UN POCO DE HISTORIA ENTRADA

 

 

Todo lo que sabemos de la Semana Santa en tiempos pasados se debe a la tradición oral, se dice que antes el único día festivo de la Semana Santa era el Jueves Santo.

Es en la década de los años cuarenta cuando variará la costumbre local de centrar la conmemoración de los actos litúrgicos de la Semana Santa en el jueves y a partir de entonces se empieza a respetar como festivo el día del Viernes Santo.

 
SR.VICENTE GOMEZ EN LA PROCESION. AÑO 1.945.

Sr. Vicente Gomez en la procesión.     Año 1.945

 

Aparece también el toque del primer tambor en la Semana Santa, portado por una persona originario de la zona de Albarracín y residía en Valderrobres, el señor Vicente Goméz.  Adquirió la afición durante la realización del servicio militar y hasta su muerte, encabezó la procesión del Viernes Santo marcando el paso de la misma con sus toques y redobles.

Aquel primer tambor fue la semilla que germinó y produjo esta magnífica cosecha de tambores hoy, que unidos a los bombos, al llegar las doce horas del Viernes Santo, en la "rompida de la hora" atruenan en la población

 

Para llamar a los actos litúrgicos se utilizaba la "matraca" que hay colocada en la torre del campanario.  Son un instrumento de madera en forma de cruz que gira sobre un eje, con unos martillos de madera.  "Les matraques" sustituyen todavía hoy la llamada de las campanas en los días de luto de la Semana Santa.  Su uso está documentado en el siglo XV.

 

En Valderrobres, el sonido del tambor y bombo sustituye al instrumento utilizado anteriormente para hacer ruido, el más modesto y ahora ya definitivamente desaparecido "garrigarrac" (rueda de madera dentada con el mango que tocaba una lengüeta también de madera que producía un ruido ronco) que llevaban muchos niños en la procesión del Santo Entierro.

   

MATRACA DE LA TORRE DEL CAMPANARIO

MATRAQUES Y GARRIGARRAC

   

 


Copyright © 2001 Cofradía del Santo Entierro de Valderrobres

Última modificación: 15 de febrero de 2005

WEBMASTER:   Nuria Granja