Corazón Sevillista
                                  
   

El Sevilla nació en 1905 bajo las señas de identidad que pronunció su segundo Presidente, J. María Miró Trepats: Nuestra norma es la disciplina; nuestro ideal, la victoria; nuestra aspiración, la fortaleza, y la admiración de los demás, nuestro premio.

Los antecedentes del club fueron partidos amistosos que emigrantes ingleses habían disputado desde 1890.El 14 de octubre de 1905, el Gobernador Civil de Sevilla, José Contreras Carmona, aprobó los Estatutos del club, bajo la presidencia de José Luis Gallego. La sede social se instauró en la calle Sierpes, 69. El equipo empezó a jugar amistosos, pues aún no había Liga, pero como el interés de los aficionados era creciente, esos amistosos empezaron a subir de nivel y así , en 1908 en el hipódromo de Tablada, el Sevilla, con camista y calzonas blancas, lo que se convertiría en su equipación oficial, se enfrentó al Recreation club de Huelva. Miró Trepats, negoció la concesión de unos terrenos en el Prado de San Sebastián, que se convertirían en el nuevo campo, denominado Campo del Mercantil, que se inauguró el 1 de enero de 1910 en un encuentro disputado por dos equipos del Sevilla, uno vestido de blanco y otro de rojo, colores ambos que pasarían a ser los oficiales del club.

En 1912 el equipo conquista por primera vez la Copa de Sevilla y en 1914 asume la presidencia Francisco Alba, que traslada al equipo a la Avenida de la Reina Victoria y le lleva a jugar allende Despeñaperros, algo poco probable en la época. El 8 de febrero de 1915 se disputa el primer derbi Sevilla-Betis (un equipo creado de una escisión en el Sevilla fusionada con otro club de la ciudad, el Balompie), que terminó con la victoria sevillista por 4-3. el 23 de febrero de ese año, se sientan las bases del Campeonato de Andalucía en el que el Sevilla tendría la hegemonía durante muchos años.

La primera edición, en 1916 se la adjudicaría el Español de Cádiz, pero pasaría a la historia por mostrar el primer derbi oficial, que, después de finalizar 2-2 y ser necesario un partido de desempate, vio la victoria sevillista por 5-0. A partir de esa edición, el Sevilla se convertiría en el auténtico dominador de la competición adjudicándose 14 de las 17 ediciones disputadas. El primer título sevillista en la Copa Andalucía, supuso la disputa de las semifinales de la Copa de España en Madrid, donde el Real no tuvo piedad de los sevillanos y se impuso por 8-1. En la vuelta, el Sevilla ganó por 2-1, pero en el desempate, los madrileños ganaron por 4-0.