Covadonga

 

Fuente.jpg (29968 bytes)

El agua atraviesa la piedra y fluye debajo de la Cueva

 

 

COVADONGA

 

La Montaña de la Santina

 

 

 

Un inmenso viaducto, que cruza las aguas de un pantano de faraónicas dimensiones, conduce al viajero a la moderna población de Riaño, centro turístico y cinegético enclavado en unas tierras declaradas Reserva Nacional de Caza. El viaducto brinda espléndidas panorámicas de las aguas remansadas de la cabecera del Esla, que desde finales de 1987, cuando se inauguró el polémico pantano, permiten aliviar la secular sed de los páramos castellanos.

 

Riaño.jpg (24205 bytes)

Embalse de Riaño

 

Riaño, población situada al noreste de la provincia de León, es una de las puertas que permiten acceder a las imponentes cadenas montañosas que se integran en los denominados Picos de Europa, cuyo nombre, según dicen los lugareños de la Liébana, recordaría a Europa, bella princesa fenicia, que habiendo sido raptada por un reyezuelo astur fue traída a lo más recóndito de estas abruptas peñas, de donde jamás pudo salir.

 

La construcción del inmenso embalse de Riaño supuso, en la década de los ochenta, una oleada de protestas del incipiente movimiento ecologista y de los amenazados vecinos del viejo Riaño y de otros ocho pueblos más que habrían de ser devorados por las aguas. Los primeros sentían una natural inquietud por la rotura del equilibro natural que la inmensa obra habría de producir; los segundos, que sabían que sus campos y casas desaparecerían para siempre, no podían sino protestar por ello. Hoy día, Riaño, superados los dilatados y polémicos tiempos de la construcción, es una población nueva, reconstruida, con todo lo que ello implica de ilusión y artificio.