Perdidas y ganancias de dos culturas
Trelles Paraíso Natural

>>INICIO
>>FIESTAS 2004
>>SITUACION
>>HISTORIA
>>FOTOS
>>SERVICIOS
>>FORO
>>ENLACES
>>CONTACTAR
>>DESCARGAS
>>TURISMO
>>NOTICIAS
>>AGRADECIMIENTO
>
>FIRMAR LIBRO DE VISITAS
>>ALBUM DE FOTOS
>>ENTRETENIMIENTO


Pérdidas y ganancias de dos culturas

Rosa SUAREZ REY
Profesora de E.G.B.

 

Si hacemos un balance entre la época de nuestros abuelos y los tiempos actuales, tomando como referencia la calidad de vida, mucho me temo que las nuevas generaciones salgamos perdiendo, pues en esta cultura del «bienestar», en la que el progreso nos colmó de toda clase de comodidades, tiró, sin embargo, por la borda otros valores y costumbres que siempre estuvieron arraigados en nuestros antecesores.

Muchas veces me hago esta pregunta ¿Eran ellos más felices que nosotros? Nuestros abuelos dicen que sí. Carecían de muchas cosas, el trabajo ftsico era agotador y los bienes escasos, pero se conformaban con aquello que tenían. Quizá en esa conformidad esté el saber vivir. «No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita».

Si hacemos un análisis profundo, seguramente llegaremos a la conclusión que, en esta sociedad de consumo en la que estamos inmersos, donde la competitividad es lo primordial, nos estamos olvidando precisamente de eso, «de saber vivir».

En mi doble vertiente de enseñante y concejala de Cultura en el Ayuntamiento de Coaña, he podido captar una creciente inquietud en nuestros niños y jóvenes por todo lo ocurrido anteriormente; parecen estar más interesados en el pasado que en el presente y futuro. No cabe la menor duda que algo está cambiando, quizá algún sociólogo nos dé pronto la respuesta, pero entre tanto, no podemos ignorar este fenómeno.

Nuestra obligación es indagar, recopilar datos y rescatar en nuestros pueblos, todo lo que a cultura se refiere, y como entiendo que la música ocupa una parcela importante en este apartado, es tarea que me ocupa en estos momentos.

En Trelles he descubierto una larga trayectoria musical a través de los años: Así por ejemplo, hacia 1925 y por iniciativa del cura párroco Don Zoilo, surgió un grupo de jóvenes que tocaba el violín, acompañando al coro parroquial. Entre otros podemos nombrar a Manolín de Nel, Luis del Chicho, Angelito y Ceferino del Cachorro. Otra prueba de las inquietudes musicales que surgieron una vez terminada la guerra, fue la proliferación de Gaiteros en toda la Parroquia. Quizá los pioneros fueron Bernardo de la Furoca, Manolo de Ca Ramón, Ceferino de Las Veigas y Alejandro de la Verde; éste último fue uno de los fundadores del Grupo de Gaiteros «LOS RIBANAVIA», que pasearon con orgullo el nombre de nuestro pueblo por Asturias y otras provincias. En estos días de San Juan merecen un recuerdo muy especial y queremos rendirles nuestro sincero homenaje.

UNA DE LAS PRIMERAS FORMACIONES DE LOS RIBANAVIA.

Muchas veces la falta de recursos desarrollaba en las personas inteligencia y creatividad; así podíamos observar cómo en cualquier hogar se construían los aperos de labranza y otros enseres necesarios para la vida cotidiana. De esta forma se las ingeniaban nuestros precoces músicos en su adolescencia para arrancarle a una paja de centeno todas las notas musicales; podemos decir que fueron los comienzos de una vocación que los llevó a ser verdaderos artistas.

El Grupo de Gaiteros «RIBANAVIA» se inició en el año 1940. Estaba formado por 6 componentes (cada vez que surgía una baja, se incorporaba otro miembro y, así, hasta 29 personas formaron parte de él). Este Grupo tocó durante 27 años. Los ensayos se hacían en la casa del Chicho, en Pumarín, y algunas veces en El Piñeiro de Trclles.

Sus Fundadores fueron:

    - PEPE DE LA VALLIA (Director Musical) - Gaita 1ª

    - ANGEL DEL CHICHO (Representante) - Clarinete

    - ALEJANDRO DE LA VERDE - Gaita 2ª y Clarinete

    - LUIS DEL CHICHO - Gaita 1ª y 2ª

    - MARIO DE PETRA - Bombo

    - SUSO DEL ROCHO - Caja o Redoblante

(Existe en los pueblos la costumbre de llamar a las personas por el nombre de

las casas, permitídme que yo lo haga también para su mejor conocimiento).

 

UNA DE LAS ULTIMAS FORMACIONES DE LOS RIBANAVIA.

 

LAS GAITAS fueron tocadas por: Lon de Socorro, Dominguín de la Peinada, Evaristo de la Verde, Luis de Ca Ramón, Lilo y Amadeo de Vidalina, Lolo de Palacio y Fernandito de Jerónimo.

EL BOMBO: Ceferino del Cachorro, Pepe de Socorro, Emilio del Rocho, Juan y Ramón de la Verde, Hortensío de las Viñas, Suso del Palacio, Pequeno de Nieves y Leonardo de Catuxo.

La CAJA o REDOBLANTE: Juan y Manolín de Villar, Angel del Ferreiro, Luís de Ca Ramón, Gil de la Casanova y Luis del Palacio.

Como todo grupo constituído, se regía por unas Normas:

- Hacían contratos por escrito especificando horario de actuación y coste por persona y día, que en un principio oscilaba entre los 7 y 20 duros.

- También estaba estipulado que por cada falta al ensayo se pagaría una multa.

- Al causar baja en el grupo, el que lo sustituía tenía que pagar el instrumento.

 

Fuente: artículo extraído del libro de TRELLES Fiestas de SAN JUAN 1997, escrito por Rosa Suárez Rey.
 

 

Atrás ] Principal ] Indice ] Siguiente ]

 

ir arriba

ULTIMA ACTUALIZACIÓN DEL ARCHIVO: Miércoles, 8 Junio, 2005 16:51

 


© by Carmageddon 2005
Página optimizada para una resolucion de 1024x768
(He cambiado la web para que cargue mas facil y no moleste tanto la vista,
si veis que no carga bien alguna pagina quizás debáis
actualizar vuestro navegador web, recomiendo que os bajéis el internet explorer 6, )
Cualquier comentario o sugerencia a: carmagedon54@iespana.es