Cruceiros e Capelas de Olveira

CRUCEROS

Los cruceros tienen una antiguedad en su forma actual que viene del siglo XVI, surgen según los expertos por la cristianización de los menhires y de los miliarios romanos, y alcanzan su máxima difusión en el siglo XVII.

Los cruceros se colocaban en lugares públicos (plazas, cruces de caminos, etc) y a ellos estan unidos viejas leyendas y costumbres, como la de enterrar niños fallecidos sin bautizar, parar procesiones, hacer fiestas, etc.

Olveira es un lugar rico en este tema, ya que se pueden observar a lo largo de su territorio hasta cinco cruceros, todos ellos muy interesantes, tanto por su belleza como antiguedad. Hay que señalar que la mayoría fueron restaurados, destacando el situado en el lugar de O Viso (Olveira de Arriba) y la reconstrucción a mediados de los años 80 de un crucero situado a pocos metros de la Iglesia vieja de Olveira y que desgraciadamente ha desaparecido.
 
Crucero de Espiñeirido
Por esto la gente de esa zona para que se recordase la existencia de los que dicen era uno de los cruceros más grandes y antiguos de la zona construyeron otro en la explanada de Olveira, en el lugar donde se celebran las fiestas y se lo dedicaron a la Virgen del Rosario.
El resto de cruceros están situados en Espiñerido y Bretal en los lugares llamados "Rueiro de Arriba" y "Rueiro de Abaixo".
Ninguno de los cruceros tiene "Peto de animas".

 
 
 

Crucero de Arriba (Bretal)


 

Crucero de Abaixo (Bretal)



Crucero de Olveira
 
 
 

Cruceiro de Espiñeirido

 

Crucero del Viso
 IGLESIAS Y CAPILLAS

El viejo templo de Olveira data de 1742 es neoclásico y sustituye al anterior que era de estilo románico. Debido a la dispersión de la población y para centralizar la parroquia se edificó el actual templo, inaugurado en 1967 por el arzobispo Quiroga Palacios y situado en el lugar de A Agra, en Bretal.

El viejo templo de Olveira, de noche
Detalle del campanario
 En la parroquia existen tres capillas:
CAPILLLA DE LOS DOLORES: Situada en el lugar de Sirves, data de 1869. Está formada por una planta cuadrada y una capilla también casi cuadrada. Construida en cantería regular de granito. Los dos únicos huecos que tiene son una ventana en la capilla mayor y la puerta de acceso sin ningún adorno situada en la fachada que es muy simple.
CAPILLA DE LAS ANGUSTIAS: Situada en el lugar de Bretal. En sus piedras está inscrita una fecha de 1790 y fué realizada por el licenciado Roque Pillado de Orellán.

Está compuesta por una planta rectangular de una sóla nave y una sacristía añadida en un lateral. Una bóveda de canón cubre toda la nave y se apoya en dos arcos fajones de medio punto. A los piés de la nave se situa una tribuna de madera a la que se accede a través de una escalera en forma de "L" pegada al muro evangelio al igual que la sacristía, de planta rectangular y con el acceso a través de una puerta situada en el prebisterio, elevándose este dos pies del resto de la nave.

La fachada principal es muy simple y simétrica en su composición; una puerta rectangular sin decoración con un horno acabado en arco de medio punto conteniendo la imagen; y una ventana rectangular que es la única iluminación, junto con otra en el presbiterio.

Acaba el conjunto con un pequeño campanario como de espadana de un sólo hueco.

 
CAPILLA DE LA SAGRADA FAMILIA: Está situada en el lugar de Campelos y fué construida en el siglo XVIII junto con el palacio de Gayoso, al que pertenece.

Es de una gran simpleza, formada por una nave rectangular, de reducidas dimensiones divididas en dos partes por un arco de medio punto apoyado en dos pilastras pegadas al muro.

La fachada principal presenta una puerta rectangular sin decoración, un horno con unos relevos de la Sagrada Familia, acabada en arco rebajado, una cruz acompañada de voletas, un óculo circular de pequeño tamaño y abocinado al exterior y una pequeña espadana.