Plataforma Contra la Contaminacion

Fundada en julio de 2004. Inscrita en el registro de Asociaciones de la Consejería de Presidencia de la Junta de Extremadura en octubre de 2004 con el número 3.829. Teléfono 675 043 835

Para ponerte en contacto con nosotros pulsa el logo del correo electrónico.
Correo electrónico


El Defensor del Pueblo obliga al Ayuntamiento de Almendralejo a suministrar la información solicitada por la Plataforma contra la contaminación


Cauce del arroyo Harnina

Entre julio y septiembre del año pasado, la Plataforma remitió dos solicitudes de información al ayuntamiento de Almendralejo relacionadas con los vertidos de aguas residuales, ninguna de la cuales tuvo respuesta. Tampoco tuvieron respuesta los recursos varios que se interpusieron por el incumplimiento del ayuntamiento.
Ante esta actitud oscurantista contraria a la ley, la Plataforma remitió informes a varias instituciones, entre ellas al Defensor del Pueblo.

El Defensor del Pueblo admitió la queja y comunicó a la Plataforma que “… se inician actuaciones con el Ayuntamiento de Almendralejo”. Unos días después, el ayuntamiento remitió la información solicitada (seis meses después de que se hiciesen las solicitudes, cuando la norma establece un plazo máximo de un mes). Primera situación inadmisible para la Plataforma.
La Plataforma hizo dos solicitudes de información, pero teniendo en cuenta la importancia de los temas, en este comunicado solamente se tratará una de ellas: estado del arroyo de las Picadas y puntos de control de vertidos.

Sobre los vertidos detectados por la Plataforma el ayuntamiento afirma que “… de producirse éstos [vertidos al arroyo de las picadas] estarán motivados por problemas en las distintas redes de saneamiento...”. Es curioso que el ayuntamiento asuma que pueden existir redes de saneamiento que viertan arroyo y no trate de detectarlas y corregir los vertidos. Segunda situación inadmisible

También admite que se han detectado vertidos irregulares de algunas industrias en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), aunque no consta que el ayuntamiento haya descubierto a los responsables. Tenemos que recordarle que la EDAR ha supuesto una gran inversión de dinero público, y por tanto tiene la responsabilidad de velar porque las aguas que llegan a la instalación no pongan en peligro su funcionamiento. Tercera situación inadmisible.

En cuanto a los puntos de control de vertidos, el ayuntamiento, afirma que, dada sus características, solamente detectan vertidos de “industrias relacionadas con el vino y la aceituna”, no detectando los vertidos realizados por otras industrias. Además, informa que “no podemos precisar su número [el de vertidos], ya que los aparatos de medida sufren mucho y han tenido que ser renovados, estando en ocasiones no operativos o aportando datos erróneos”. Curioso que cuando se pusieron, el responsable afirmase. “… es fácil no sólo detectar los vertidos rápidamente, sino también localizar a los culpables, puesto que las industrias están separadas por sectores.” Concluyendo: o mienten ahora o mintieron entonces. Cuarta situación inadmisible.

Más adelante, el consistorio afirma que “se inspeccionaron seis industrias en el año 2010 relacionadas con la aceituna de mesa y se abrieron sendos expedientes que finalmente no se resolvieron, por lo que no se sancionó a ninguna de las mismas”.

Es importante recordar que el primer punto de control entró en funcionamiento en julio de 2010, y se terminó de instalar el último en marzo de 2011. Sorprende que en los primeros cinco meses que estuvieron funcionado algunos, no todos, los puntos de control detectaran seis vertidos a los que se abrieron expedientes, y en los 5 siguientes años no conste que se hayan detectado vertidos, o al menos que se hayan iniciado expedientes. No deja de ser curioso que los expedientes no se resolvieran, dejando así sin sanción a los infractores. Quinta situación inadmisible. No se especifica cuál fue la causa por la cual no se resolvieron.

Es asombrosa la falta de concreción de las respuestas del ayuntamiento, todo da a entender que no se ha recopilado la información suministrada por los puntos de control de vertidos, como por ejemplo fecha y hora del vertido, composición, fecha de avería del punto, fecha de puesta nuevamente en funcionamiento, etc. Sin duda estos datos serían de un gran interés para realizar un estudio estadístico sobre el tema de los vertidos irregulares. La Plataforma considera que este hecho pone de manifiesto la falta de profesionalidad en la gestión de los puntos de control, y al mismo tiempo la falta de voluntad política en la lucha contra los vertidos que tanto dinero ha constado a los ciudadanos de Almendralejo por el bien de nuestro entorno y nuestra salud.

En conclusión: se empieza porque el Ayuntamiento no cumple la Ley al no responder las solicitudes de información (reconocido por el Defensor del Pueblo); y no responde porque no ha conseguido hacer cumplir la ley sobre vertidos, evitando sanciones a los infractores; y su incompetencia es la mejor justificación que ha encontrado. Ni una disculpa, ni una intención de cambiar. La situación raya el desastre y produce tristeza y vergüenza ajena a la Plataforma.

La Plataforma espera que el ayuntamiento deje las prácticas obscurantistas y que cese de ocultar información. La solución a los problemas no es ocultar la mala gestión que se hace para resolverlos, sino intentar corregirlos de forma efectiva. Los gobernantes deben entender que la transparencia es una condición necesaria para que exista la democracia.

