Susañe del Sil
     

Como llegar | Datos de interés | Rutas | Fotos | Canciones | Arquitectura típica | Aperos | Vocablos | Gastronomía | Repostería  | Nostalgia

 

Susañe del Sil

 

 Canciones y poesías

   

Canciones:

Susañe (Letra y música: José López Carro)

La fiesta del carburo (Letra: Antonio Carro

De quince años yo tuve amores (Popular)

La baraja de los naipes (Popular)

La tarde era triste (Popular)

Clara soy y Clara me llamo (Popular)

Poesías:

Mi casita en Susañe (Autor: José López Carro)

Así es Susañe (Autor: José López Carro)

 

 
 

 Volver

 
     
   
  Susañe     (Letra y música de José López Carro)  
   

El mes de Agosto llegó 
y con él las vacaciones,
yo me voy para Susañe 
donde tengo mis amores. 

El cinco de Agosto es 
la fiesta del pueblo. 
¡Hay que ver la alegría 
y como se divierten todos! 

En Susañe se vive 
del campo y de la mina. 
Campesinos y mineros 
¡Qué dura es vuestra vida! . 

En toda España: 
Susañe, Susañe. 
Y en el mundo entero 
no hay quien te iguale. 

 

En el pueblo de Susañe 
todos somos amigos, 
las chavalas son muy guapas,
yo a todos tengo cariño. 

No tenemos las cosas 
como las grandes ciudades, 
pero tenemos un aire puro 
como no lo tiene nadie. 

De Susañe hace tiempo 
yo me tuve que marchar 
y, aunque estoy muy lejos, 
tú en mí siempre estás. 

En toda España: 
Susañe, Susañe. 
Y en el mundo entero 
No hay quien te iguale.

 

 

 
   
  La fiesta del carburo     (Letra de Antonio Carro González)  
 
El día de la fiesta del carburo
Los cazadores van de caza
--Ole, olé, ole ya.
Llevando sólo un casado
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Que ordenaba en el estetxeiro.
--Ole, olé, ole ya.
Ramiro pa Busmuñiel porque llevaba un perro.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Ya han empezado las falas y los corzos ya salieron.
--Ole, olé, ole ya.
Una corza fue a Enrique y los tiros no salieron.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Pegó cuatro gatillazos, todos en el caño izquierdo.
--Ole, olé, ole ya.

Tiramos monte abajo a la poza del Estiércol.
Seguimos por ahí pa bajo y llegamos al Estecheiro.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Recuentan el personal, a Paulino echan de menos.
--Ole, olé, ole ya.
Que llevaba unos zocos nuevos, y no sabía andar gallego.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Seguimos por ahí pabajo.
-- Ole, olé, ole ya.
Al prao de Manuel de Pedro.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Allí había un regueiro, muchas truchas allí había.
--Ole, olé, ole ya.
Pepe Cojín y Ulpiano, una a una las cogieron.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Por si alguna se escapaba, Francisco y Luis hacían fuego.
--Ole. olé, ole ya.

Venimos por ahí pabajo, llegamos a Valbatriz.
Allí echamos el alto..
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Carballo hizo un disparo.
--Ole, olé, ole ya.
Venimos por ahí pabajo, llegamos al cementerio.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Se subastaron las truchas, 7.30 nos valieron.
--Ole, olé, ole ya.

Para quien trabajáis cazadores, 
Pa Francisco el Tabernero.
--Mira marusina, mira como vengo yo.
Aquí termina la historia de la Fiesta del Carburo.
--Ole, olé, ole ya.

(Historia basada en un echo real, con personajes reales, y parajes reconocidos, los mineros fueron a trabajar y como no había carburo, se volvieron para casa, y fueron de caza, resultando esta historia cantada.)
 

 

 
   
  De quince años yo tuve amores   (Popular)  
   

De quince años yo tuve amores 
que los quería más que al vivir 
pero una tarde dijo mi madre 
que los tenía que despedir. 

Aquella noche no dormí en casa 
porque mi madre me abandonó, 
y una vecina caritativa 
aquella noche me recogió. 

Al otro día, por la mañana, 
a la ventana yo me asomé, 
él me dio señas con el pañuelo, 
cogí la ropa y me fui con él. 

 

En lo más alto de la montaña, 
donde juraste quererme a mí, 
desde que hiciste lo que quisiste
me abandonaste, pobre de mí. 

Yo tengo un hijo y no lo niego 
y como madre lo he de querer. 
Maldito el padre que tiene un hijo 
y no lo sabe reconocer . 

Si eres hombre y tienes sangre, 
escúchame que yo te diré: 
tú fuiste el hombre que has matado 
las alegrías de una mujer. 

 

 

 
   
  La baraja de los naipes  (Popular)  
   

La baraja de los naipes 
yo os la voy a explicar 
para que de Dios te acuerdes
cuando vayas a jugar . 

En comenzando el juego 
yo considero en el As 
que es un solo Dios inmenso,
que no ha podido ser más. 

En el dos yo considero 
es la carta más hermosa, 
la muerte y pasión de Cristo,
Angustias y Dolorosa. 

En el tres, como Cristiano, 
en el misterio comprendo 
son tres personas distintas
y un solo Dios verdadero. 

En el cuatro considero 
son cuatro los Evangelios.
Aquel que no los siguiere 
no espere parte en el cielo. 

