LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA EN LA ESCUELA PRIMARIA DURANTE EL FRANQUISMO

LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA EN LA ESCUELA PRIMARIA DURANTE EL FRANQUISMO: LA HISTORIA DE ESPAÑA Y LA ENCICLOPEDIA ALVAREZ

Artículo de: JOSÉ ANTONIO ZAPATA PARRA

La Historia es el arma política del gobierno. La enseñanza de la Historia de España durante el franquismo, tanto en la Escuela primaria como en el Bachillerato viene a reflejar esta afirmación. Los maestros debían ceñirse al programa y puntos valorativos establecidos por el Ministerio de Educación Nacional[1] . Así mismo, los manuales de historia y enciclopedias utilizadas por estos, mostraban la interpretación oficial dada por el franquismo, que venía avalada por su condición de textos revisados por la censura. La única forma de editar era ceñirte al programa y cuestionarios que te imponían desde el gobierno central.

Estos libros de texto, en palabras de Rafael Valls eran "vehículos de socialización del alumnado, esto es, de transmisión de valores sociales y de la normativa imperante en tal momento histórico, que fueron utilizados como un elemento importante de adoctrinamiento ideológico por parte del Estado"[2] . Enseñar historia se convirtió, por lo tanto, en un instrumento de combate, cuyas armas eran la religión católica, la raza y el Imperio, todos ellos, conceptos inmersos en la genuina cultura de la España de postguerra.

En este trabajo intentaremos acercarnos a ese "vehículo de socialización" que es la enseñanza de la historia. Para ello, centraremos la primera parte de este estudio a problemas ideológicos y metodológicos de enseñar historia en la Escuela primaria; para posteriormente, pasar al análisis de una de las obras más utilizadas en la enseñanza primaria durante el franquismo: La Enciclopedia Alvarez (1954-1966).

I. La Enseñanza de la Historia: Ideología y Métodos

El adoctrinamiento ideológico de la sociedad fue una de las principales consecuencias que provocó la victoria del franquismo. Introducir los nuevos valores morales fue una de las tareas de las que se encargo el Ministerio de Educación Nacional y el gobierno, un ejemplo de ello, es la Ley de Reforma de la Segunda Enseñanza de 1938, primera ley del Nuevo Estado en materia educativa:

"Iníciase con la reforma de la parte más importante de la Enseñanza Media (...),

porque una modificación profunda de este grado de enseñanza es el instrumento más eficaz para, rápidamente,

influir en la transformación de una sociedad y en la formación intelectual y moral de sus futuras clases directoras"[3]

Enseñanza Primaria y Secundaria fueron reformadas por el Estado buscando, sin vacilar, el adoctrinamiento ideológico de la juventud española.

1.1. Ideología franquista

Es importante aclarar la interpretación de la historia realizada durante este periodo, ya que es necesaria, para mostrar una parcela importante de la ideología franquista. A través de la asignatura de "Historia" se intentaba introducir en la población juvenil una serie de cuestiones, fundamentales, para lograr la aceptación de la situación existente: ¿Qué es ser español?, ¿Por qué el franquismo?, importancia de la tradición histórica, etc... Según Eladio García Martínez[4] , una de las consecuencias de la gran guerra "fue el antihistoricismo, la negación de la Historia y con ella la influencia del pasado en el presente". Algo contra lo que tuvieron que luchar los educadores, llevando a la enseñanza de la historia toda la intención de que pasado y presente no se repudien ni se ignoren. Enseñar historia sería el mejor medio para transmitir los nuevos valores sociales. Había pues, que estudiar historia como decía J. Ortega y Gasset "porque la conciencia histórica ha llegado a ser, por vez primera, una radical necesidad de nuestra vida. Por tanto, no una curiosidad, no una diversión, ni un lujo, sino un sustancial menester"[5] .

