EVOLUCION
EVOLUCIÓN
MONO
             “En el principio era el caos y las tinieblas cubrían la faz del abismo”. Esta es la bella descripción que hace  El Génesis del origen del Mundo. Es una maravilla la intuición del autor bíblico, que describe precisamente lo que la ciencia va encontrando sobre el origen del cosmos. Abismo de la nada, tinieblas, caos creador del Big-Bang. Desde entonces, e impulsado por la fuerza de la Gran Explosión, el Universo no ha dejado de cambiar. Cuando se estabilizaron las grandes masas condensadas de materia en formas incandescentes de larga vida como son las estrellas y galaxias, en algunos planetas caldeados por la radiación de la estrella cercana surgió la vida. Todo podía haberse quedado en estrellas y en planetas inertes, en un cosmos de formas físicas condenado a enfriarse a lo largo de las eternidades. Pero la química de la materia siguió actuando formando sustancias complejas que acabaron ensamblándose y formando entornos cerrados en los que una serie de reacciones interiores volvían a sintetizar las propias sustancias de que estaban formados estos reductos, creciendo y dividiéndose en dos cuando su tamaño llegaba a ser crítico. De esta manera llegaron a producirse celdillas muy complejas que acababan dividiéndose en dos de manera muy precisa, replicando exactamente la estructura original, con lo que su existencia individual y concreta se prolongaba hacia el futuro. Había surgido lo que llamamos células, seres vivos unicelulares, una materia organizada que se recompone constantemente a sí misma para perdurar en su propia forma. Pero las células, a pesar de su enorme variedad, acabaron a lo largo del tiempo por encontrar ventajas al asociarse entre ellas formando colonias primero y luego seres muy coexionados e integrados, dando lugar a los organismos pluricelulares. Toda la serie de plantas y animales, y finalmente el hombre, fueron apareciendo sobre la superficie del planeta. Y todo esto derivado de la inercia de la Explosión inicial. ¿No parece mágico? Una de dos: o estamos supervalorando la significación de los animales y el hombre, o ya desde el principio lo que explotó fue la capacidad de vida, de inteligencia, de conciencia. Inteligencia y conciencia que empiezan a parecernos trascendentes, pues no sólo el hombre nacido en el planeta empieza a explorar el cosmos entero, sino que quisiera escaparse de él y de su previsible final al cabo de los eones. ¿Qué misterio hay aquí, qué es lo que ha surgido de la tierra?¿Qué es la fuerza de la evolución?


VOLVER