En el cinco considero 
las llagas del Redentor.
Procura con humildad
lavárselas al Señor. 

 

En el seis yo considero 
cuando Dios el mundo hizo. 
Los que empleó, los seis días,
ha descansado el domingo. 

En el siete considero, 
Bien claro se demostró, 
Estando Cristo en la cruz.
Siete palabras habló. 

En la sota considero 
Que es la mujer más piadosa,
Que su toca limpió a Jesús
Su cara hermosa. 

En el caballo contemplo 
Al anguino en el Calvario,
Cuando la lanza a Cristo
Le dio en el costado. 

En el rey yo considero 
Que es un inmenso Señor, 
Que rey del cielo y la tierra,
La muerte de cruz sufrió. 

La baraja de los naipes
Ya la tenéis explicada. 
La muerte y pasión de Cristo
No dejéis de contemplarla. 

 

 

 
   
  La tarde era triste   (Popular)  
   

La tarde era triste. 
La nieve caía, 
de blanco sudario 
los campos cubría. 
De un ave que volaba
Oíase el rumor (bis). 

Caminaba triste 
cual pálida y bella,
caminaba triste 
marcando su huella 
la niña que en el baile
ha sido la flor (bis). 

En el cinto llevaba 
su pobre calzado, 
su hermana pequeña
camina a su lado, 
le dice; ¿no sientes 
la nieve caer? , 
le dice: ¿no sientes
el frío en tus pies? 

 

Mis pies nada sienten,
respondió con calma. 
El frío que yo siento 
lo siento en el alma.
El frío de la nieve 
tan frío no es. 
El frío de la nieve 
poco frío es. 

Su hermana pequeña.
La pobre tirita, 
más frío que la nieve,
¿Cuál es, hermanita? 

Hay otro que puede 
llamarse mayor (bis) 
Aquel que de muertas 
las almas taladra (bis). 
El día que mi madre 
a mi esposo me unió. 
El día que a mi esposo 
me unió sin amor .

     
Mi casita en Susañe  (José López Carro)
Me gusta la naturaleza 
quisiera vivir en el campo
en una casita pequeña
toda pintada de blanco.

Alrededor de mi casita
un pequeño jardín
gozar de buena salud
donde me sentiría feliz.

Que al abrir las ventanas
viese árboles y flores
y ver los días que llueve
correr el agua por los montes.


Por las mañanas ver salir el sol
a través de mi ventana 
ver como los rayos del sol
inundan toda mi casa.

Respirar el aire puro 
oír a los pájaros cantar
tener un perro amigo
y salir al campo a pasear.

Esta casita en Susañe
mi pequeña patria chica 
gozar de ese remanso de paz
que en Susañe se respira.

Autor: José López Carro

Así es Susañe  (José López Carro)
Enclavado en la montaña
en un rincón de León, 
se encuentra Susañe del Sil,
que para mí no hay pueblo mejor.

A Susañe nos conduce
una estrecha carretera
acompañada de castaños,
verdes prados y ricas tierras.

Desde la falda de El Rozo
y la de El Diente la Pena 
se contempla Susañe del Sil
donde todo es Naturaleza.

El clima de Susañe es sano
el pueblo es acogedor
todo el que lo conoce
de Susañe habla lo mejor.

La primavera lo cubre de flores,
el verano lo inunda el sol,
en otoño lo bañan las lluvias,
en invierno la nieve lo pinta de blanco.

Susañe cosecha lo principal:
tiene grandes montañas,
tiene unas truchas exquisitas
y en sus monte mucha caza.

Es bonito ver los pájaros 
volar de rama en rama,
ver un día amanecer en Susañe
y sus noches estrelladas.

El pueblo no debe perder
sus costumbres o tradiciones,
como perdió la Parva y los Bolos
y, hace años, los Filandones.

No debemos dejar que se pierdan
sus Carnavales y sus Trastadas,
colocar la berza en el campanario
y tocar las campanas.

Siento a Susañe del Sil
cuna de mi nacimiento,
que nadie sabe lo que vale
hasta que no está lejos.

Autor: José López Carro

Clara soy y Clara me llamo (Popular)
Un domingo de verano
Yendo yo por el paseo
Me encontré a una chavalina
Que era un angelín del cielo

Yo le perseguí sus pasos
Por ver donde caminaba
Y vi que se dirigía 
A la iglesia Santa Clara

Mientras que duró la misa
Mientras que duró el sermón
Yo no estuve atento en nada
Sólo estuve contemplando 
El cuerpo de la chavala

Ya se terminó la misa
Ya se terminó el sermón
Ya se va la chavalina 
Prenda de mi corazón

Yo la fui acompañar
Hasta el portal de su casa
Y ella allí me dijo
Caballero soy casada

Caballero soy casada
Tengo el marido buen mozo
Tengo el marido buen mozo
Y no debo faltarle en nada
Yo triste y desconsolado
A un arroyo me arrimé
Oí cantar un jilguero
Que con su voz me consolaba

Canta jilguerillo canta
Que tu cantar me consuela
Yo pretendo una casada 
Y no puedo conseguirla

Trátela usted con cariño
Trátela usted con firmeza
Que a puro de machacar
Ablandará su dureza

Yo la traté con cariño
Yo la traté con firmeza
Como el pajarín decía y
Logré lo que quería

Clara soy clara me llamo
Y por Clara me turbé 
Y por eso nadie diga
De ese agua no beberé