CAMELIA

 

 

 

 

Cual de camelias blancas de pensiles,
me trae Leyla la bella inspiración
en versos dictados de su corazón,
de ignorados aromas, más, sutiles.

La inodora camelia, en los gentiles
pensamientos harán su floración
y aromará de gloria el corazón
sin contraindicaciones alergiles.

Ella misma es camelia blanca y pura,
de adorable talante y simpatía,
como la más hermosa melodía,

que del alma toda dolencia cura.
Por todo ello, mi humildad procura
hacerle la más bella poesía.

A Leyla


comweb noviembre de 2002

Autor: Raphael