Susañe del Sil
   

Como llegar | Datos de interés | Rutas | Fotos | Canciones | Arquitectura típica | Aperos | Vocablos | Gastronomía | Repostería | Nostalgia

 

 Susañe del Sil

 
  

             Arquitectura tradicional:  

 

Vivienda          

Hórreo    

      

 

Cortín 

Potro

Molino

 

Volver

 

 

 

          Vivienda 
  Los elementos básicos empleados para la construcción de la vivienda, salían de la naturaleza:
  • como la madera tanto de roble o "rebotxo" y castaño para las techumbres o tejados, para los pisos de la vivienda y paredes de los corredores.
  • La mampostería era de piedra (pizarra o "txousas" de las canteras, y la piedra o "canto" de las pedrizas o "txeras" de los alrededores), y el barro o arcilla usado como argamasa.
  Las cubiertas o"teitos" eran de paja o "patxa" de centeno atada en cuelmos, o también podían ser de pizarra o "txousa".  

Las antiguas casas eran de dos plantas, y muchas de estas casas compartían un corral.

En la planta baja o "corte" estaban estabulados los animales, la "corte" de las vacas, y el corro o "currietxo" de las cabras y ovejas, y el "cubil" de los "gotxos" o cerdos. Estos animales aparte del aporte alimenticio, abonos, trabajo y transporte, servían de calefacción a la planta superior o vivienda propiamente dicha, pues el piso era de tabla con grandes ranuras, sobre unas enormes vigas de aire de madera.

En la planta superior esta la vivienda, el acceso es a través de una escalera cubierta en parte por un voladizo, y los peldaños son de una enorme piedra, dando paso al corredor todo de madera, es una especie de terraza cubierta y cerrada con barrotes de madera, y al fondo estaba a modo de una estancia más o habitación la alcoba.

  Luego en el interior estaba la cocina, con lumbre o fuego en el suelo, encendido sobre el lar o la "txariega" (grandes "txousas" o pizarras), colocadas como cerámicas, y un poco más altas que el resto de la cocina, ya con piso de tabla.                                 

Sobre el fuego había una gran campana o una "tronera" para aliviar el humo o "fumo" de la lumbre o "txume", y por un lado estaba el llamado "burro" en el que se colgaban las "pregancias", de donde pendían las olla o "potes" para cocinar. También estaba el "murillo", con una base superior para colocar las sartenes o "cazos" para freír. Y no podían faltar el fuelle o "fuetxe"para atizar el fuego, y las tenazas o pinzas, colocadas o colgadas del "murillo".      

Alrededor de la lumbre o "txume", estaban colocados los escaños o "escañiles" en forma de L o U, y bordeando la estancia encontramos, la masera de amasar, el horno o "forno" ( que a veces se ve desde la calle) de cocer las hogazas o "fogazas" de pan y empanadas y la alacena para guardar los cacharros.

Hacia un lado de la cocina y no muy cerca del fuego se colgaba la matanza o "San Martino", para así aprovechar el calor del fuego para curar los chorizos, lomos, jamones...

Y en el resto estaba la habitación, solo separada por un tablao de madera, o una cortina.

Por encima estaba el desván o "piérgola", lugar que se aprovechaba para curar las castañas, y alguna vez de dormitorio, cuyo piso sobre las vigas de aire era de tabla. 

                                                                                                                                   Inicio página

 
  Hórreo
  Construcción de planta cuadrangular, sobre unos pilares o pegotxos de piedra (piedras de canto de cuarcita y arenisca extraídos de una pedriza o txera, y de pizarra), rematado por una gran losa o tornarratos, para impedir el acceso de los roedores, a la planta superior.

La planta superior tiene el piso de tabla (roble o rebotxo, castaño ), y las paredes son de enormes tablas o tablones. El acceso al interior es a través de una pequeña puerta, colocada en el centro de una de las paredes. La cubierta es de madera, y por encima lleva un teito de paja o patxa de centeno, y más moderno de losas de pizarra; normalmente a cuatro aguas o caídas.

 Se usa para guardar las cosechas de centeno, maíz ( colgado en cambeiros) castañas..., y ponerlos a salvo de los roedores o ratos, y de la humedad.

En el bajo se mete o coloca a salvo de la intemperie los aperos de labranza, carro, arado, rastro...

                                                                                                                                        Inicio página

 
 
  Cortín
  Situadas en la falda de la montaña,  al mediodía o lado solano, cerca del pueblo. Es como el fortín del poblado de las abejas, para protegerlas del ataque del oso, y del fuego. Construidas con paredes de enormes piedras, y de dos a tres metros de altura, rematada por unas grandes losas o txábanas llamadas cubitxas, para evitar que el oso pudiese saltar para dentro; y se accede a través de una gruesa y resistente puerta. Dentro del cortín nos encontramos dos tipos de colmenas: los truébanos (troncos de árboles ahuecados, que se usan para la recría de enjambres, cuya tapa superior es una corteza de abedul llamada yergola ) y encima una losa. Y las  modernas a modo de cajones con sus cuadros, con dos pisos el de abajo para el sustento durante el invierno del enjambre, y el superior para el apicultor.

 Las colmenas están sobre una base llamada puyales

                                                                                                                                     Inicio página

 
  Potro        
   

Construido con troncos de madera, de forma rectangular, con palos verticales y  horizontales, era donde el herrero o ferreiro herraba ferraba a las vacas, sujetadas con fuertes correas a estos troncos, que forman el potro.

Inicio página

 
  Molino
  Edificio de planta rectangular, construido con mampostería de piedra, y madera, situado al lado de los arroyos o regueras,  para aprovechar por el invierno la abundancia de agua para moler el grano de las cosechas de centeno y maíz entre otros cereales. 

La fuerza motriz del agua enviada a través de una canal de roble, sobre un rodeno de hierro (rueda horizontal con varios ejes a modo de noria) que iba dando vueltas, hace que mediante un eje de madera vertical, y que pasa por el centro de la piedra inferior o durmiente, girar una piedra de granito superior o muela, sobre la inferior y fija, triturando el cereal. 

El cual caía de una especie de tolva de madera o musega, a través de una canaleta, movida o acingada por un palo vertical o bailarín, que a su vez marca el ritmo de caída del grano, para que sea el adecuado, en un agujero u ojo, situado en el centro de las dos piedras. La harina sale hacia el brandal o arca, por un orificio que tiene el durmiente, en un lado. Por un lateral de la estructura dentro del molino lleva una cuña, para levantar o bajar la muela por si se quiere moler más grueso o fino. 

Tanto el grano como la harina o farina se transporta en sacos, pellejos ( pieles de animales desollados a pellejo cerrado de cabras u ovejas).

 El maíz antes de ser molido hay que torrarlo, para que las papas sepan mejor y espanotxarlo ( acción de separar el grano de la  panotxa). Una vez molido se criba con el pineiro, para separar la harina del salvado.

                                                                                                                                        Inicio página