Carta desde Miami
Trelles Paraíso Natural

>>INICIO
>>FIESTAS 2004
>>SITUACION
>>HISTORIA
>>FOTOS
>>SERVICIOS
>>FORO
>>ENLACES
>>CONTACTAR
>>DESCARGAS
>>TURISMO
>>NOTICIAS
>>AGRADECIMIENTO
>
>FIRMAR LIBRO DE VISITAS
>>ALBUM DE FOTOS
>>ENTRETENIMIENTO

 


Carta desde Miami


En unos meses se cumplirán 50 años que por causas ajenas a nuestra voluntad salimos de Trelles. En sus caminos, prados, montes y ríos, no ha quedado la huella de nuestros pasos, pero esos andares fueron grabados en forma indeleble en nuestro corazón y en nuestro espíritu. Raro es el día que en su transcurso, no volvamos la mente atrás y surgen de lo más recóndito del alma recuerdos que agrandadas por el tiempo y la distancia son imágenes de un pueblo, un paisaje y unas gentes que siempre nos han sido queridos.

Las reuniones nocturnas en las Canteiras, los que venían al tabaco, las cartas que llevamos a las casas, que animaban el rostro del que las recibía; o el dolor cuando las noticias no eran buenas. Traemos esto a colación porque se que en nuestro deambular por el mundo no tenemos un alto en el camino, luego lamentamos no haberlo hecho, porque he visto la alegría en sus ojos y sentir la angustia en sus corazones.

Visitad el pueblo, traer vuestros hijos, seguro que van a disfrutar de la apacible calma que impera, y el solaz abandono con que se pueden mover sin preocupaciones. Mis hermanos y yo tuvimos el privilegio de tener unos padres que supieron valorar eso y contra viento y marea nos criaron ahí, cuando hubiera sido más fácil optar por marchar. Por ello les estamos agradecidos.

Al volver la vista al pueblo, el lamentable estado en que se encuentran la fuente, las vías de acceso al río y la pérdida de la Vega, son tópicos que no quisiéramos pasar por alto. El río en particular, con la riqueza salmonera que fue fuente de ingresos económicos por generaciones y que en nuestro pueblo en particular llevo a sus hijos a emigrar buscando otros medios de vida, y el río más lindo de Asturias es hoy una cadena de embalses que son manejados desde afuera y sólo beneficia a las empresas que lo explotan y no a los trabajadores locales.

Ver los campos sin cultivar nos entristece, como ver el parque sin niños. «Eramos tantos entonces». El paisaje ha cambiado, nos gustan más los Pinos y los Castaños que los Eucaliptos. Los jóvenes de hoy son más cultos, están mejor preparados para enfrentar una sociedad cada vez más compleja que la nuestra y era tan linda...

Entonces se hacían bailes en las Viñas los domingos, los novios paseaban desde Amaro a la Llameira y en Junio; San Juan, se estrenan trajes o vestidos. ¡ Qué sacrificio para aquella época!. Las comidas duran horas, se reciben a familiares y amigos, hay música y jolgorio, atrás quedó el frío invierno, hoy no se trabaja en el campo, a bailar hasta la madrugada. ¡Cómo no añorar eso!. Es difícil encontrar palabras para describirlo, la buena fortuna que hemos tenido de vivirlo y nos llena de emoción al recordarlo.

Ese pueblo, esas gentes, como dijera un poeta... entréme por esos valles, entréme por esas vegas, cantaban los pajaritos, olían las azucenas, eran azules los cielos y claras las fuentes eran...

Decía Pepito de Xonte que la patria era el lugar donde se ganaba el pan; pero no tan solo del pan vive el hombre. La congoja de la despedida, el palpitar del corazón y las lagrimas a punto de salir son una constante agonía que el correr de los años no ha paliado. Cuando marchamos y en alas de la imaginación recorremos caminos y veredas, pueblos y gentes que nos trasladan a unos sueños del que no quisiéramos despertar.

Nuestros hijos nos dicen que nunca se habían sentido tan felices como cuando llegaban a Trelles. Partimos con la premisa que amanece todos los días, que no siempre triunfa el que es más sabio, sinó quien más lucha para conseguirlo, que es San Juan todos los días cuando hay salud y armonía, que a fuerza de voluntad y buen hacer se logran cosas maravillosas, el amor y agradecimiento, es una virtud que no debemos olvidar. Y vaya nuestro saludo y respecto hacia las comisiones de fiestas que a través de los años han dedicado su ingenio y su tiempo a mantener viva la tradición de las fiestas.

Xuan DAS CANTEIRAS

Fuente: artículo extraído del libro de TRELLES Fiestas de SAN JUAN 2002, página 33 escrito por Xuan DAS CANTEIRAS.
 

Atrás ] Principal ] Indice ] Siguiente ]

 

ir arriba

ULTIMA ACTUALIZACIÓN DEL ARCHIVO: Miércoles, 8 Junio, 2005 16:48

 


© by Carmageddon 2005
Página optimizada para una resolucion de 1024x768
(He cambiado la web para que cargue mas facil y no moleste tanto la vista,
si veis que no carga bien alguna pagina quizás debáis
actualizar vuestro navegador web, recomiendo que os bajéis el internet explorer 6, )
Cualquier comentario o sugerencia a: carmagedon54@iespana.es