Dunas y Parque Natural de Olveira

Comprende parte de las parroquias de Corrubedo, Artes, Carreira y Olveira. Este espacio natural, que se encuentra dominado por la gran duna móbil, acoje en sus límites una considerable variedad de hábitats y de hermosos paisajes, todo distribuido a lo largo de sus casi 1000 hectareas de superficie.

Estamos ante uno de los paisajes más espectaculares y privilegiado, no sólo de Galicia, sino también de Europa.

Dentro de este espacio natural nos podemos encontrar una playa de casi 4 kilómetros de longitud (Vilar-Ladeira), que en sus extremos tiene acnatilados rocosos, donde en días de temporal golpea el Oceano Atlántico con toda su fuerza. También tiene una marisma, influida por las mareas y con dos lagunas, una de agua dulce (Laguna de Vixán) y otra de agua salada (Laguna del Carregal, que cuenta con un lugar tan espectacular como pelilgroso en su desembocadura llamado "Río do Mar", sitio en el que se unen aguas de la laguna con el Oceano, golpeando fuertemente con las rocas de "Pedrecelos", en el momento de la crecida del río). A todo esto se une la ya citada Duna móvil.
Dentro de la flora podemos encontrar casi todas las comunidades vegetales de la marisma, lagunas y demás arenales litorales de la costa Gallega, por eso es un lugar adecuado para poder observar este tipo de flora, así como de un buén número de rarezas que sólo viven en esta zona (un ejemplo es el Iberis procumbens).
Con respecto a la fauna, debemos destacar la existencia de hábitats diferentes dentro del Parque Natural, lo que posibilita la adaptación de una gran variedad de especies destacando:
  • Comunidades de invertebrados, presentes en el fango y area.
  • Aves acuáticas, que tienen unas condiciones óptimas para su reproducción y su descanso entre los pasos migratorios.
  • Anfibios y réptiles en las zonas húmedas


Vista de las dunas, de la Lagunaa del Carregal y de la Montaña Tahume
Pero este espacio necesita tranquilidad, por eso ahora los coches ya no pueden llegar hasta los mismos piés del espacio, existiendo dos aparcamientos, uno en Carreira y otro en Olveira, este a menos de un kilómetro de las Dunas y a las que se puede mirara frente a frente. Por esta razón también se hicieron unos itinerarios para que la gente vaya por unos caminos sin entorpecer la vida de los que habitan en el parque.
No debemos acabar sin hablar de las historias, tradiciones o leyendas que se han escrito sobre las Dunas desde tiempos muy antiguos y que han sido recogidas por célebres escritores.
La más destacada es la que habla de la existencia de una ciudad ahogada debajo de las Dunas, la ciudad de Valverde. Un pueblo que sería de los más importantes de la zona y que por un cataclismo se vio ahogado por el mar, el mismo hace que a veces aparezcan restos arqueológicos que la gente dice que pertenecen a la ciudad de Valverde. Dentro de la misma leyenda podemos hablar de que el cataclismo vino anunciado por un ave (Ave Tora) momentos antes de que sucediese la fatalidad .
Otros hablan de la presencia de Santiago Apóstol en esta zona en el momento del cataclismo y que al ver lo que sucedía dijo:
"Non quero ver tal".
Una frase que hizo que a uno de los lugares de la parroquia de Olveira se le llamase Bretal.
Podemos añadir más leyendas, como la del buey o a de la mujer que con marea baja se ve cocinar en unas rocas, o la que dice que a veces la tranquilidad de la playa se rompe por los gritos de la gente de esta ciudad.
Pero fuera de las leyendas tenemos que destacar el paisaje que se puede observar en este espacio natural, donde se junta la fuerza del mar con la tranquilidad y fertilidad de unas tierras que a veces sufren por la crueldad de las olas, pero que deben buena parte de su riqueza a su conexión con el mar.