Por tanto, en este nuevo periodo de la Historia de España, que es el franquismo, adquiere importancia la tradición histórica y lo español. Es urgente saber cual y cuanta es la originalidad de España en el mundo. Solo mediante el encuentro de la juventud con la Historia, se podrá alumbrar y alentar lo que en la historia del pueblo español fue y será siempre elemento impulsor de hispanidad: la raza; que en este momento se encuentra tan sentida como en tiempos de nuestra expansión espiritual. Los maestros españoles, por lo tanto, debían "como maestros y como españoles, sistematizar el esfuerzo para dar a la juventud un medio para encontrarse en la Historia con justificada confianza y fe en su destino"[6] . El maestro debía desarrollar la conciencia histórica del alumno, una tarea difícil. Para ello, nada mejor que enseñar la Historia Nacional, y las relaciones de esta con los demás pueblos. Por lo tanto, la enseñanza de la historia en la escuela primaria abarcaría, la Nacional u Universal, apareciendo la segunda a través de la primera, aunque en algunos casos se encaja a la historia patria en el proceso total de la cultura. Psicológicamente y patrióticamente era más acertado lo primero, ya que el alumno adquiere las nociones precisas de su pueblo y del mundo sin gran esfuerzo, y con bastante claridad:

"A nuestra Patria estaba reservado el destino más glorioso de todos:

descubrir el Nuevo Mundo y hacerle participe de nuestra cristiana civilización"[7]

Otro de los conceptos subyacentes en la historia enseñada será el espíritu religioso. La patria española se constituye a partir de ese espíritu religioso católico y no por la voluntad de los ciudadanos. La identificación entre español y católico es la esencia de "lo español". La negación de lo católico es la negación de lo español, algo que no se identifica con lo que ha sido España en los siglos XV, XVI y XVII: defensora de la catolicidad y creadora de un Imperio basado en la fe:

"San Pedro Claver de consagró con la predilección a catequizar, asistir y proteger a los esclavos negros que aportaban a Cartagena de Indias"[8]

Esta lucha entre el bien (lo católico y español) y el mal (lo extranjero, lo liberal, etc.), favorece la destrucción de España. Los cómplices del mal son los "anti-España" en palabras del profesor Valls[9] . Este influencia del mal, provocarán la perdida y decadencia del Imperio. Un Imperio español, que se utilizará como baza propagandística y como punto central de toda una elaboración ideológica que explique el pasado de España, pero también su presente y porvenir. Recuperar la grandeza cultural de España y su Imperio es la labor del Nuevo Estado y de su líder Francisco Franco que, basándose en lo tradicional y en el valor de la unidad, intentará crear una nueva España, fiel reflejo de la España Eterna, que se caracterizaba, en palabras de González Calleja y Limón Nevado, "por estos valores: monárquica, imperial, centralizada, absoluta y católica"[10] .

1.2. Metodología

La posición de la escuela española es, pues, bien clara: buscar siempre, con devoción profunda, lo peculiarmente español, "la eterna, inconmovible metafísica de España", que dijera José Antonio; y en el camino, que recoja lo que fue y es cuerpo y alma de hispanidad, deteniéndose en los momentos en que España hizo la Historia del Mundo.

El método de trabajo que se seguía en la Escuela Primaria debía aproximarse, en palabras de Eladio García, "al de la investigación histórica"[11] . Se seleccionaban los hechos que llevaban al niño a comprender la Historia, que no era lo mismo que saber Historia. La escuela trabajaba sobre realidades vividas. Las excursiones históricas, visitas a museos, examen de objetos del pasado, contemplación de fotografías, mapas, el examen de textos, las proyecciones, así como la ayuda que puedan prestar los libros. Pero, la mayor dificultad no estaba en la enseñanza del contenido seleccionado, bien prefijado y definido por el gobierno central, a través del Ministerio de Educación Nacional (Cuestionarios), sino en la forma de plantearlo y elaborarlo. Según Eladio García, la mejor forma de enseñanza de la Historia, es revivir los hechos seleccionados, porque la Historia a de tener sobre todo en los comienzos de educación de un niño, un sentido más artístico que científico, apelando a la imaginación y al sentimiento más que a la razón. Esta empresa no puede llevarse adelante sino por maestros artistas, que convierten la Historia en leyenda.

