comentarios - guerra civil 1939

Índice
principal
nombres
capítulos
comentarios
redondo
porfirio smerdou
in memoriam
hispanista
resumen
  
Comentarios, entrevistas y reseñas
José María Solé
La Aventura de la Historia (febrero 2004).

EN LA CIUDAD MARTIR


Nueva y eficaz aportación a la historiografía de la Guerra Civil española


De aquella denominada "guerra civil dentro de la guerra civil" que fueron los últimos meses de agonía del Madrid asediado de forma ya insoportable, han escrito muchos especialistas. Unos y otros han incidido en personajes o aspectos de su interés, tomados de aquella trágica y complejísima realidad. En esta caso, Luis Español, avezado investigador de archivos, ha ido a las fuentes documentales originales, en busca de materiales efectivos para elaborar su propia interpretación de aquellos hechos. Cuidando en todo momento el rigor y el detalle, estudia el autor sucesos y actitudes personales de sus protagonistas, que en muchas ocasiones aparecen bajo diversas luces, a veces no solamente cambiantes sino incluso contrapuestas. Destaca de forma muy especial, por lo novedoso, el enfoque que se efectúa sobre las posiciones de ambos bandos con referencia al claramente anunciado final de la guerra, las sorprendentes similitudes existentes entre los Trece puntos de Negrín y el discurso-programa de Franco, ya de 1936. El golpe de Casado, cuestión todavía situada en abierta controversia historiográfica, junto a los últimos nombramientos militares de ambos bandos, son interesantes cuestiones presentadas aquí bajo nuevas y sugerentes perspectivas.


José María Solé


La Aventura de la Historia  nº 64, febrero 2004, pág. 97

Javier Paredes entrevista al autor
Radio Intereconomía (libro de la semana)

Libro de la Semana del programa De las Artes y de las Letras, dirigido por el profesor Javier Paredes en Radio Intereconomía. Entrevista emitida el domingo 28 de marzo de 2004 a las 4.30 de la tarde.


Reproducimos la entrevista original con los lapsus y errores originales, salvo alguno como el de confundir Jesús Hernández con José Díaz, para no apelmazar el texto original con las correcciones. Tratándose de una entrevista hay, como es lógico, repeticiones.  Entre corchetes ponemos la correcciones o las aclaraciones correspondientes. Las preguntas no estaban preparadas de antemano.


— El autor de esta semana en nuestro espacio De las Artes y de las Letras es Luis Español Bouché, que ha publicado un libro que se titula Madrid 1939: del golpe de Casado al final de la Guerra Civil y está publicado en la editorial Almena. Don Luis, buenas tardes.


— Buenas tardes, don Javier.


—Vamos a ver, Vd. justifica el hecho de escribir un nuevo libro sobre la Guerra Civil, que después de Napoleón creo que es uno de los temas que más tinta ha hecho correr. Era necesario este nuevo libro, y por eso se ha metido Vd. en esta empresa, que me parece muy interesante: describir los últimos meses de la Guerra Civil, lo que marca el antes y el después. Conocemos, como Vd. dice, el antes y el después pero no sabemos cómo se hizo esa transición.


— Efectivamente. Yo me hice la pregunta acerca de la necesidad de otro libro, un libro más sobre la Guerra Civil; con la Guerra Civil, lo digo y lo repito, creo que nos estamos volviendo un poco abuelos cebolletas. Recuerdo la impresión de delirio que viví cuando me enteré de que en el Congreso de los Diputados estaban haciendo mociones condenando el Alzamiento Nacional, y pensaba “bueno, que condenen también la Revolución de Asturias, el asesinato de Cánovas, que condenen también la crucifixión de Cristo y que condenen también, no sé, la extinción de los dinosaurios”. Es decir, la historia está ahí. Tenemos que intentar contarla y tenemos que intentar ser veraces, intentar contar la verdad, intentar ser honestos. Yo creo que con la historia del final de la guerra civil ha habido quizás aproximaciones insuficientes; ha habido personas que han intentado contar su verdad, no forzosamente una visión completa de todos los hechos que acompañaron el final, la agonía de la República, la victoria de los franquistas y de los hechos posteriores.


