Trabajos en piedra y hueso

Trabajos en piedra y hueso

 

Fotos: http://grupos.unican.es/prehistoria
 

En numerosas ocasiones lo útil y cotidiano se funde con el arte y la religiosidad. Eso fue lo que pasó con infinidad de grabados, esculturas y relieves realizados en piedra o en hueso. Propulsores de lanzas, cuentas para collares, bastones perforados e instrumentos de todo tipo eran adornados con una sensibilidad exquisita. A todas estas formas de representación se las denomina "ARTE MUEBLE" y son susceptibles de ser transportadas de un lugar a otro. Existen objetos con una clara finalidad práctica, como la caza (los propulsores); otros parecen dedicados únicamente como ornamento o bien tenían una finalidad religiosa. La región franco-cantábrica es muy rica en estos objetos, pero no comparte la exclusividad.

Toda Europa y Oriente Próximo  están plagados de manifestaciones de este tipo. Existen yacimientos donde la concentración de estos objetos es mayor, como Altamira, Mas d'Azil, El Pendo, El Castillo..., por lo que se piensa que estos lugares fueron, de alguna manera, centros religiosos y sociales importantes. 

La temática es muy similar entre el arte mueble y el arte parietal, diferenciándose dos tipos: las realistas, referidas a la fauna de la época, y las abstractas, que consisten desde esquematizaciones, símbolos y signos.

No aparecen de forma aislada, sino que en una misma pieza pueden darse ambos, es decir, esta clasificación ayuda únicamente a orientarnos para comprender mejor cómo se expresaban nuestros antepasados. En general, los animales que se representan en mayor número son mamíferos. De entre ellos existen muchos cérvidos, sobre todo hembras, y también équidos. Zorros, osos, algún félido, peces, aves y serpientes también se representan, pero es algo más excepcional. Los autores de estos trabajos fueron cazadores-recolectores del Paleolítico, por lo tanto se tiende a pensar que representan a los animales objeto de su caza, es decir, los que para ellos tiene, lógicamente, una importancia superior. 

Pero también se representan animales que por su poder son admirados. Sin duda, los animales más mansos, como los ciervos, eran preferidos para cazar, pero el bisonte se representa mucho más, tanto en pinturas como en hueso y barro.

Los expertos analizan y comparan los restos de huesos de animales encontrados en los yacimientos con las muestras de arte mueble, y coinciden. Pero, además, existen representaciones de félidos y osos que no aparecen en los yacimientos donde vivían nuestros antepasados, y se piensa que son más un símbolo individual o del grupo.  También existen representaciones realizadas en otros materiales, como la madera y el barro, pero éstos apenas no han llegado a nosotros por no tener la capacidad de soportar la erosión, como la piedra o el hueso.

Bisonte realizado con la arcilla del suelo de la cueva de Tuc d'Audoubert (Francia).  De forma asombrosa ha llegado hasta nuestros días ya que este tipo de representaciones se realizaban en lugares poco accesibles.
www.humanities-interactive.org
 

Al observar estas obras podemos identificar, a veces al instante, de qué animal se trata aunque también existe la abstracción. Lo que calificamos en ocasiones como abstracto puede ser signos de vegetación, pero esto es solo una suposición: los animales son los protagonistas.

El material de soporte del arte mueble era sobre todo piedra, hueso y asta, aunque como ya he dicho antes, probablemente se utilizaba también la madera y el cuero, pero son materiales perecederos y no hay restos. 

Como la obra depende del soporte, en muchas ocasiones el animal aparece como doblado , ajustándose a la forma del material. En algunas ocasiones el autor elige el soporte más adecuado para representar al animal que quiere, otras veces éste aparece forzado y según giramos el hueso o el asta vemos su continuación.

Los artistas intentaban aplicar a estos grabados determinados efectos para dar mayor realismo a sus obras. Uno de ellos era el relleno y sombreado a partir de series de trazos cortos y oblicuos. De esta forma se destacan crines de caballos, barbas de bisontes, sangre cayendo por el pelaje del animal, rayas paralelas para las escamas de los peces, etc. Por medio del arte mueble se ha podido estudiar, de alguna manera, la movilidad de los grupos de cazadores-recolectores.

Cabeza de mujer (Siberia). Museo Hermitage, San Petersburgo.

Parece ser que la cornisa franco-cantábrica era una región muy conocida por muchos grupos que se movían de un lado a otro de los Pirineos, ya que los estilos en las obras son muy semejantes. Se puede decir que éste era un "territorio social".  Pero no solo aquí, sino por toda Europa se encuentran manifestaciones de estos trabajos, a veces exquisitos. Dentro del arte mueble existen también las famosas venus esteatopígicas , pero por su significación e importancia son tratadas en otro lugar de esta web .

 

 

Creencias - Sapiens - Neanderthales - Arte - Yacimientos - Evolución - Hábitat - Tecnología - Glaciaciones

Diversión - Curiosidades - Mapa de la web - Foro - Biblioteca - Guía de lugares