Otra cuestión de método, es el estudio de la Historia con un criterio cronológico. Basado en principios psicológicos, ha llevado ha establecer ciclos en la enseñanza de la Historia, de modo que en los primero o primeros grados predominará el estudio de los albores de la humanidad hasta el medievo, y en el último, se diera mayor importancia a la Historia Moderna y Contemporánea, como condicionadora más directa de la civilización actual, algo que aún hoy día ocurre en la Enseñanza Media. En estos primeros grados, era sugestivo la enseñanza de la historia bíblica, que además de formar al niño religiosamente, apuntalaba su fantasía y la avivaba.

En cuanto a los materiales de trabajo, el principal era el libro. Este era un instrumento de trabajo estimable y preciso, dado el carácter enciclopédico de su función. Según el profesor Eladio García, había que destruir el tópico de que el maestro lo es todo, y de que en las primeras enseñanzas históricas eran importantes las narraciones, que no necesitaban texto. El libro no excluye, sino que complementa la narración oral realizada por el maestro. El resto de materiales se complementaban en las escuelas franquistas de una forma variada. El material variaba, con la situación de la escuela, no en relación con las posibilidades económicas, sino con estar enclavadas en núcleos rurales o urbanos. Las escuelas urbanas ofrecían grandes oportunidades de trabajo, para la enseñanza de la historia, pues el ambiente constituía la mejor lección (ej: ciudades como Toledo, Burgos, etc...), pero también había pueblos a los que una Iglesia, puente, castillo, etc... permitían hacer vivo un estudio que en aquellas se presentaba muerto. Cuando nada de esto existía, los maestros lo suplían con la reproducción gráfica. El Estado español ayudó, proporcionando los materiales indispensables: atlas, álbumes históricos, archivo, fotos, postales, estampas, cromos, recortes de revistas, etc...

Por último, uno de los apartados que podemos incluir en los métodos de enseñanza de la historia en la Escuela franquista, son los Cuestionarios. Estos, eran los programas, es decir, los contenidos aprobados por el correspondiente censor, según la Ley del Ministerio de Educación Nacional. Pero, ¿quién elaboraba los contenidos de esos cuestionarios para la enseñanza de la Historia de España? Por su puesto, ideólogos del circulo interno del poder franquista. El profesor Valls recoge el nombre de algunos de estos autores, tales como: José Antonio Primo de Rivera, José Monge y Bernal, Ramón de Maetzu y Jorge Vigon[12] . Estos cuestionarios variaban según el grado de educación en el que te encontrabas. En las escuelas franquistas habían tres grados, y así mismo, habían libros y enciclopedias para cada grado. Estos cuestionarios se caracterizaban por:

Primer Grado: Era una etapa que duraba hasta los 7 años. En este grado predominaban las preocupaciones intuitivas y la actitud sensitiva y motora. Con este criterio, la Historia se une e identifica, con la literatura de tipo poética y legendaria.

"ESPAÑA ENTONCES.- Mito de Hercules.- Tradiciones y

fábulas acerca de los primeros pobladores de nuestra península.

- Vida y trabajos del hombre español primitivo.- Iberia."[13]

Segundo Grado: De 7 a 12 años. Ahora gusta la acción y la aventura, las grandes empresas en que el esfuerzo humano logra vencer a la adversidad. Interesa el Héroe, por eso la biografía, interesa más que el hecho general. En esta etapa, las biografías de personajes sobresalientes, son eje y motivo para pintar en torno a ellas la vida de una época. También se utiliza en este grado el mapa, se trazaran croquis y dibujos de reproducción, construcciones manuales (empleando barro, plastilina, cartón, papel, madera, etc..). Hay que fomentar la memoria histórica, para ello, las fechas estrictamente esenciales han de formar una pauta a la que puedan referirse los nuevos hechos que se vayan sabiendo.

