Documento sin título
"Palabra de Cuenca" escribía Cambio 16 cuando Luis Alberto de Cuenca presentó "Dinero, mentiras y realismo sucio". Se había comprometido siendo director de la Biblioteca Nacional y la presentación acabó por ser el primer acto oficial del eximio poeta y crítico en su nuevo cargo. De Cuenca, uno de los intelectuales de mayor peso en la actualidad, ha apoyado por tres ocasiones a De Rus (Dinero...", "Evas" y "Malditos") y le ha dado evidentes muestras de afecto. Algo que no es tan usual en estos tiempos.
 
(Ediciones Irreverentes, Narrativa 10)


Malditos es uno de los libros
más destacados de Ediciones Irreverentes. Fue presentado por el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca. En “Malditos” el lector encuentra dos partes. En la primera se hace un homenaje a escritores malditos franceses como Villiers de l’Isle Adam, Barbey d’Aurevilly, Boris Vian o Houellebecq. En la segunda parte, hay una crítica satírica de algunos personajes y enfermedades de nuestra sociedad actual, como los plagiadores, el nacionalismo o el pseudoarte oficial. La primera parte, dedicada a la literatura maldita francesa del siglo XIX, "es un homenaje, en pinceladas" a autores como Barbey d'Aurévilly o Auguste Villiers "que han influido en la literatura española", afirma el autor. "Es una declaración de amor", explica De Rus, complementada con una segunda parte, en la que el escritor reflexiona "sobre la gente que tanto me molesta" -como "políticos nacionalistas, inventores de patrias o corruptos"-, o sobre aquella sociedad interesada más en la apariencia que en la realidad. Satiriza también sobre "las farsas del arte moderno, especialmente ante la degeneración del Museo de Arte Moderno de Nueva York". Miguel Angel de Rus, afirma que "no retrato a una persona en concreto, no hay nombres, sino que retrato una multitud. Pretendo retomar el espíritu crítico, no tanto reflejar personajes determinados".

Por su parte, el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, destacó el papel del escritor en la "denuncia de los falsos valores" a través de unos personajes "modelos reales deformados" que satiriza en unos cuentos, con una retórica y una estética narrativa "muy personal". De Cuenca afirmó que Miguel Angel de Rus, hace una obra "muy ligada a los clásicos, centrada en una sátira que debería recuperarse" que ha desarrollado en una trayectoria profesional "marcada por la originalidad".

En Malditos, Miguel Angel de Rus pretende unir la literatura clásica, y principalmente las influencias que ha recibido de la literatura francesa de finales del XIX, con las nuevas formas expresivas que habitualmente muestra en sus libros. logra un ambiente decadente y fin de siecle en los relatos dedicados a los autores malditos (Villiers, Barbey) y vuelve a mostrar su vena más combativa en los relatos dedicados a los actuales "malditos", menos gratos para el autor. De Rus considera que uno de los valores más importantes de este libro es haber sido apreciado (incluso paladeado) por un dandy de la literatura actgual, y hombre de especial paladar literario, Luis Alberto de Cuenca, quien a pesar de su c argo público, se encargó por segunda vez de presentar uno de los libro de De Rus. Esperar frandes ventas de este libro hubiera sido de una inocencia candorosa y entrañable.Quizá dentro de dos o tres décadas comience a interesarle a alguien.

En “Malditos”, Miguel Angel de Rus alterna los relatos que sirven de homenaje a algunos de los grandes escritores malditos franceses, como Villiers, Barbey d'Aurévilly, Boris Vian o Huellebecq, con la sátira de personajes y situaciones que son nuestro actual infierno: políticos nacionalistas o corruptos, la sociedad i n t e r e s a d a más en las apariencias que en la realidad, el pseudo-arte oficial hecho según los deseos del MOMA y otros centros de perversión del gusto, o aquellos que ven en los Estados Unidos el moderno Paraíso y, como pájaros bobos, emigran para conocer allí el sabor del fracaso.

Miguel Angel de Rus es un autor de sangre caliente y jamás demuestra ante sus personajes una objetividad a la moda; los saca a escena en la plenitud de su ignominia, los destroza, o los presenta en toda su g r a n d e z a . “Malditos” hará reír al lector en cada una de las sátiras y le acercará facetas desconocida de algunos de los más grandes escritores de todos los tiempos.

Miguel Angel de Rus, Malditos

Bäsle, mi sangre, mi alma

Pasiones fugaces
Evas Malditos
Dinero,mentiras y realismo sucio Europa se hunde
Putas de fin de siglo Cuentos Irreverentes

 

 

Album de fotografías