PROCESIONES ENTRADA

 

 

La procesión del Vía Crucis del miércoles por la noche discurre por las calles del casco antiguo y consta de catorce estaciones.  El recorrido por las calles se hace desde que se fundaron las Cofradías del Santo Entierro y de la Soledad de la Virgen y en él participan un grupo de tambores y bombos dirigidos por un cornetín.

La procesión del Silencio se realiza el Jueves Santo, discurre también por las calles del casco antiguo hasta la capilla de las Hermanas, donde se dejan las peanas hasta la procesión del día siguiente.

 

ROMPIDA DE LA HORA

ROMPIDA DEL SILENCIO

SALIDA TAMBORES PUERTA SAN ROQUE

 

ROMPIDA DE LA HORA

 

La Rompida de la Hora, a las doce de la mañana del Viernes Santo, se celebra una impresionante tamborada comemorando el ruido de la tierra en el instante de la muerte de Nuestro Señor.   Los asistentes vestidos con los trajes de las cofradías, acompañados de sus tambores y bombos, forman en círculos concéntricos en el centro de la plaza y desde el momento preciso de aquella hora, tocan sin cesar.  El ruido se extiende por todas las calles de la villa y no cesan más que en pequeños intervalos hasta la hora de la Procesión del Santo Entierro.

 

La procesión del Santo Entierro del Viernes Santo, es el acto que reviste mayor esplendor y un carácter de participación más multitudinaria, tanto por el número de participantes como por los espectadores que reúne.

 

Abre la procesión la monumental cruz procesional de la parroquia, obra del platero zaragozano Juan de Orona, del siglo XVI, toda ella de plata contrastada.

CRUZ PROCESIONAL

   

Le sigue el paso de la Oración del Huerto de los Olivos, adquirido en 1.946 por la parroquia y la hermandad del Santo Sepulcro, antiguamente era llevado a hombros por los quintos del año, en la actualidad va montado en un carro con ruedas.

ORACION DEL HUERTO

   

El paso del Cristo Crucificado se adquiere en febrero de 1.955 en Olot y es llevado por cuatro porteadores marcando el paso al son de tambores.

CRISTO CRUCIFICADO

   

El paso de la Soledad de la Virgen, imagen vestida con una túnica de terciopelo y cubierta por un manto procesional, bordados ambos en oro y pedrerías.  La confección fue realizada por las mujeres de la Cofradía de los Dolores de la Parroquia de San Pablo de Zaragoza.   El vestido fue costeado por una cofrade cuya identidad permanece en el anonimato por voluntad propia y el manto  se pago con fondos de la Cofradía y recolectas.   En el año 1.992 se encarga una nueva peana para la Virgen, obra realizada por los hermanos Estopiñá en madera noble y con motivos ornamentales esculpidos.   La imagen es llevada por cuatro porteadores vestidos con túnica negra y caperuza blanca.

VIRGEN DE LOS DOLORES

   

El paso del Santo Sepulcro adquirido por la Cofradía del Santo Entierro en 1.955 al imaginero valenciano Don Antonio Royo Miralles, costeado por suscripción pública a la que contribuyó la mayoría del vecindario y algunas familias emigradas.  Es llevado a hombros por veinticuatro porteadores, que se relevan en seis ocasiones durante la procesión.  Los componentes van uniformados con túnica y caperuza morada, con cíngulo y distintivos amarillos y acompañan al paso con una vela encendida en la mano.

SANTO SEPULCRO

   

PROCESION

PASO DEL CRISTO CRUCIFICADO

PASO DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES

PASO DEL SANTO SEPULCRO

       

Intervienen cuatro grupos de tambores y bombos, de cornetas y timbales. 

El primero forma después de la Cruz Parroquial, formado por unos setenta miembros, normalmente los más jóvenes.

El segundo grupo va delante del paso del Cristo Crucificado, con unos treinta y cinco componentes ataviados con túnica morada, caperuza y cinturón amarillo.

El tercer sale delante del paso de la Virgen de la Soledad y se compone de unas cuarenta y cinco mujeres vestidas con túnica morada y capa, caperuza y cinturón blancos.

El cuarto grupo, delante del paso del Santo Sepulcro y está formado por una banda de cornetas y timbales que consta de cincuenta y cinco miembros, ataviados con túnica morada, caperuza y cinturón gránate.

En ocasiones, hay mujeres y niños que van representando a personajes de las Sagradas Escrituras.  Todos los años un nazareno participa en la procesión con los pies encadenados y con una cruz de madera cargada en los hombros.


Copyright © 2001 Cofradía del Santo Entierro de Valderrobres

Última modificación: 15 de febrero de 2005

WEBMASTER:   Nuria Granja