"LOS REYES CATOLICOS.- Selección de los hechos más salientes.-

Conquista de Granada.- Incorporación de Navarra a Castilla: Unidad Nacional.

El descubrimiento de América.- Biografía viva de Cristóbal Colón:

España no le fue ingrata y los reyes le concedieron cuanto pidió

.- Biografía de Cisneros.- Estampas apropiadas.- Ideas claras y sencilla del Imperio Español."[14]

Tercer grado: De 12 a 15 años. Preponderan los intereses abstractos y, como consecuencia, se enfoca la actividad en el sentido de captar los valores espirituales. Debe ser motivo principal de este grado la asociación y la comparación de hechos, el análisis o enjuiciamiento de sucesos, conductas y personal, el planteamiento de problemas históricos.

"LA GUERRA DE LIBERACION.- Vida del general Franco:

su prestigio en la Península y el Protectorado.- Franco da la orden.-

Voluntariado Nacional.- España rota en dos zonas.-

Terror y Comunismo en zona roja.- Triunfos del ejercito sobre esta.-

Hechos culminantes.- Victoria definitiva de Franco.- 1 de abril de 1939."[15]

Por último, y para cerrar este apartado de metodología, era necesario para la enseñanza de la Historia, que el maestro tuviera una serie de libros para preparar sus lecciones. Debía tener un buen manual de Historia de España, otro de Universal, 2 atlas históricos, y una selección de textos literarios de los mejores autores, así como fotografías. Estos libros estaban, como no, aprobados y supervisados por el Ministerio de Educación. A tal efecto, he aquí el nombre de algunas obras que, formando parte de la biblioteca escolar, ayudaban al maestro a desarrollar su programa de Historia[16] :

- ARRABAS: Franco.

- ARTIGAS, M.: La España de Menéndez Pelayo.

- AGUADO BLEYE: Historia de España.

- BALLESTER: Clio. Iniciación al Estudio de la Historia.

- COSSIO, F.: Meditaciones españolas.

Cartillas de Arte

- CAMPS CAZORLA, E.: Arquitectura califal y mozárabe.

- CARRIAZO, J.M.: Arquitectura Prehistórica.

- GARCIA BELLIDO, A.: Arquitectura romana.

- GOMEZ MORENO, M.E.: Breve historia de la Escultura española.

- LAFUENTE FERRARI, E.: Breve historia de la Pintura española.

- SERRANO DE HARO, J.: Santos españoles.

- ORTIZ, L.: Glorias imperiales.

Colección Austral

- ANONIMO: Poema del Cid. Num. 5 de la colección. Espasa-Calpe.

- AZORIN: El paisaje de España visto por los españoles. Num. 164.

- CERVANTES: Novelas Ejemplares. Num. 29.

- MEREJKOVSKY, D.: Vida de Napoleón. Num. 30.

- UNAMUNO, M.: Vida de Don Quijote y Sancho. Num. 33.

- WYNDHAM LEWIS, D.B.: Carlos de Europa, emperador de Occidente. Num. 42.

- MENENDEZ PIDAL, R.: Los romances de América y otros estudios. Num. 55.

- BERDIAEFF, N.: El cristianismo y la lucha de clases. Num. 61.

- MARAÑON, G.: El Conde-Duque de Olivares. Num. 62.

- SILIO, C.: Don Alvaro de Luna. Num. 64.

- MENENDEZ PIDAL, R.: Flor nueva de romances viejos. Num. 100

- CERVANTES: Don Quijote. Num. 150.

- SOLALINDE, G.: Cien romances escogidos. Num. 154.

- MENENDEZ PIDAL, R.: Idea imperial de Carlos V. Num. 172.

