Historia de la antropología

Historia de la antropología (UNED)

(Volver a la portada)

Escuela o corriente
Ideas básicas
Aportaciones
Influencias de
Influencias en
Bibliografía
Biografía
Alfred Kroeber (1876-1960)

Escuela o corriente

Particularismo histórico

Volver arriba

Ideas básicas

Discípulo de Boas. Doctor por la universidad de Columbia.
Formación en lingüística e historia de la literatura, antes de ser antropólogo.
Refinado con las pautas estéticas. Matices de estilo, preferencia por juicios intuitivos. Neokantiano en sus orígenes. Gran humanista.

Volver arriba

Aportaciones

Críticas

Boas y Swanton atacaban a Morgan por sus ideas de la filiación matrilineal. Kroeber centra su atención en el estudio que Morgan hizo de las terminologías de parentesco descriptivas y clasificatorias y las relaciones que hizo entre parentesco y organización social. Con el tiempo se demostraron falsas las críticas.
Morgan creía que las terminologías iban asociadas a la emergencia evolutiva de los grupos unilineales de filiación, reflejando la importancia que tuvo el parentesco en las instituciones humanas y que habían sido remplazadas por terminologías descriptivas durante la transición de las sociedades organizadas sobre el principio de parentesco a las sociedades organizadas por el principio de estado.
Kroeber sostenía que en todas las culturas, tanto primitivas como civilizadas, había una mezcla de tendencias descriptivas y de clasificatorias y no había una regla por la que se pudiera conectarlas a la estructura social. Su interés se centraba en derribar el esquema evolutivo de Morgan. Por estas críticas, tuvo en contra a Rivers.
Mas tarde rectificó diciendo que: como parte que son del lenguaje, los términos de parentesco, reflejan las pautas conceptuales tanto como las instituciones sociales, pero siguió rechazando la relación causal entre organización y terminología.
Estaba equivocado con respecto al sentido que daba Morgan a las terminologías descriptivas y clasificatorias. Para él los términos como tío o primo podían aplicarse a varias personas y en este sentido las clasifica pero siguen siendo descriptivas porque son las que se aplican a parientes lineales nunca se aplicaban a los colaterales.
La forma en que trata Morgan los estudios de parentesco es considerado como el hallazgo individual mas brillante de toda la historia de la antropología.
Kroeber se preocupa mas por las pautas culturales, que para él constituían las unidades de descripción cultural.

El credo de Kroeber

Kroeber, en un artículo bajo el título de “The eighteen professions”, enunció 18 propuestas que formularían toda su teoría de la antropología se podrían resumir así:

• Lo que cuentan son los hechos
• Todos los individuos están totalmente civilizados, no existen superiores ni inferiores, solo variaciones formales de civilización
• No hay leyes históricas sino tendencias
• No hay tipos ni especies raciales que muestren una diferencia esencial con otros
• No hay factores ni variantes externas que afecten al desarrollo de una cultura
• Los métodos comparativos no pueden ser aplicados a la historia

Como se ve Kroeber sigue fielmente el pensamiento de su maestro pero se separa ligeramente del pensamiento de Boas al pensar que la persona o el individuo no tiene valor histórico en si mismo sino que se ve envuelto por su medio cultural y subordinado a las pautas culturales de su civilización. Esto no está de acuerdo con los descubrimientos actuales, en el que se cree que el hombre es afectado por su medio cultural, pero también lo modifica estableciéndose una interrelación hombre – cultura.

Lo superorgánico

La fascinación de Kroeber por lo superorgánico culminó en su gran obra de 1944 “Configuration of culture growth”. Intentó descubrir en ella rasgos comunes en diferentes aspectos del arte, literatura, pintura, escultura etc. de Egipto, Mesopotamia; India; Japón, etc. tratando de contestar a una sola pregunta: ¿Habían sido las diferentes civilizaciones similares en sus manifestaciones artísticas? A pesar de sus esfuerzo de recogida de datos y análisis cultural Kroeber no logró hallar ninguna semejanza en las diversas producciones culturales y terminó por decir que no hay ninguna ley que explique los fenómenos culturales, y que no existe nada cíclico ni repetitivo, ni necesario.
En estos hallazgos se apoyó para intuir que había determinadas causas superorgánicas, no accesibles al conocimiento humano que hacían variar las expresiones culturales. Desde este punto de vista Kroeber rechazó la posibilidad del abordaje de la historia por métodos científicos, ya que su creencia en lo superorgánico no admitía el análisis científico. “No existen explicaciones causales asequibles a la mente humana”. “La evolución paralela es casual y excepcional”.

Controversia con Sapir

Sapir decía que para aceptar las opiniones de Kroeber hacía falta de una “creencia casi religiosa en el determinismo social”. Sapir daba importancia a lo que las personalidades individuales representaban en la historia.

Pautas

Kroeber en cambio decía que las pautas de arte, religión, filosofía, aparecen y desaparecen con independencia del individuo, es la pauta cultural la que hace que aparezcan genios en la historia, en esta línea hace un estudio sobre las modas.

