Domingo rojo
Domingo rojo

Este domingo es
especial domingo,
la vida me colmó de
actividad.
Hoy todos los relojes
sonaron a las cinco.
La cuadra es un trajín que
viene y va.

Hay sorbos de café en
la madrugada
y toses de motores a
las seis.
Hay risas y pañuelos
antes de la mañana.
Hay voluntad de hacer
amanecer.

Domingo,
que buen pretexto das
para cantarte.
Todo ha comenzado a
saludarme
y parece como si la
tierra fértil me esperase
¡oh!, domingo.

Domingo,
taller donde el sol puso
residencia,
amor que sigue
haciendo de
herramienta
y ensancha las
ventanas y las puertas.

Domingo,
es como si no me
quedaran penas,
como si fuera siempre
primavera,
como si la sed humana
no supiese de
fronteras
¡oh! domingo.

Domingo,
verás crecer la vida
con mis manos
cuando acaricie el
sueño que yo amo
y el tiempo sea un
domingo enamorado,
enamorado domingo.