Colección Universal

- DOZY: Historia de los Musulmanes. I a IV. Nums. 163-166, 183-186, 208-211, 232-234 de la colección Espasa-Calpe.

- ALFREDO DE VIGNI: Grandeza y servidumbre de las armas. Nums. 412-414.

- GOBINEAU: Renacimiento. I a IV. Nums. 1018-19, 1020-21, 1022-23, 1024-25.

- MONTESQUIEU: Grandeza y decadencia de los romanos. Nums. 156-58.

- QUINTANA: Vida de los Españoles celebres. I a V. Nums. 569-70, 593-94, 604-06, 631-33, 647-49.

Los grandes viajes clásicos

- COOK: Relación de su primer viaje alrededor del mundo (1772-1775), 3 tomos. Nums. 14 y 16 colección Espasa-Calpe.

- FERNANDEZ NAVARRETE: Viajes de Cristóbal Colón. Num. 18.

- LOPEZ DE GOMARA: Historia general de Indias, 2 tomos. Nums. 21-22.

- PIGAFETTA: Primer viaje en torno del globo (relato viaje de Magallanes y Elcano). Num. 23.

- MARCO POLO: El millon. Num. 34.

II. Un ejemplo de enseñanza: La Enciclopedia Alvarez

Uno de los libros que más se ha caracterizado por la enseñanza de la Historia de España durante el franquismo ha sido la Enciclopedia Alvarez[17] . A lo largo de mas de diez años (1954-1966) y educando a más de 8 millones de niños, la enciclopedia fue el libro de acercamiento a la Historia, que los jóvenes españoles, entre ellos, nuestros padres, tuvieron durante la Escuela primaria franquista. El libro, titulado Enciclopedia: intuitiva, sintética y practica, estaba destinada, como decimos, a la Escuela Primaria, y para ello existían tres volúmenes, cada uno para el grado correspondiente.

En la enciclopedia no solo se trataba la Historia, más concretamente la Historia de España, sobre la que centraremos nuestro estudio y análisis; también trataba otros temas y materias, tales como: Historia Sagrada, Evangelios, Lengua Española, Aritmética, Geometría, Geografía, Ciencias de la Naturaleza, Formación Político-Social (niños), Lecciones Conmemorativas, Formación Familiar y Social, Higiene, Formación Política (niñas) y Conmemoraciones escolares. Así mismo, a la enciclopedia le acompañaban otra serie de libros: uno para el maestro, titulado Sugerencias y Ejercicios, en el que se completaba el índice de conocimientos que los Cuestionarios Nacionales señalaban para cada curso, figurando miles de ejercicios de carácter activo que, por extensión, no procedía ponerlos en el libro del alumno; otros de apoyo para el alumno: para enseñar a leer, escribir y dibujar con perfección y rapidez se utilizaban las Cartillas, también habían Cuadernos de Trabajo, adaptados a cada una de las asignaturas de las Enciclopedias (Aritmética. Lengua Española, etc...). En Resumen, toda una serie de publicaciones destinadas a la enseñanza de la juventud en época franquista.

2.1. La Enciclopedia Alvarez y La Historia de España

Una de las partes que integraban la Enciclopedia Alvarez era la Historia de España, una historia muy particular con una función predeterminada: la justificación de la situación político-social del momento. Para llevar a cabo tal función, sentarían las bases de la enseñanza de la historia sobre una serie de valores imperantes en la época: raza, religión católica, patria, imperio, unidad, nación, etc... con el fin de adoctrinar ideológicamente a la juventud española del momento.

A nivel ideológico, la Historia de España de la enciclopedia cumplió con sobresaliente su función adoctrinadora. Decía Alvarez, "bueno, existían unos cuestionarios y un régimen censor que te indicaba lo que habías de poner, y si no era así, no te aprobaban el libro"[18] .Un ejemplo, de esta manipulación histórica, en la que se muestran esos valores, se refleja en esta lectura extraída de la Enciclopedia:

"Lectura: LA OBRA DE ESPAÑA EN AMERICA Y LA LEYENDA NEGRA

Ninguna nación del mundo puede presentar una hoja de servicios tan limpia como la que España puede exhibir, referente a la conquista, civilización y evangelización de América. A pesar de ello, nuestros tradicionales e implacables enemigos nos acusan de crueles y de no haber hecho en al Nuevo Mundo nada que merezca la pena de ser recordado.