Configuraciones

La obra culmen: “Configurations of culture growth“; en ella trataba de descubrir los rasgos comunes en el desarrollo. Su obra fue un fracaso al no encontrar semejanzas en el desarrollo de las diferentes civilizaciones. Él mismo dice “no hay nada cíclico repetido, necesario ni regular en los fenómenos que estudio”

Abusos metodológicos

Abandona los exigentes criterios de verificación propuestos por Boas. Steward lo calificó de relativista. Benedict le acusa de expresarse en una fraseología mística. White defiende a kroeber como un antropólogo que se ha esforzado por formular la filosofía de una ciencia de la cultura. El primer paso de la ciencia a la cultura era lo superorgánico. Distinguió entre causa formal (cultura), que no se parece en nada a las causas de que se ocupa la ciencia y causa eficiente (los individuos).

Realidad de las causas culturales

Philip Bagby, historiador, dijo que la cultura era una abstracción construida sobre la base de la observación de la conducta, Kroeber por su parte aboga por pasar de los hechos de la conducta individual a constructos tales como el patriclan, el matrimonio de primos cruzados o el despotismo oriental.

Estilos y superestilos

Después de publicar configuraciones, sus trabajos fueron cada vez mas intuitivos y estéticos en las dos últimas décadas defendió el juego libre de la intuición. Atribuía a cada civilización pautas con un denominador común el estilo particular. Su creencia de que el estudio de cada civilización ha de seguir una vía empírica, afín a la historia natural.

Anticiencia

Para Kroeber no existen las explicaciones causales. Para él la evolución paralela era excepcional. Los hallazgos históricos no se pueden verificar como la ciencia natural. Rechazó la perspectiva nomotética.

Kroeber y Steward

Steward presentó comunicaciones en las que presumía influencia de los factores tecnoecológicos habían tenido en la evolución de las civilizaciones, del nuevo mundo y se abrió puerta alas explicaciones científicas a las que rechazaba Kroeber, este insistía en ver en cada civilización un desarrollo estilístico único, incomparable. Steward no se incomodó por el rechazo de su antiguo maestro.

Kroeber ecólogo

En su estudio de las tribus de Norteamérica, Kroeber escribe que la cultura no es comprensible sin referencia a los factores del medio ambiente con los que está en estrecha relación y la condicionan. Así describió 6 áreas culturales diferentes en Norteamérica y en cada una de ellas encontraba un subárea central que el llamó clímax donde los rasgos culturales florecían con mayor intensidad y desde donde esa cultura difundía hacia sus zonas periféricas.

Lo único que añadió a Boas fue su alejamiento de todo eclecticismo y su rechazo total a cualquier pretensión científica del análisis de la historia.

Volver arriba

Influencias de

Boas

Volver arriba

Influencias en

 

Volver arriba

Bibliografía

"Peruvian Archaelogy" 1940
"Anthropology" (1923, revisado en 1948)
“Configurations of culture growth“ 1944

Volver arriba

Biografía

Alfred Kroeber nació en la ciudad de Hoboken (Nueva Jersey, EE.UU.), el 11 de junio de 1876. Era hijo de un inmigrante alemán que se afincó en Estados Unidos como importador de arte.

Fue discípulo de Franz Boas en la Universidad de Columbia, donde se doctoró en antropología social (fue el segundo doctor en antropología social en todo Estados Unidos).

Su tesis doctoral estuvo basada en el trabajo de campo con los indios Arapahoe, en Wyoming, que fue patrocinada por el American Museum. Continuando las enseñanzas de Boas, recopiló un amplio material etnográfico, incluyendo textos en lenguajes nativos, grabaciones de sonido y fotografías.

Posteriormente se desplazó a California, donde permaneció el resto de su vida como profesor de la universidad de Berkeley.

Una de las facetas más interesantes de Kroeber es su estrecha relación e interés por la arqueología, un instrumento que -según dijo- constituye una importantísima herramienta para comprender la cultura. No es por ello de extrañar su interés por el estudio de la historia. De hecho, durante su trabajo de campo en yacimientos arqueológicos de Zuni (Nuevo México), Kroeber desarrolló métodos muy exactos para clasificar y seriar las edades de los restos. Entre sus trabajos de campo, también destacan los realizados en Perú, a raíz de los cuales publicó en 1940 "Peruvian Archaelogy".

A Kroeber se le considera además como el primer etnógrafo que desarrolló un estudio en profundidad sobre Indios en California.

Kroeber fue un prolífico escritor, con cerca de 500 libros y artículos, entre los cuales habría que mencionar su "Anthropology" (1923, revisado en 1948), que durante muchos años fue quizá el libro mejor reconocido sobre antropología.

Kroeber murió en París, mientras estaba de vacaciones con su esposa, de un ataque cardiaco.

Padre de Ursula K. Le Guin.

Volver arriba