EL HILO DE PESCAR

HILO DE PESCAR - SEDAL

El nylon fue desarrollado en la década de 1930 por científicos de Eleuthère Irénée du Pont de Nemours, dirigidos por el químico estadounidense Wallace Hume Carothers. Por lo general se fabrica polimerizando ácido adípico y hexametildiamina,

 Es posible hacer con nylon filamentos mucho más finos que los de las fibras convencionales. Las fibras pueden tener el brillo y la apariencia de la seda o el aspecto de fibras naturales como el algodón. Su resistencia a la tensión es mucho mayor que la de la lana, la seda, el rayón o el algodón.

El nylon se utiliza, por ejemplo, para fabricar medias, ropa de noche, ropa interior, blusas, camisas e impermeables. Este tipo de fibra no deja pasar el agua, se seca rápidamente cuando se lava y no suele requerir planchado. Se usa también para fabricar paracaídas, redes contra insectos, suturas para cirugía, cuerdas para raquetas de tenis, cerdas para cepillos, sogas, redes de pesca y sedal.

Como decimos, hace ya muchos años la firma Dupont inventó el nylon, monofilamento que hoy se sigue utilizando masivamente tanto en cargas de Carretes, chambeles y volantines, así como para la construcción de aparejos.   El sedal  es una parte muy importante del equipo ya que si este es de mala calidad o no es el adecuado para el tipo de pesca que realizamos se romperá o no responderá como deseamos. Si estamos pescando especies de gran tamaño como la dorada debemos utilizar nylon o sedal de 50 mm de diámetro si no el pez podría romper el nylon llevándose el aparejo lo que también le causara la muerte cosa que ningún pescador desea. Sin embargo, antes de dar algunas de las características que debe reunir una línea de pesca haremos un comentario acerca de nuevos componentes que se utilizan en nuestro país y que ya se encuentran muy difundidos en USA, nos referimos a líneas multifilamento basado en copolymeros de resinas de nylon y kevlar. Se denominan líneas trenzadas (braidlines) y reúnen características notables. Son mucho más resistentes que el monofilamento, lo cual permite utilizar líneas más finas; algunas flotan en el agua sin necesidad de colocar ningún aditamento (flotalínea); tienen un mínimo estiramiento, lo cual permite un contacto directo con la "pieza-medioambiente"; poseen mayor duración; no les afecta los rayos solares, en fin, una buena cantidad de razones como para tener en cuenta, aunque como contra podemos decir que su costo es aún excesivo. Las fábricas de líneas de pesca de EEUU y de Europa, se encuentran en dura batalla por ofrecer el mejor producto. Actualmente, los más populares productos de "braided fishing lines" pertenecen a la firma Berkley con su FireLine, realizado con una microfibra conocida con el nombre de Micro Dyneema. Este producto según catálogo es un 15% más fuerte que su inmediato competidor, se estira un 5% menos, y tiene aproximadamente un 60% más de resistencia a los nudos. Podemos apreciar este producto en http://www.berkley-trilene.com/

Las cualidades que debe poseer una línea de pesca son bastantes obvias. Además de durabilidad, si es usada en carga de carretes, debe poseer el mínimo estiramiento y la máxima resistencia. En cuanto al uso en la construcción de aparejos, hay una variante importante de estas características si el nylon es usado para la brazolada. Este debe ser fuerte pero además "dócil", "blando", para evitar así enredos y lograr que el anzuelo se mueva en el agua de una forma "natural.

 EL AGUANTE O RESISTENCIA:

Esto es lo más importante. Por ejemplo un nylon normal del 0,30 mm tiene un aguante de 5,5 Kg. en peso muerto lo que quiere decir que es capaz de aguantar 5 Kg. de peso sin movimiento, así que si le sumamos el peso del pescado mas la fuerza que ejerce el hacia abajo y lo que nosotros empujamos hacia arriba podría aguantar un pez de 1,5 Kg. mas o menos esto es importante ya que si vamos a coger sargos con un nylon del 0,30 y cogemos uno de mas de 2 Kg. seguramente lo pasaríamos muy mal para subirlo -si es que lo conseguimos- así que mas vale que tengamos un nylon grueso y no que perdamos esa pieza con la que todo pescador soñamos.

No obstante todo ello todo buen pescador debe de “trabajar” sus piezas con el arte debido y con sedales de escasa resistencia se pueden obtener capturas importantes, eso sí, debemos estar preparados con en salabre o gancho para el momento final, toda vez que el momento crucial de la captura será el izarlo a bordo o sacarlo del agua

QUÉ LÍNEA USAR:

 En primer lugar deberemos utilizar un hilo que no lleve mucho tiempo en nuestro carrete, ya que se deteriora con el tiempo, sobre todo si pescamos en el mar (el agua salada lo perjudica aún más). También deberemos guardarlo en un lugar en el que no le de la luz del Sol. Una manera de comprobar el estado de la línea es comparar el brillo del nylon que vamos a utilizar con el brillo de un nylon nuevo. Otra manera de comprobarlo es cogiendo un metro de hilo aproximadamente, hacemos un nudo llano en el centro, y ayudados por unas bayeta de cocina para no cortarnos, nos las colocaremos en ambas manos, dando dos o tres vueltas de hilo en cada mano, y dejando el nudo en el centro tiraremos hasta que parta. Un buen nylon debe de ser resistente tanto al peso como a la abrasión, por ello esta prueba es bastante buena. Como decimos para estar seguros de que nuestra línea va a ser lo suficientemente resistente, deberemos utilizar un hilo que resista 1/3 más que el peso de la pieza que supongamos que vallamos a pescar. Para la pesca  de fondo es recomendable utilizar hilo trenzado, especial para mar o hilo de fluo. Estos hilos, en ocasiones, son un poco caros, pero en realidad, utilizar un hilo de peor calidad y perder una pieza de tamaño considerable nos sale aún más caro, ya que habremos invertido dinero en un hilo que no nos habrá servido para nada, y nos llevaremos el disgusto del día, por ello aconsejamos invertir en un buen sedal es mas que recomendable. Los consejos de nuestra tienda pueden ser muy útiles, sobre todo cuando desconocemos el material que debemos comprar.

MANTENIMIENTO:

Después de cada pesca, o por lo menos de vez en cuando si es que les damos un uso muy frecuente, conviene lavar nuestros sedales con agua dulce y un poco de lavavajillas. Para ello pondremos el plegador o bobina debajo del grifo y a continuación provistos de un cepillo les daremos una buena pasada con el detergente. Quedarán brillantes y como nuevos.

Algo a tener muy en cuenta es no colocar nuestros sedales al sol, ya que los mismos se cristalizarán partiéndose al mínimo tirón.

Salir