Tales acusaciones, injustas de todo punto, constituyen la famosa Leyenda Negra, que ciertos países extranjeros, apoyados por algunos malos españoles han venido vertiendo sobre España a través de los siglos. Para rebatir estas acusaciones, basta citar los siguientes hechos:

1º Las famosas Leyes de Indias, en las cuales se ordena la formación religiosa y cultural del indio; la reglamentación del trabajo y la creación de subsidios y cajas de ahorro.

2º La creación de escuelas y universidades y el establecimiento de la imprenta al mismo tiempo que en España.

3º La construcción de caminos y florecientes ciudades, así como haber llevado a tierras americanas muchas plantas y animales que ellos desconocían.

4º Y por si fuera poco, la recomendación de que los españoles e indios contrajesen matrimonio entre sí, para que, mezclando su sangre, llegaran a ser lo que en realidad ya eran: hijos de un mismo Dios y hermanos de Jesucristo. Pese a la leyenda negra, la obra de España en América esta bien patente: sus naciones dan a nuestra Patria el cariñoso nombre de MADRE, y ello constituye la mejor prueba de su agradecimiento."[19]

Pero la mayor importancia de esta obra reside en su carácter metodológico y pedagógico, que fue lo que realmente la hizo triunfar. Según Alvarez "solo se sabe lo que se recuerda, y para recordar hay que aprender de memoria"[20] . La enciclopedia se apoya sobre esta base, siendo la memoria la principal arma a desarrollar y cultivar por el estudiante. Para ello, Alvarez incorpora textos y lecturas en cada lección (un ejemplo de ello es el texto anterior), que vienen a reforzar tanto la lección impartida por el maestro, como la teoría incorporada en el libro. Lo importante de las lecturas, según Alvarez, es su sencillez. Los libros anteriores incorporaban lecturas, pero eran muy densas y prolijas, lo que provocaba que el niño se perdiera; con el método de Alvarez, los textos eran fáciles, resúmenes para que el niño retuviera, sobre todo, la ideología que subyace.

A los textos hay que añadir otras actividades que afianzaban los conocimientos de cada lección. Tras cada lección (Nociones, así se denominaba en la Enciclopedia a cada lección teórica), había una serie de preguntas, que practicamente venían a resumir la lección, el titulo de esta actividad, a modo de juego, se denominaba "A ver si lo sabes". Tras esta actividad, venían los ejercicios de tipo complementario que abarcaban diversas funciones del aprendizaje del niño, muchos de ellos reflejan ese carácter adoctrinador del que hablábamos. Tales ejercicios eran: Recoger y examinar, Reproducir dibujos, Vocabulario, Observación e Historia Local.

Así mismo, la enciclopedia incorporaba toda una serie de gráficos y dibujos, que en más de una ocasión debían ser reproducidos por el niño. Estos dibujos tenían una función pedagógica e ideológica. Pedagógica, porque servían de "relax" en cada lección. Incorporar textos densos cansaba al estudiante, y por eso Alvarez introdujo dibujos, que hacían más amena cada lección. A nivel ideológico, los dibujos, en su mayoría, ensalzaban los valores de España, ya fueran conceptualmente o a través de dibujos de personajes imbricados directamente con la Historia de España y con su grandeza. Un ejemplo que refleja toda esta metodología es el siguiente:

"Ejercicios:

1º.- Copia, aprende y recita la poesía, poniéndole como titulo el siguiente rótulo:

P A T R I A

Dulce nombre que vibra y centellea es el nombre de patria bendecido;

él mueve el corazón, late en idea y arrulla con su mágico sonido.

