONETO XLVII [Pablo Neruda]

SONETO XLVIII [Pablo Neruda]

SONETO XLIX [Pablo Neruda]

SONETO L [Pablo Neruda]

SONETO LI [Pablo Neruda]

SONETO LII [Pablo Neruda]

SONETO LIII [Pablo Neruda]

SONETO LIV [Pablo Neruda]

SONETO LIV [Juan Boscán]

SONETO LV [Pablo Neruda]

SONETO LVI [Pablo Neruda]

SONETO LVII [Pablo Neruda]

SONETO LVIII [Pablo Neruda]

SONETO LIX [Pablo Neruda]

SONETO LX [Pablo Neruda]

SONETO LXI [Pablo Neruda]

SONETO LXI [Juan Boscán]

SONETO LXII [Pablo Neruda]

SONETO LXIII [Pablo Neruda]

SONETO LXIV [Pablo Neruda]

SONETO LXV [Pablo Neruda]

SONETO LXVI [Pablo Neruda]

SONETO LXVII [Pablo Neruda]

SONETO LXVIII [Pablo Neruda]

SONETO LXIX [Pablo Neruda]

SONETO LXX [Pablo Neruda]

SONETO LXXI [Pablo Neruda]

SONETO LXXII [Pablo Neruda]

SONETO LXXIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXIV [Pablo Neruda]

SONETO LXXIV [Juan Boscán]

SONETO LXXV [Pablo Neruda]

SONETO LXXVI [Pablo Neruda]

SONETO LXXVII [Pablo Neruda]

SONETO LXXVIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXIX [Pablo Neruda]

SONETO LXXX [Pablo Neruda]

SONETO LXXXI [Pablo Neruda]

SONETO LXXXII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXII [Juan Boscán]

SONETO LXXXIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXIV [Pablo Neruda]

SONETO LXXXV [Pablo Neruda]

SONETO LXXXV [Juan Boscán]

SONETO LXXXVI [Pablo Neruda]

SONETO LXXXVII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXVIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXIX [Pablo Neruda]

SONETO XC [Pablo Neruda]

SONETO XCI [Pablo Neruda]

SONETO XCII [Pablo Neruda]

SONETO XCIII [Pablo Neruda]

SONETO XCIV [Pablo Neruda]

SONETO XCV [Pablo Neruda]

SONETO XCVI [Pablo Neruda]

SONETO XCVII [Pablo Neruda]

SONETO XCVIII [Pablo Neruda]

SONETO XCIX [Pablo Neruda]

SONETO C [Pablo Neruda]

SONETO CVIII [Juan Boscán]

SONETO CXI [Juan Boscán]

SONETO CXXIX [Juan Boscán]

SONETOS AL BIES

SONETOS - I [Octavio Paz]

SONETOS - II [Octavio Paz]

SONETOS III

SONETOS IV

SONETOS V

Sonidos y perfumes, Claudio Aquiles

sonríe como un cómplice

Sonrisas de las vírgenes difuntas

Sonrisas negras

SOÑABA

Soñaba en ese entonces en forjar un poema

Soñaba yo: mis párpados henchidos

Soñar, soñar la noche, la calle, la escalera

Soñé a Dios como una fragua

Soñé la muerte y era muy sencillo

Soñé que comulgaba, que brumas espectrales

Soñé que la ciudad estaba dentro

Soñé que te encontrabas junto al muro

Soñé que tú me llevabas

Sopla recio a mi espalda

Sople rabiosamente conjurado

SOPLOSORBOS

SORPRESA

SOSIEGO

Sospechas, que en mi triste fantasía

SOURINOMO

SOY

Soy como aquel que vive en el desierto

Soy como esa isla que ignorada

Soy el coplero cuyo cinismo

SOY EL HOMBRE CASADO

Soy el mendigo cósmico y mi inopia es la suma

Soy el que sabe que no es menos vano

Soy el tigre

Soy hombre: duro poco

—Soy la Muerte— me dijo. No sabía

SOY MI CUERPO

Soy sabio, soy ateo

Soy sensible a este abismo, me enternece

Soy un alma desnuda en estos versos

Soy un poco poeta del chambergo flotante

Soy un viajero que tiene prisa

Soy una pieza de limado acero

SPES

SPINOZA

Squier en Nicaragua

SSE

Su ayuda es mi sueldo

Su ciega y loca fantasía corrió arrastrada por el vértigo

Su cuerpo resonaba en el espejo

¡Su desnudez y el mar!

Su dolor no llame agudo

Su luna de pergamino

SU MAJESTAD EL TIEMPO

Su mano entre mis manos

¡Su padre los echa! Yo, ha poco, lo he visto

SU SITIO FIEL

SU TRENZA

Su veste blanca y de galones de plata sugería la estola de los ángeles

Suave es la bella como si música y madera

Sube a nacer conmigo, hermano

Suben por la calle

Subes centelleante de labios y ojeras!

Subes de ti misma

Subí la escalera de mármol negro en solicitud de mi flecha, disparada sin tino

SUBIDA AL AMOR

Subo con tan gran peso quebrantado

SUB-UMBRA

Sucede que las sondas electromagnéticas temen a las aguas del océano

Sucede que mi boca es una herida

SUCESIVA

SUCESO

Suele, tal vez venciendo los rigores

Suelta mi manso, mayoral extraño

Suelta mi palomita pequeñuela

Sueltas avecillas

Suelto mi corazón como vela y navego por entre las islas

Suena el tren en la noche

Suenan galanteos y besos y adioses

Sueña el león

SUEÑO [Antonio Machado]

SUEÑO [Antonio Machado]

SUEÑO [Antonio Machado]

SUEÑO [Emilio Prados]

SUEÑO [José Antonio Ramos Sucre]

Sueño con claustros de mármol

Sueño con un antiguo rey. De hierro

SUEÑO DEL PUERQUITO RUBIO

SUEÑO DESPIERTO

SUEÑO ESPECULAR

SUEÑO INFANTIL

Sueño, luego existo

SUEÑO, PORQUE VIVO EN MÍ...

Sueño que sopla una violenta ráfaga de invierno sobre tus cabellos descubiertos

SUIZA

Sulca del mar de Amor las rubias ondas

SUPER FLUMINA BABILONIS

Supongo que por ser casi lo único que estaba abierto los domingos

SUPRASCRIPÇIÓN

Surge mi voz, y el invierno

Surges amarga, pensativa

¿Surgió de bajo tierra?

SUS VENTANAS

Sus ventanas floridas

Suspende, mi caro amigo

SUSPIRO

Suspiro por las regiones

Suspiros tristes, lágrimas cansadas

SUTILEZAS