Trelles en el recuerdo de Rafael Calzada
Trelles Paraíso Natural

>>INICIO
>>FIESTAS 2004
>>SITUACION
>>HISTORIA
>>FOTOS
>>SERVICIOS
>>FORO
>>ENLACES
>>CONTACTAR
>>DESCARGAS
>>TURISMO
>>NOTICIAS
>>AGRADECIMIENTO
>
>FIRMAR LIBRO DE VISITAS
>>ALBUM DE FOTOS
>>ENTRETENIMIENTO

 


Trelles en el recuerdo de Rafael Calzada

Rafael ANES ALVAREZ
Catedrático de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad de Oviedo
Miembro de número del Real Instituto de Estudios Asturianos


El naviego Rafael Calzada fue uno de los asturamericanos más distinguido y más reconocido. Hijo del notario Rafael Fernández Calzada, nació en el año de 1854 y después de los primeros estudios, en los que tuvo como maestro, entre otros, a Francisco Alonso Trelles, el padre de «El Viejo Pancho», y de cursar el bachillerato en Tapia de Casariego, hizo la Licenciatura de Derecho, estudios que siguió en Madrid, Barcelona y Oviedo, en donde obtuvo el título. Esos estudios los alternó con la actividad política, militando en el partido de los Republicanos Federales de Francisco Pi y Margall, con quien también hizo prácticas en su despacho de abogado, y con el periodismo, como redactor de La Discusión y como fundador del semanario El Rey H.

 

Terminados sus estudios universitarios, con el título de Licenciado en Derecho, se plantea el camino a seguir en el futuro. Quería acceder a la judicatura, pero para ello tenía que esperar a alcanzar la mayoría de edad, que entonces estaba en los 25 años. Los cuatro años que le faltaban para alcanzarla podía emplearlos trabajando en un bufete, pero eso no le parecía conveniente, pues cuando comenzase a formar su clientela tendría que dejarlo para seguir la carrera judicial, y como republicano le parecía indecoroso tener un empleo de la monarquía, otra de las posibilidades. Piensa entonces en América y, contra el parecer de su padre, embarca en La Coruña, en 1875, para, después de pasar por Montevideo, recalar en Buenos Aires.

En la República Argentina se hará un afamado abogado, un importante propietario, un notable escritor, con libros y colaboraciones en la prensa, llegando a ser propietario y director de El Correo Español, y un respetado personaje de la vida pública de ese país americano y de otros del Continente, así como de España. En efecto, su prestigio trascendió al país argentino y más después de su boda, en 1891, con Celina González, hija del presidente de la República del Paraguay, Juan G. González Peña.

El considerado español más prestigioso de los residentes en la Argentina, dejó su nombre a varios lugares de aquella República: en Rosario de Santa Fe, el Barrio Calzada; en Almirante Brown. Villa Calzada, y en la provincia de San Luis, Colonia Calzada. En esa provincia cambió el nombre de una estación del Ferrocarril del Pacífico para ponerle el de Navia, pensando que allí se levantase una gran ciudad.

Fiel a sus ideas, accedió Calzada, en dos ocasiones, a ser presentado como candidato republicano por Madrid a las elecciones a diputados a Cortes. En la segunda de esas elecciones, la celebrada el 21 de mayo de 1907, fue reconocido su triunfo y tuvo que trasladarse a Madrid a tomar el acta de diputado y a participar en las sesiones de las Cortes. Para poder atender a los gastos de su estancia en España, que resultó corta, vendió una finca de 2.700 hectáreas, que tenía en el partido de Ayacucho. De ello diría que había sido uno de los mayores disparates de su vida.

De vuelta a la Argentina, construyó casa en Villa Calzada y se trasladó a ella. En un desplazamiento de Villa Calzada a Buenos Aires sufrió un derrame cerebral en la estación Constitución y a consecuencia de él falleció el 4 de noviembre de 1929. Su entierro constituyó una impresionante manifestación de duelo y asistieron las más altas personalidades de la vida Argentina y el embajador español. · Este ilustre personaje escribió una autobiografía, cumplidos los setenta años y cuando llevaba cincuenta en la Argentina. En ella nos da cuenta de los recuerdos que conservaba de Trelles. Estos se debieron a una grave afección cutánea que Avda. tuvo siendo niño y que se presentaba como de difícil curación y con riesgo de contagio para sus hermanos más pequeños. Ante ese estado de la enfermedad, sus padres, pensando en su curación y en aislarlo de sus hermanos, lo pusieron en manos de una mujer que vivía en Trelles y que decían poseía el secreto de la curación de aquel tipo de mal. En Trelles habría de estar el niño Calzada entre dos y tres años, lo que prueba lo seria que era la enfermedad.

En ese relato nos dice que Trelles era un «pintoresco pueblecito, situado algunos kilómetros al interior, sobre la margen izquierda del Navia». Añade: la estancia en él, «en plena naturaleza, subiendo y bajando por aquellos riscos, pescando truchas, zambulléndome en el cristalino río, asistiendo con delicia a las faenas del campo», hizo que «mis aficiones al bosque, a la montaña, al despeñadero, mi amor a los árboles, mi pasión por la naturaleza, se desarrollaron en mi, en aquella inolvidable aldea, con fuerza irresistible». Sin nada que frenase sus inclinaciones, en Trelles se sintió feliz.

Eso, que recordaba con gran satisfacción, nos lo presenta con el contrapunto del tiempo que había perdido para su formación. La estancia en la «inolvidable aldea», sin ningún tipo de obligación, consideraba, casi al final de su vida, que para su existencia de hombre civilizado, que debía instruirse con libros y con el ejemplo, el largo paréntesis de tanta libertad hubo de traerle «daños irreparables, dado que, lo que a esa edad se pierde, acaso no se recobra ni se compensa jamás».

 

 

Fuente: artículo extraído del libro de TRELLES Fiestas de SAN JUAN 1997, página 9 escrito por Rafael Anes Alvarez.
 

Atrás ] Principal ] Indice ] Siguiente ]

 

ir arriba

ULTIMA ACTUALIZACIÓN DEL ARCHIVO: Miércoles, 8 Junio, 2005 16:52

 


© by Carmageddon 2005
Página optimizada para una resolucion de 1024x768
(He cambiado la web para que cargue mas facil y no moleste tanto la vista,
si veis que no carga bien alguna pagina quizás debáis
actualizar vuestro navegador web, recomiendo que os bajéis el internet explorer 6, )
Cualquier comentario o sugerencia a: carmagedon54@iespana.es