Playa Faro de Trafalgar

Playa Faro de Trafalgar

(Barbate.- Cádiz)

 

Situación:

La playa del "Faro de Trafalgar" se sitúa dentro del entorno de "Caños de Meca". Comienza justamente al pié del Faro situado en el "Cabo de Trafalgar" y se prolonga hacia el norte (derecha) unos 2.000 metros hasta la zona conocida como Zahora.

   Para acceder  a esta playa deberemos tomar la carretera local CA-2141 --Vejer-Caños de Meca-- en dirección al Faro de Trafalgar. Veremos que hay una desviación con un cartel indicándonos que hay 1,5 Kilómetros hasta el faro, giraremos para coger ese camino. Es una carretera asfaltada, suficientemente ancha aunque los días de mayor afluencia encontraremos aparcados vehículos a ambos lados dificultando un poco el paso. El viento de Levante, cuando sopla con fuerza durante varias jornadas seguidas, deposita cierta cantidad de arena sobre el asfalto que a veces nos pondrá difícil el paso por la misma. Esto ocurre raras veces y solo en un corto tramo del camino y además casi nunca impide el paso, pero en cualquier caso deberemos pasar con precaución si ocurre esta circunstancia. Deberemos dirigirnos al final del camino e intentar aparcar lo más cerca del faro que podamos.

 

Vista de acceso a la playa
Vista desde el Faro

Ya estamos fuera, ataviados con nuestra sobrilla, nevera y demás bártulos playeros, así que caminaremos hacia el lado derecho del faro en dirección a la orilla. Tras unos escasos minutos de paseo veremos por fin la playa en toda su extensión y a algunos seminudistas (también conocidos como "textiles") que suelen ocupar la zona más cercana al propio faro. A partir de aquí solo tendremos que preocuparnos de buscar, en los casi dos kilómetros de playa que se nos ofrece, el lugar que nos resulte más atractivo para situarnos. En cuanto nos alejemos unos pasos del faro notaremos que la mayoría de la gente está desnuda y conforme nos vayamos alejando de él la densidad de población playera irá disminuyendo progresivamente hasta poder encontrar la casi soledad absoluta en un entorno natural de singular belleza.

 

La playa del Faro de Trafalgar es una franja litoral de unos 2.000 metros de longitud y unos 50 metros de ancho. Tras esta franja no existe ningún tipo de edificación ni elementos urbanísticos y tan solo veremos una enorme extensión de terreno llano sin arboleda ni otros elementos naturales o artificiales. La arena es de color muy claro y de textura fina, sin llegarlo a ser tanto como en otras playas de grandes extensiones dunares. En la zona más alejada del mar encontramos pequeñas concentraciones de piedras pequeñas que algunos usuarios utilizan para construir pequeños parapetos que les resguarden del viento cuando éste sopla y en ocasiones incluso para procurarse cierta intimidad. El resto de la franja está constituido casi exclusivamente por arena con una limpieza muy aceptable. El oleaje es moderado en verano aunque llega a ser peligroso en épocas distintas, cuando por otro lado las temperaturas del mar y ambientales no invitan precisamente al baño Atardecer

. En ocasiones, especialmente en la pleamar, se producen estrepitosas olas en los primeros metros de entrada al agua por el choque de éstas con el suelo en pronunciada pendiente en esa zona. No suele suponer demasiado peligro y una vez se traspasa esa corta franja encontramos un mar tranquilo donde poder bañarnos sin mayor problema. En cualquier caso hay que tener precaución, especialmente los días en que el mar está más agitado y siempre si se trata de niños pequeños o personas que no sepan nadar. Por otro lado no existe señalización que refleje el nivel de precaución a tomar en ese aspecto.

La playa del faro de Trafalgar es poco recomendable en los días que sopla vientos fuertes como es el caso del viento de Levante que por la cercanía al estrecho de Gibraltar corre a veces con velocidad en esa zona.

 

Escribenos

Fotos y textos: Amigos de la Playa de Trafalgar

 

Inicio 

Eres el visitante número