 

08 de febrero de 2016



logo hoy

El Defensor del Pueblo exige a Almendralejo datos sobre vertidos contaminantes

La Plataforma contra la Contaminación acudió a este organismo para que el Ayuntamiento le diera la información pedida seis meses antes

GLORIA CASARES - 9 febrero 2016

El Defensor del Pueblo ha obligado al Ayuntamiento de Almendralejo a facilitar la información solicitada por la Plataforma contra la contaminación de Almendralejo después de que el Consistorio se haya negado a entregarla en varias ocasiones.


Vertidos

Este colectivo ciudadano remitió el año pasado informes a varias instituciones, entre ellas la del Defensor del Pueblo, después de que el Ayuntamiento no atendiera a las dos solicitudes de información que hizo desde julio de 2015. Las peticiones estaban relacionadas con los vertidos de aguas residuales en la ciudad pero no fueron atendidas. Tampoco obtuvo respuesta a los recursos que se interpusieron por el incumplimiento municipal.

Ante esta actitud, la plataforma decidió trasladar el caso al Defensor del Pueblo, que admitió a trámite la queja y comunicó el inicio de actuaciones, según se recoge en una nota de prensa remitida ayer por la Plataforma.

Fue quince días después de que esta institución instara al Ayuntamiento de Almendralejo a ofrecer la información cuando el Consistorio decidió contestar a la Plataforma, desde donde se recuerda que lo ha hecho seis meses después de que se hiciesen las solicitudes a pesar de que la norma establece un plazo máximo de un mes para contestar este tipo de peticiones.

La Plataforma está sorprendida porque en los últimos cinco años no se ha iniciado ningún expediente

Problemas de saneamiento

La Plataforma lamenta que en la respuesta municipal sobre el estado del arroyo de las Picadas y los puntos de control de vertidos, el Ayuntamiento admita que los vertidos detectados «estarán motivados por problemas en las distintas redes de saneamiento...».

Igualmente califica de «curioso» que el Ayuntamiento asuma que pueden existir redes de saneamiento que viertan al arroyo y no trate de detectarlas y corregir los vertidos que depositan en esos arroyos.

Según la nota de la Plataforma, se han detectado vertidos irregulares de algunas industrias en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), pero no consta que el Ayuntamiento haya descubierto a los responsables.

En cuanto a los puntos de control de vertidos, el Ayuntamiento afirma en su contestación que, dadas sus características, solamente detectan vertidos de industrias relacionadas con el vino y la aceituna, pero no de otras industrias. Tampoco puede precisar el Consistorio el número de vertidos porque los aparatos de medida han estado no operativos debido a su uso, por lo que a veces aportan datos erróneos.

Sin sanciones

La Plataforma dice que la respuesta del Ayuntamiento contrasta con un informe municipal que apunta a que en 2010 se inspeccionaron seis industrias y se abrieron otros tantos expedientes, aunque finalmente no se resolvieron y no se sancionó a ninguna de ellas. «Sorprende que en los primeros cinco meses que estuvieron funcionado algunos (no todos) de los puntos de control detectaran seis vertidos a los que se abrieron expedientes», mientras que en los cinco años siguientes no conste que se hayan detectado vertidos, o al menos que se hayan iniciado expedientes, concluyen.

Fuente


logo hoy


La información sobre vertidos de aguas residuales no agrada

RODRIGO CABEZAS 09/02/2016

Los datos aluden a los vertidos en el arroyo las Picadas y a puntos de control. Tras varias peticiones, el escrito fue solicitado por el Defensor del Pueblo

La Plataforma contra la Contaminación en Almendralejo ha expresado su desacuerdo con la información proporcionada por el ayuntamiento sobre los vertidos de aguas residuales, en concreto con los temas relacionados con el estado del arroyo de las Picadas y los puntos de control de vertidos. La plataforma, a través de un comunicado, ha apuntado que la información solicitada entre julio y septiembre del pasado año no fue atendida por el consistorio y que ha tenido que ser la institución del Defensor del Pueblo la que haya obligado al ayuntamiento a facilitar dicha información para cumplir con la normativa legal.

La plataforma se apoya en una serie de puntos para manifesar su malestar por la información que llega desde el consistorio. Critica que en el escrito municipal se hable de que los vertidos del arroyo de las Picadas estén motivados por problemas en las distintas redes de saneamiento. Desde el colectivo no entienden por qué el ayuntamiento no detecta y corrige estos puntos. La información proporcionada también señala que se detectaron vertidos irregulares de algunas industrias en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), sin descubrir a los responsables, algo que tampoco entienden desde la plataforma.

En cuanto a los puntos de control de vertidos, según indica la plataforma, el ayuntamiento subraya que solo se detectan vertidos de industrias relacionadas con el vino y la aceituna, sin precisar el número exacto, algo que se contradice con lo que en su día se comunicó cuando fueron instalados dichos puntos de control. Tampoco entienden que se inspeccionaran hasta seis industrias en el año 2010, sin sancionarse a ninguna de ellas, y que desde entonces no se registre ningún vertido más.

La plataforma concluye indicando que hay "una falta de concreción en las respuestas del ayuntamiento" e insiste en que no se cumple la ley al no responder a las solicitudes de información en los plazos que marca la normativa. El colectivo insta al consistorio a que deje de ocultar información y cumpla la ley de vertidos residuales.