— Incluso los propios interesados. Vd. habla en algún caso de unas memorias [las del coronel Casado] que se publican en Inglaterra que son distintas de otras memorias que luego se publican en España. Creo que es uno de los aciertos de este libro el haber resaltado eso.


— Hombre, gracias por lo que me toca. Creo que es una de las grandes desgracias de la historiografía española el hecho de que para justificar prejuicios, mentiras, intoxicaciones  y —¿por qué no decirlo?— estupideces, se utilizan fuentes manipuladas, fuentes inexactas. Me parece intolerable que haya que esperar al 2004 para que alguien subraye que las memorias inglesas de Segismundo Casado son mucho más veraces que las versiones españolas de treinta años después. Me parece increíble, porque se supone que doctores tiene la Iglesia y catedráticos nuestra Universidad. Es más, como soy coleccionista de obras manipuladas porque me divierte el tema, tengo documentadas algunas manipulaciones realmente asombrosas como por ejemplo las memorias de Jesús Hernández cuyas memorias originales fueron publicadas en España sin su consentimiento, totalmente manipuladas, y es más el que hizo la manipulación que se llamaba Mauricio Carlavilla y que era pronazi se permitió añadir notas a pie de página burlándose de las afirmaciones que él ponía en boca de Jesús Hernández cuando en realidad las alteraciones las había puesto él, lo cual no deja de ser extraordinario en el campo de la manipulación. Estos días hemos vivido lo que puede llamarse una manipulación informativa de carácter mayúsculo [se refiere al tratamiento informativo del atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid] y yo creo que los oyentes comprenderán que si se ha podido mentir tanto acerca de un atentado es gravísimo que se pueda seguir mintiendo tanto sobre una guerra civil, sobre el final de una guerra civil. Es más, el final de la guerra civil es muy importante porque va a determinar todo lo que va a ser la trayectoria del exilio. Y las divisiones de los republicanos nacen fundamentalmente de los sucesos que acompañan la liquidación de la República.


— Si sí, este es otro de los datos importantes de este libro. Resaltar que dentro del campo azul no todos eran iguales igual que dentro del campo rojo no todos los rojos eran iguales, lo cual fue un gran beneficio para Franco porque desunidos, y sin intervención exterior, la dictadura se pudo prolongar.


— Efectivamente. Es rigurosamente imposible explicar la perpetuación de Franco en el poder si no se acude al hecho de la división de los republicanos. Pero es que también nuestra Historia resulta asombrosa. Un dato, un solo dato que puede interesar al oyente es que un republicano contumaz como don Miguel Maura, —porque venía de una familia monárquica pero él era republicano y estaba comprometido con la República desde su fundación— un hombre como Miguel Maura, ante la perspectiva de la guerra mundial decide hacer lo posible para restaurar la monarquía en España pensando —yo creo que acertadamente— que una monarquía podía representar mejor los intereses de todos los bandos que habían estado enfrentados durante el periodo republicano. Bueno pues Maura se va a ver a Niceto Alcalá Zamora y se va a ver a Manuel Azaña y dos ex-presidentes de la República avalan la restauración de la monarquía en España de 1940, proyecto que no funcionó por las divisiones en el campo republicano y porque los propios nacionales no estaban por la labor; habían conquistado el poder tras mil días de guerra y no estaban dispuestos a dejarlo.


— Muy bien, habla Vd. de hechos y los hechos se encuentran en las fuentes. ¿Qué fuentes ha utilizado Vd. para su trabajo?