La patria es el lugar donde nacemos, la patria es el rincón donde morimos,

la plegaria primera que aprendemos,

la caricia postrer que recibimos.

Patria es el suelo venerable y santo que el hombre siempre embellecer procura;

el habla maternal y el primer canto, el aire bienhechor, la luz más pura...

La patria es la fe, la patria es heroísmo, fe del mártir, emblema del soldado,

lazo del porvenir que une el pasado como puente de luz sobre el abismo.

L. DIAZ

2º.- Reproduce, ampliado a doble tamaño, el dibujo de esta lección.

3º.- Vocabulario: Civilización, Cesarismo, Digno, Remoto."[21]

Por lo tanto, como se observa, la importancia que adquirió la Enciclopedia Alvarez durante los años cincuenta y sesenta residió en su revolución metodológica, basada en el desarrollo de resúmenes y de la memoria, para ello Antonio Alvarez seleccionó textos y lecturas de fácil comprensión, muy resumidos, de los que el alumno pudiera extraer la información necesaria. Esto lo complemento con dibujos y gráficos, así como con pequeñas narraciones legendarias, que como no ensalzaran la grandeza de España.


NOTAS

1- Los programas de Historia y sus partes interpretativas se desarrollan en el BOE, 14-IV-1939.

2- VALLS, R.: "Ideología franquista y enseñanza de la Historia de España, 1838-1953", en Fontana, J., España bajo el franquismo, Barcelona, 1986, pp. 231-245.

3- BOE, 20-IX-1938.

4- Inspector de Primera Enseñanza en Madrid, y autor de La Enseñanza de la Historia en la Escuela Primaria, Espasa-Calpe, Madrid, 1941, pp. 6-7.

5- Revista de Occidente, julio 1935.

6- GARCIA MARTINEZ, E., op.cit., 1941, pp. 10.

7- Edelvives, Historia de España, Segundo grado, Zaragoza, Luis Vives, 1942, pp. 131.

8- Edelvives, op.cit., 1942, pp. 142.

9- VALLS, op.cit., 1986, pp. 233.

10- GONZALEZ CALLEJA, E.; LIMON NEVADO, F.: La Hispanidad como instrumento de combate: raza e imperio en la prensa franquista durante la guerra civil española, CSIC, Madrid, 1988, pp. 32-33.

11- GARCIA MARTINEZ, E., op.cit., 1941, pp. 17.

12- PRIMO DE RIVERA, J.A.: Obras Completas. Madrid, 1942; MONGE, J.: Acción Popular, Madrid, 1936; DE MAETZU, R.: Defensa de la Hispanidad, Madrid, 1946; VIGON, J.: Historia de España seleccionada de la obra del maestro Marcelino Menendez y Pelayo, Madrid, 1946.

13- He aquí, uno de los capítulos, a modo de ejemplo, que podías encontrarte en los libros de Historia de Primer Grado de las escuelas franquistas. GARCIA MARTINEZ, E.: op.cit., 1941, pp. 27.

14- GARCIA MARTINEZ, E.: op.cit., 1941, pp. 36.

15- GARCIA MARTINEZ, E.: op.cit., 1941, pp. 46.

16- Bibliografía recogida en GARCIA MARTINEZ, E.: op.cit., 1941.

17- Esta, ha vuelto a ser reeditada en forma de reproducción facsímil en 1997.

18- Entrevista concedida por Antonio Alvarez a La Revista de El Mundo del siglo veintiuno, nº 112, 7 de diciembre de 1997, pp. 42, como consecuencia de la reedición del libro.

19- Enciclopedia Alvarez, Tercer grado, Valladolid, Miñón, 1966, 104 ed., pp. 451-452.

20- Entrevista, op.cit., 1997, pp. 44.

21- Enciclopedia Alvarez, op.cit., 1966, pp. 402-403.