Alexei   SHIROV

 

 

 

 

 

 

 

Con motivo de la presencia de Shirov en Barcelona el pasado día 15 de Noviembre  para firmar ejemplares en el local de EDAMI de su reciente libro “Fuego en el tablero II” aprovechamos para hacerle algunas preguntas acerca del mismo y de paso, saber su opinión acerca de la importancia que los ordenadores tienen en los análisis actuales.

 

P: Acaba de salir tu segundo libro “Fuego en el tablero II”, a continuación del que hiciste hace unos años. ¿Qué diferencias has encontrado al escribir este?

R: Como ya digo en el prólogo de este segundo libro, han pasado bastantes años desde la publicación del primero. En la época que se publicó aquel, no había prácticamente programas de ordenadores que entendiesen algo de ajedrez, por lo que el primer libro es básicamente “trabajo humano” y pueden haber errores. Ahora los ordenadores y los programas de análisis han avanzado muchísimo y hay que tener más cuidado al afirmar algo al escribir un libro. Es conveniente al menos comprobarlo con la ayuda del ordenador.

Sin embargo, en mi análisis trato de dar el “toque humano”. Existe todavía diferencia entre los análisis de ordenador y los de un gran maestro. Por ejemplo si un aficionado mira una posición complicada con la ayuda de Fritz, éste puede sugerirle dos o tres jugadas más o menos equivalentes y hay que entender bien la posición para poder elegir. Muchas veces me pasa que al elegir una jugada que Fritz no considera la mejor, y al ir avanzando en los análisis, al cabo de varias jugadas Fritz ya cambia de preferencias.

P: ¿Y qué hay respecto al tercer volumen, que creo que ya está muy avanzado?

R: Así es, aunque el planteamiento será diferente. En los dos primeros la idea era presentarme a mí como jugador, mis enfrentamientos ante los mejores jugadores del mundo, analizar mis partidas… Pero en este tercer libro troto de enseñar algo, por ejemplo intento dar algunas ideas claras de las aperturas, lo que yo pienso de cada una de ellas y trato de ser más didáctico.

Mi idea es mostrar  como yo he afrontado el entrenamiento en las aperturas que yo he jugado toda la vida. Es posible que a los jugadores jóvenes, la teoría de hace unos diez años les pueda parecer obsoleta. Imagínate a Magnus Carlsen estudiando las partidas del año 90, cuando todavía no había nacido. Quizás no le parezcan interesantes, pero yo quiero mostrar que algunos casos la teoría antigua puede ser actual.

P: ¿Pero los grandes jugadores no son reacios a mostrar sus líneas, que luego pueden ser empleadas contra ellos?

R: En general creo que en los dos primeros libros he sido bastante honesto, aunque tampoco he revelado grandes secretos. Es posible que en el tercer volumen, como trata de las aperturas, tenga que revelar algo más y por esa razón he querido que ese libro fuera el tercero.

P: Pero probablemente no será este tu último libro.

R: Eso ya no se sabe. Por el momento quiero hacer esos tres libros, Fuego 1, Fuego 2, y Fuego 3, y completar ese proyecto.

P: Hablemos de la situación del ajedrez mundial. ¿Qué opinas del actual sistema del campeonato del mundo de la FIDE y el nuevo proyecto de la ACP, el ACP Tour?

R: Hay varias cosas que no me gustan en el formato de la FIDE, pero también en la ACP y por esto no firmé la adhesión a esta organización, aunque creo que en principio, la idea del ACP Tour es muy buena, porque hay que crear de una vez algo que tenga en cuenta la importancia de los torneos. Mi opinión es que en lugar del Campeonato del Mundo, debería existir ese “Masters” que se jugase cada año, aunque vería mejor que fuese con 16 jugadores en vez de 8, que me parecen pocos. Ya sé que en tenis se hace con 8 jugadores, pero es que el tenis mueve mucha publicidad y los que no entran entre esos 8 todavía tienen muchos torneos importantes para competir, pero en ajedrez no ocurre lo mismo y si se cierra demasiado el acceso, puede que muchos jugadores pierdan la motivación, pues es muy difícil entrar entre los 8 primeros.

P: O sea que no eres partidario del sistema utilizado desde siempre donde había un campeón, que a veces disfrutaba de importantes privilegios.

R: No, creo que ése es ya un sistema del pasado. Además, hemos tenido tantos problemas con el Campeonato del Mundo que me parece que lo mejor es eliminarlo. Con el nivel actual del ajedrez, hay mucha menos diferencia entre lo0s jugadores de la que había antes. Por ejemplo ahora el Campeón Mundial es Kasimdzhanov, que ocupa alrededor del puesto 50 del ranking, lo que no quiere decir que sea un mal jugador, y puede ganar perfectamente al número 3 o 4 en un match. Esto no pasaba antes, por ejemplo en la época de Petrosian, que algunos consideran un campeón mundial flojo, pero no era concebible que pudiera perder un match con el número 50 de su tiempo.

P: ¿Y que hay respecto con Kasparov? Hubo un tiempo en que ni os dabais la mano, pero parece que ahora al menos esto ya se ha arreglado.

R: Todo el mundo sabe lo que pasó con el match que debía jugar frente a él. En su momento yo dije lo que pensaba y en esto no he cambiado. Pero fue él el que tomo la decisión de no darme la mano. Para mí suponía una tensión más, tener que jugar las partidas en ese ambiente. Ahora ya nos damos la mano, porque él ha querido, y al menos puedo jugar las partidas con más tranquilidad.

P: ¿Qué opinas de la victoria de Ucrania en la pasada Olimpiada?

R: Ucrania trajo un equipo muy joven y su actuación no fue del todo sorpresa. Sus jugadores mostraron mucha ambición. Además el capitán del equipo comprendió que había que dejar tranquilo a su primer tablero, Ivanchuk, para que jugase las partidas, en lugar de hacerle acudir cada día a reuniones que no servían para nada, cosa que lamentablemente no entendió el capitán del equipo español.

 

"Volver a la página principal"