— Además de las fuentes que representan libros y periódicos, he utilizado principalmente dos fuentes documentales: el Archivo Juan Negrín del Ministerio de Asuntos Exteriores, con el que ya había trabajado Michael Alpert —que fue quien descubrió un ejemplar de un diario oficial de cuya existencia dudaban muchos—  y con el que también trabajó Francisco Olaya Morales, autor de trabajos muy interesantes sobre el oro de Negrín, es decir, los dineros que el gobierno republicano de Juan Negrín sacó de España al final de la guerra. También he utilizado los papeles de la Fundación Julián Besteiro que me ha proporcionado toda clase de facilidades y dónde sólo he encontrado amabilidad y eficacia. Sobre algunas de mis afirmaciones, ahí están los documentos para probarlas. Por otra parte he trabajado mucho con el fruto de otros estudiosos y en particular con fuentes documentales poco habituales. Más bien bibliográficas. Libros que nadie consulta porque por desgracia mucha gente cita obras que no lee y quisiera recordar aquí —yo que soy usuario de la Biblioteca Nacional dónde paso mis tardes— a Marion [Marion Subervielle], a la joven Marion que estaba en la entrada con su chaqueta roja y nos recibía amablemente, con la que yo hablaba en francés y que nos trajo a su hija y que es una de las cuatro personas de la Biblioteca asesinadas en el atentado del once de marzo. [Sobre Marion Subervielle, David Vilela y María Luisa Polo se puede consultar la página "no os olvidamos” de nuestro menú]


— Muy bien, pues con este recuerdo entrañable y emocionado, podíamos concluir esta sección de nuestra librería del autor de la semana. Si le parece don Luis vamos a hacer como acostumbramos siempre, que es después de despedir al autor de la semana leer la ficha del libro. Se trata del libro Madrid 1939: del golpe de Casado al final de la Guerra Civil; su autor es Luis Español Bouché y está publicado por la editorial Almena. No hemos acabado con la librería. Así que don Luis si me acompaña, escuchamos otro comentario y seguimos con el programa (...)

Ángel Márquez Delgado
Prólogo a "El hundimiento del Castillo de Olite"

En el prólogo a la obra de Luis Miguel Pérez Adán, El hundimiento del Castillo de Olite, Cartagena, Áglaya, 2004, Ángel Márquez ha escrito:


"Sobre el golpe de Casado exiten infinidad de obras, desde los estudios de Martínez Bande y el propio Casado que publica en Londres su Last Days of Madrid hasta el extraordinario Madrid 1939: del golpe de Casado al final de la Guerra Civil de Luis Español, Madrid, Almena

Fernando José Vaquero Oroquieta
El Semanal Digital (12.06.2004)

"Madrid 1939" (Almena), los últimos días de la República


El golpe de Casado, en el Madrid de marzo de 1939, pretendió poner fin a la guerra civil mediante un acuerdo entre militares y anegar el pertinaz intento comunista de prolongar el conflicto.


Todo periodo histórico de transición atrae el interés de los investigadores. Así, algunos episodios acaecidos en las últimas semanas del Madrid frentepopulista desataron fuertes controversias entre historiadores: el carácter del golpe de Casado, el papel de los comunistas, la táctica del ejército franquista, la influencia de la política internacional, los nombramientos militares como detonante o provocación del golpe…


Esos polémicos nombramientos que, entre otros, ascendían al propio Casado a general, sin duda, existieron. Con ellos, Negrín intentó colocar a comunistas de entera confianza al frente de lo que quedaba del Ejército frentepopulista. Son varias las dudas al respecto: si llegaron a publicarse, si fueron parcialmente efectivos… Pese a las lagunas documentales, las contradicciones testimoniales y la circulación restringida –en su día– de los diversos diarios oficiales afectados, el historiador realiza un estudio sistemático de los materiales existentes, fundamental ya para cualquier investigación futura. Pero, ¿qué se pretendía con ellos? ¿Controlar al Ejército frentepopulista y prolongar la resistencia enlazando con la próxima guerra o, desde otra perspectiva, provocar un golpe del que se tenía constancia estaba en gestación? La respuesta no es fácil y tal vez no obtenga nunca respuesta definitiva. No sólo las memorias publicadas son selectivas, pretendiendo muchos de sus protagonistas justificarse, sino que imperativos de política partidaria mediatizaron esos testimonios; y más cuando los principales protagonistas han fallecido. En cualquier caso, buena parte de los objetivos pretendidos por el Consejo golpista se frustraron por la sublevación comunista en Madrid y la huida de la flota a Bizerta, perdiendo así toda baza ante los pacientes vencedores.
En un clima de deterioro institucional, de abandono de responsabilidades, de desconcierto generalizado, del "sálvese quien pueda" en definitiva, algunas figuras alcanzaron, con su comportamiento, una alta estatura moral: el anarcosindicalista Cipriano Mera, el socialista moderado Julián Besteiro, el propio Casado. Desdibujado queda Miaja. Por el contrario, Negrín juega un papel muy negativo, siendo los máximos dirigentes comunistas los que se llevan la peor parte en este reparto. Muy contundentes son las críticas, también, a los nacionalistas vascos: descritos como racistas, oportunistas...
Ese patético clima moral y político repercutirá, muy negativamente, en la organización del exilio y su polémica financiación a través de JARE y SERE.


