Abracadabra
Abracadabra
Una mujer
por despecho -o por placer-
enterró en un jardín
un coco seco mojado en carmín.
Luego un rival,
narcotraficando el mal,
escupía con ron
y alfilereaba un feliz corazón.

Yo no sé
cómo hay quien malversa la vida,
cómo hay quien invoca una herida,
cómo pueden gastar el amor.
Yo no sé
(Como si nos faltaran cadenas;
como si nos sobraran las cenas 
como si diera dicha el dolor.)

Yo no sé
si el mal tiempo trae mala fe,
si la desesperación hace blanco
y se cierran los laicos colegios,
si se vuelve al sortilegio
y aprendices de delfín
creen llegar a Merlín.

Yo no sé
si el mal tiempo trae mala fe,
pero a mí lo que me embruja es volar
y hechizarme con tus sortilegios.
soy brillante en tu colegio:
subo nota en el amor,
vuelo allí, como al sol
un colibrí.

Abracadabra, 
curandera mi palabra,
todo mal pone bien, 
sana del odio y vacuna también.
Abracadabra, 
siga la pata en su cabra, 
girasol, alelí, 
la mariposa besó al colibrí.