EL GUADALQUIVIR EN CÓRDOBA

 

Julio Romero de Torres

 

 

 

 

 

La chiquita Piconera (1930)

Museo Julio Romero de Torres, Córdoba

 

 

 

Julio Romero de Torres, nacido en Córdoba, amó a su ciudad con especial intensidad. Ese es el motivo de que en muchas de sus obras este pintor utilizara, una y otra vez, distintas imágenes de Córdoba que quedaron inmortalizadas como paisajes de fondo de sus creaciones pictóricas.

Debe aclararse, no obstante, que es muy frecuente que las imágenes que Romero de Torres ofrece sobre su amada Córdoba no sean reflejos directos de la realidad, sino que nos muestran visiones simbólicas de diversos rincones de la ciudad, a veces claramente irreales, de modo que, por ejemplo, en una plaza puede situar una iglesia que realmente se ubica en un lugar distinto de Córdoba.

El pintor utilizó los paisajes unas veces reales y otros simbólicos de la ribera cordobesa del Guadalquivir en muchas de sus obras. Hemos seleccionado dos de ellas.

Para la primera, situada arriba, hemos elegido un detalle de "La chiquita piconera", obra inmortal y de plena madurez del autor. El espectador estaría situado en las inmediaciones del Alcázar y se le ofrece una bella perspectiva "renacentista"  del puente, la Torre de la Calahorra y el Campo de la Verdad. Sobre las aguas plateadas parece emerger la silueta del Molino de San Antonio.

 

 

 

Panneau (1912)

Colección particular, Madrid

 

Como segunda muestra hemos seleccionado su obra "Panneau". En ella, Julio Romero de Torres nos ofrece una bella imagen crepuscular de la ribera cordobesa del Guadalquivir, si bien en este caso la perspectiva que se nos brinda está claramente idealizada. El observador, ahora, debería estar aparentemente situado en el Campo de la Verdad, aguas arriba del puente, y estaría observando un Guadalquivir irrealmente majestuoso, cuyas aguas parecen más las de un sosegado lago que las de un río. El puente se manifiesta, igualmente, de una longitud desmesurada. Una imagen irreal, en suma, del Guadalquivir y de Córdoba, que se inserta en ese gusto de Romero de Torres por presentar las cosas no como son en la realidad sino como él las siente y las vive.

 

 

 

 

 

 

 

El Guadalquivir en Córdoba

Antiguas imágenes

David Roberts

Julio Romero de Torres

El Puente Viejo y la Albolafia