El vagabundo
El vagabundo

Conozco un vagabundo del espacio. 
Recorre el universo en su asteroide
sin órbita, ni puerto, ni partida.
Tapa la soledad con todo el frío 
de su vida.

Un día llegó un pájaro a su isla
dentro de un pomo que cabía en su mano.
Daba tristeza verlo, allí encogido,
cantándole al silencio sin respuesta,
sin sentido.

El vagabundo nunca oyó a su pájaro
y lo veía cantar tras los cristales,
hasta que un día pudo más su sueño
y lo libro de la escafandra blanca 
de animales.

El pájaro flotó hasta congelarse
como las lagrimas del vagabundo.
Entonces metió el pájaro en la jaula
y lo soltó a la suerte con que vino,
sin comprender jamás
lo sucedido.