Otra cuestión importante que estudia nuestro historiador, e íntimamente relacionada con las postrimerías del episodio, es el pacto nazi-soviético de 1939; especialmente sus repercusiones en Francia, pero también las producidas entre los españoles allí exiliados. Es paradójico que, derrotada Francia, sean entregados socialistas y republicanos a las autoridades del nuevo Estado, mientras que los comunistas se libraban de ello; otra dolorosa circunstancia más que alimentó el anticomunismo de muchos socialistas españoles, finalmente escarmentados.


También aborda, desde la memoria de algunos personajes significativos que la conocieron por dentro, la relación entre Masonería y partidos republicanos. Su conclusión: ni la Masonería es la culpable de todos los males que se le atribuyeron, ni era la entidad apolítica y neutra que se proclamaba...


El anexo documental recoge algunos escritos e intervenciones del máximo interés. Así, los diversos discursos pronunciados en la noche del 5 al 6 de marzo de 1939 por los miembros del Consejo Nacional de Defensa. Es el caso, también, de algunos artículos, particularmente el que recoge las últimas horas en libertad de Besteiro, y el apasionante testimonio vital de Rafael Sánchez-Guerra.


Por algunos latiguillos, y breves reflexiones, es evidente que el autor no simpatiza ni con franquistas ni con comunistas. No obstante, esa toma de partido no le priva de lucidez en su trabajo, exponiendo objetivamente otros aspectos trascendentales que demuestran su olfato como historiador: el papel de la criptografía, las acciones del SIM, el comportamiento de los artilleros, las víctimas de aquellos meses, el papel crucial de las comunicaciones, el tesoro del Vita…


El texto es muy ameno, dramático en ocasiones, riguroso en todo caso. La derrota final, algunas actuaciones de la "quinta columna", la caída de Alicante, las divisiones entre los exiliados, los problemas de representatividad de la República una vez derrotada…; todo ello es expuesto desde aristas muy dispares, proporcionando una magnífica radiografía del intento desesperado por un acuerdo de paz que pretendía reducir los daños sufridos por los españoles con la mirada puesta, incluso, en una reconciliación que, entonces, no era posible. Lástima. Es dramático, y particularmente doloroso, observar cómo existía una coincidencia en los anhelos de independencia nacional y cese del derramamiento de sangre española, al menos sobre el papel, en casadistas, negrinistas y franquistas. Sin embargo, el drama se había desatado y el golpe de Casado no pudo impedir que se representara hasta sus últimas y, fatalmente, previsibles consecuencias. 


http://www.elsemanaldigital.com/pistas.asp?idarticulo=17099 

Fundación Andreu Nin
Boletín 63, junio 2004: reseña de "Madrid 1939"

Una nueva obra sobre el final de la guerra civil española que aborda las cuestiones relacionadas con las causas del golpe de Casado, el papel del PCE, el Consejo Nacional de Defensa, el principio del exilio, la Diputación Permanente en Paris, etc. Un obra muy documentada que contribuye a colocar el golpe de Casado en su contexto frente a la continuada tergiversación de la historiografía de origen o influencia estalinista y a los recientes intentos de reivindicar a Juan Negrín. Entre sus aportaciones destacan  los relativos a aspectos polémicos como los nombramientos militares de comunistas por Negrín.

http://www.fundanin.org/Boletin34.htm