CARRION

 

Carrión de los Condes:

escultura medieval

 

 

 

Solo 6 kilómetros separan a Villalcázar de Sirga de la que fue en su momento la más importante poblaci6n medieval de la Tierra de Campos: Carrión de los Condes, importante bastión defensivo cristiano en aquellos tiempos de frecuentes ataques del Islam. Los Condes de Carrión, autores según la leyenda de la famosa "afrenta de Corpes" a las hijas del Cid, asentaban en esta villa la base de su poder feudal.

 

Carrión de los Condes, conocida como Lacobriga en tiempos romanos, alcanzó una época dorada de especial prosperidad al consolidarse como una de las ciudades atravesadas por el Camino Jacobeo, llegando a alcanzar una poblaci6n de 12.000 almas, muy superior a los menos de 3.000 habitantes con que hoy dia cuenta.

 

Carrion-1.jpg (23603 bytes)

Iglesia de Santiago. Friso escultórico

 

Dentro de los monumentos existentes en esta villa palentina sobresale por su especial calidad el friso escultórico que decora la portada de la Iglesia de Santiago. El edificio, de fabrica románica de los siglos XI y XII, fue practicamente arrasado en el siglo XIX durante la Guerra de la Independencia, si bien y milagrosamente se ha conservado la portada, en la que se reproducen personajes que representan los diferentes oficios medievales, y el friso al que antes nos hemos referido, que por su excepcional calidad es digno de figurar en los mas exigentes compendios de Arte Medieval.

 

Representa el Pantocrátor, Jesucristo en Majestad acompañado de los Evangelistas, con sus símbolos, y los Apóstoles. El autor supo trabajar su obra con especial finura y naturalismo en los ademanes de los personajes, algo no demasiado frecuente en la escultura románica que en general intenta representar un mundo simbólico y antinaturalista, quizas influida por la concepción filosófica de San Agustín. Para el Santo, que conocía la Teoría de las Ideas de Platón, la realidad era algo que se interponía entre el hombre y Dios, que es la única realidad verdadera. Por ese motivo, en las escuelas filosóficas alto-medievales se despreciaban las apariencias "materiales" en el arte. El arte religioso debía simbolizar la realidad que intentaba reflejar. Lo importante era la "idea", no la forma. Esa podría ser la causa de que las figuras románicas estén, en general, solamente apuntadas, sean esquemáticas. La Virgen o Jesucristo se representan, usualmente, en actitudes impasibles.

 

Carrion-2.jpg (41456 bytes)

Pantocrátor del friso de la iglesia de Santiago. Destaca el magnífico tratamiento de los pliegues de la túnica

 

Las imágenes del friso de la Iglesia de Santiago, por contra, están talladas con especial finura y detallismo, destacando, por ejemplo, el magnífico tratamiento de los pliegues de los vestidos. Su autor conocía las singularidades de la estatuaria clásica greco-romana.

 

Habrá que esperar al siglo XIII para que, con la llegada del arte gótico, se produzca el triunfo del realismo en la escultura. Quizás ahora, conocidas ya las ideas de Aristóteles, gracias a la recepción de las traducciones árabes, se piensa que podría ser bueno, en la medida en que son los "sentidos" los que nos ayudan a conocer, intentar plasmar el naturalismo y el realismo en las representaciones escultóricas. Asi, frente a las Vírgenes y Cristos impasibles del románico se reproducirán ahora por los artistas góticos Vírgenes amorosas que sonrien a sus hijos e imágenes de realista dureza en las que Jesús "sufre" en su muerte en la cruz. A partir del siglo XIII, con la recepción de las influencias góticas, se producirá la humanización del arte.

 

En Carrión de los Condes podrá el viajero contemplar uno de esos cristos góticos, del siglo XV, en el interior de la iglesia de Santa María de la Victoria o del Camino, asi como otra representación de la Virgen con el Niño, de arte románico y datada en el siglo XIII. En esta misma iglesia existe también otra buena fachada románica, con representaciones de toros, moros y doncellas esculpidas en las arquivoltas de la portada. Dice la leyenda que las representaciones hacen alusión al "Tributo de las Cien Doncellas", que los castellanos habían de pagar a los emires de Córdoba. Carrión se vio libre de esa pesada carga ya que, en el momento en que iban a proceder a la entrega de las doncellas, una manada de toros irrumpió de forma providencial contra los musulmanes, a los que hizo poner en fuga, respetando de forma milagrosa a los cristianos.

 

Se desconoce hasta que punto puede ser cierta la leyenda que habla del tributo anual de las cien doncellas, pero, sin duda, los emires y califas tuvieron como esposas o concubinas a muchas mujeres que procedían de las familias reales cristianas. Siempre según las leyendas, la intervención milagrosa del Apostol Santiago en la batalla de Clavijo, apoyando a los hombres de Alfonso II y derrotando a los ejércitos de Al-Andalus, habría liberado a los cristianos de esa pesada carga, haciendose por ello el Apostol acreedor de un tributo que todavia se recuerda hoy dia en la ofrenda que de forma tradicional hace a Santiago el Jefe del Estado español.

 

Entre otros monumentos todavía debe visitar el viajero, al menos, el Monasterio de San Zoilo, cuyos inicios se remontan al siglo XI y que actualmente, tras ser restaurado, se ha convertido en lujosa hospederia. Destaca en su interior el claustro de estilo plateresco y los sepulcros romanicos de los Condes de Carrión.