Historia de la antropología

Historia de la antropología (UNED)

(Volver a la portada)

Escuela o corriente
Ideas básicas
Aportaciones
Influencias de
Influencias en
Bibliografía
Biografía
Ruth Fulton Benedict (1887-1948)

Escuela o corriente

Cultura y personalidad. Configuracionismo

Volver arriba

Ideas básicas

Cada cultura, creía ella, es moldeada en una forma o modelo único, es decir, se organiza alrededor de una ethos cultural central y, consecuentemente, es una configuración o totalidad integrada. Aunque los miembros individuales en esas culturas pueden diferir en sus personalidades, el sistema cultural tiende a empujarlos hacia un tipo ideal de personalidad.

El configuracionalismo tenía como objetivo la identificación del ethos fundamental de cada cultura. Para la internacionalización de un mismo ethos cultural, la gente tendrá que compartir ciertas estructuras psicológicas básicas, así tendrán una personalidad configuracional o dominante en común.

Volver arriba

Aportaciones

La obra de Ruth Benedict, Patterns of culture, abrió la transición hacia el uso en antropología del lenguaje psicológico.

La principal pretensión teórica de Benedict es la integración y la coherencia funcional: las culturas tienden a la consistencia. Trabajaba para encontrar un principio integrador que explicara simultáneamente los orígenes dispares de los elementos que componían la cultura, sintiéndola como un todo. El resultado fueron las configuraciones psicológicas.

Cada cultura, creía ella, es moldeada en una forma o modelo único, es decir, se organiza alrededor de una ethos cultural central y, consecuentemente, es una configuración o totalidad integrada. Aunque los miembros individuales en esas culturas pueden diferir en sus personalidades, el sistema cultural tiende a empujarlos hacia un tipo ideal de personalidad. Aquellos cuya personalidad es más compatible con el ideal cultural debieran ser los más felices y los que mejor se ajustan a la sociedad.

El concepto de ethos describe los aspectos emocionales centrales o dominantes de la conciencia que dan colorido y calidad a los diferentes comportamientos observados en una comunidad, a diferencia de otros argumentos y conceptos del estudio de la integración cultural que enfatizan los conjuntos cognitivos, la estructura social, procesos semántico o históricos, etc.

Para Ruth Benedict, cada una de las culturas hacen una selección diferente de las potencialidades naturales de los seres humanos, dando preponderancia a ciertas potencialidades en generaciones sucesivas e ignorando y hasta rechazando otras. Utilizando el contenido cultural de que disponen: técnicas, formas de organización social, temas religiosos, etc. los herederos de cada cultura configuran un determinado estilo de personalidad a expensas de otros estilos de vida. Cada cultura selecciona o escoge entre la infinita variedad de posibilidades de comportamiento un segmento limitado que a veces se ajusta a una configuración y otras no. Así, unas culturas son semejantes y otras diferentes.

El configuracionalismo tenía como objetivo la identificación del ethos fundamental de cada cultura. Para la internacionalización de un mismo ethos cultural, la gente tendrá que compartir ciertas estructuras psicológicas básicas, así tendrán una personalidad configuracional o dominante en común.

Por ejemplo, los Zuni, del grupo de los indios pueblo (del Suroeste norteamericano), quienes vivían en una cultura permeada por una visión extrovertida, crecían con una personalidad de tipo apoloniana, es decir, no competitiva, no individualista y no dada a los excesos, mientras que por el contrario, la gente nacida entre los indios kwakiutl (Columbia Británica, Suroeste del Canadá) crecía con una personalidad dionisíaca, que tiende hacia una gran expresividad e individualismo.

De manera que, de acuerdo con la perspectiva configuracional, la cultura podría ser descrita en términos de atributos o tipos de individualidades psicológicas, y por lo mismo, la cultura podría ser estudiada a través del análisis psicológico.

En contraste con estereotipos vulgares, la clasificación que hace Benedict es más sofisticada y sus retratos de los apolíneos zuñi y de los dionisiacos kwakiutl es una comparación detallada que abarca desde las instituciones e ideología hasta la vida sociocultural, la familia y la guerra.

Benedict y Boas. Como protegida de Boas, Benedict se benefició de su influencia en la aceptación de su libro por parte de la comunidad científica pese a sus fallos etnográficos. Como contrapartida, tuvo cuidado en no contrariar las premisas boasianas: sus configuraciones no eran ningún esquema global, la muestra estaba estrictamente limitada y las explicaciones no eran causales.

Para Benedict, la antropología era una disciplina cuya función principal era la de describir
artísticamente las variedades de las tradiciones culturales del hombre y no la de explicarlas.

La noción de determinismo cultural producía incomodidad a Benedict. Trata también en su libro los casos de desviación individual que se presentan en todas las culturas, porque los individuos no son “autómatas que cumplen mecánicamente con los decretos de la civilización”.

Crítica

El éxito del libro no estaba en consonancia con su escasa aportación teórica ni con el carácter dudoso de los hechos en que Benedict basaba sus retratos psicológicos. La comprensión de los pueblos estudiados en Patterns of culture no es científica, aunque es un modo ingenioso de salir del atolladero difusionista. La polaridad apolíneo-dionisiaco no era aplicable más que a un pequeño número de culturas en todo el mundo, aunque la autora defendía que no todos los pueblos podrían adscribirse a una configuración tan bien integrada.
Fue objeto de una intensa crítica por parte de los antropólogos especializados en las áreas que ella describía y hoy se acepta que omitió datos o les restó importancia para que encajaran en su esquema coherente. Benedict era consciente de las inconsistencias en las dos configuraciones que trazó, la de los kwakiutl y los indios pueblo.

El problema central es la metodología, los criterios científicos. No es posible conciliar la imagen que los boasianos se hacían de sí mismos como el summum del rigor metodológico con los procedimientos impresionistas, científicamente irresponsables, de las primeras fases del movimiento de cultura y personalidad.

Volver arriba

Influencias de

Su principal herencia cultural procedía de Wilhem Dilthey, quien había estudiado la historia agrupando Weltanschauungenk (filosofías de vida), que expresaban categorías psicológicas distintivas de inconmensurables.

También estuvo influenciada por el estudio de Nietzsche.

Volver arriba

Influencias en

Mead

Volver arriba

Bibliografía

Modelos de cultura (1934)
La mitología de los zuñi (2 volúmenes, 1935)
Raza: ciencia y política (1940)
El crisantemo y la espada: modelos de cultura japonesa (1946)

Volver arriba

Biografía

Nacida en la ciudad de Nueva York, estudió en el Vassar College y más tarde se doctoró en la Universidad de Columbia. Sus trabajos de campo más importantes los realizó en las reservas de diferentes grupos indígenas norteamericanos entre 1922 y 1939.

Volver arriba